Dinero en gasolineras y causas en los tribunales por los billetes en la India

El Gobierno indio permitió que los ciudadanos consigan rupias en efectivo a partir de hoy en gasolineras de todo el país, al tiempo que el Tribunal Supremo (TS) le censuraba por las consecuencias de la retirada repentina de los dos billetes de mayor circulación, que ha dejado a la población casi sin dinero.

En una nueva jornada de colas frente a bancos y quejas por la falta de circulante en la economía, lo que ha supuesto una drástica reducción de la actividad comercial, un panel de jueces encabezado por el presidente del Supremo, T.S. Thakur, rechazó hoy amparar al Gobierno ante la avalancha de demandas ante los tribunales.

El TS, que hace unos días avaló la decisión del Gobierno, cuyo objetivo es acabar con el dinero negro, constató hoy que "el problema es serio" y la "gente está acudiendo a los tribunales superiores de Justicia en busca de socorro", y alertó de la posibilidad de "revueltas" ciudadanas.

Los jueces rechazaron la pretensión del Gobierno de poner freno a la presentación de nuevas demandas judiciales por la retirada de circulación de los billetes de 500 y 1.000 rupias (unos 7,5 y 15 dólares), los dos de mayor denominación, anunciada el pasado día 8 con sólo unas horas de antelación.

Al anunciar la medida, el Ejecutivo dio de plazo hasta el 30 de diciembre para que la gente deposite en sus cuentas bancarias los billetes retirados.

Los ciudadanos también pueden cambiar en las ventanillas de los bancos, pero hasta un máximo diario de 2.000 rupias (casi 30 dólares), y retirar de los cajeros automáticos 2.500 rupias al día, lo que ha provocado enormes colas desde entonces y ha dejado el mercado seco de billetes.

En paralelo, comenzó a dispensar billetes en una nueva denominación de 2.000 rupias, pero la escasez de circulante de valor intermedio hace que muchos comercios no los acepten, algo que llevó al Supremo a preguntar hoy al Gobierno por qué faltan incluso billetes de menor de denominación como los de 100 rupias.

En medio de esta situación, el Ejecutivo de Narendra Modi decidió incorporar hoy a la red pública de estaciones de servicio para ayudar a paliar la escasez de dinero líquido. Serán 2.500 gasolineras en una primera etapa y más adelante otras 20.000.

Las gasolineras aceptarán hasta el próximo 24 de noviembre los billetes ya sacados de circulación y además podrán operar como dispensadores de dinero en efectivo, con un máximo de 2.000 rupias del día.

El Ministerio de Petróleo confirmó hoy que ya se está dispensando efectivo en 686 estaciones de servicio de las petroleras Hindustan Petroleum, Bharat Petroleum y de la Corporación India de Petróleo, con acuerdos con el Banco Estatal de la India (SBI), una entidad de titularidad pública.

Las gasolineras públicas y el SBI "han dado un paso adelante para ayudar en algunos de los desafíos que encara el público con relación a la disponibilidad de moneda", indicó el ministerio.

Pese al anuncio, la inmensa mayoría de gasolineras de estas petroleras en la capital india no contaban hoy todavía con este servicio y según pudo constatar Efe muchos de sus gerentes aún no saben cuándo lo tendrán.

"El servicio se provee con máquinas del SBI y nosotros trabajamos con otro banco, así que no tendremos el servicio hasta que el Gobierno llegue a un acuerdo con ese banco", dijo a Efe un gerente de Bharat Petroleum, que pidió el anonimato.

Muchos ciudadanos vagaban de una estación a otra tratando de dar con el datáfono de SBI ante la falta de información sobre cuáles estaban ya haciéndolo, mientras que en las gasolineras donde sí había dinero aún no se registraban colas.

"En dos o tres días, quizá vea aquí una larga fila", comentó a Efe Rajendra Singh, gerente de una gasolinera dónde hoy sí se dispensaban billetes de 2.000 rupias a aquellos que se acercaban hasta allí con su tarjeta de crédito o débito.

El SBI le ha suministrado 100.000 rupias (1.500 dólares) para hacer las transacciones para el primer día y en poco más de una hora, con 43 clientes, casi había cumplido el cupo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.