CESE: Euskadi es el ejemplo mayor de que es posible una economía sostenible

El vicepresidente del Comité Económico y Social Europeo (CESE), el portugués Gonzalo Lobo, ha destacado hoy que Euskadi "es el ejemplo mayor de que es posible una economía más sostenible".

Lobo ha intervenido hoy en Bilbao en la presentación del dictamen del CESE -un organismo consultivo que representa a las organizaciones de trabajadores y empresarios, similar al CES vasco pero a nivel europeo- sobre "Nuevos Modelos Económicos Sostenibles".

El vicepresidente del CESE ha elogiado el modelo vasco de "cluster" -las asociaciones de empresas de un mismo sector-, que son "una referencia" de cooperación.

En la misma línea, el viceconsejero vasco de Economía, Alberto Alberdi, ha destacado tanto la experiencia de los "cluster" como la de las cooperativas, "un modelo de empresa inspirado en las personas y la comunidad. La cooperación es la seña de identidad de Euskadi y tiene un gran potencial de desarrollo", ha agregado.

El dictamen del CESE, hecho público en octubre pasado, presenta diez recomendaciones a la Unión Europea para afrontar los retos que se plantean con los nuevos modelos de economía circular y colaborativa y cómo hacerlas compatibles con la sostenibilidad.

"Los poderes públicos deben apoyar a los empresarios que innovan acogiéndose a estos conceptos, pero también deben mantener un espíritu crítico con respecto a sus intenciones y a su repercusión real", establece el dictamen, presentado hoy en Bilbao por su co-ponente, Carlos Trias.

De hecho, considera que el impacto real de los nuevos modelos económicos denominados sostenibles es cuestionable. Por ejemplo, los viajes compartidos en automóvil de larga distancia compiten directamente con el tren mas que con el uso individual del automóvil.

También cuestionan el paso de la propiedad al uso: por ejemplo, las empresas que ofertan el alquiler en vez de la venta de teléfonos inteligentes tienden a proponer a sus usuarios una renovación acelerada de los aparatos, no su reciclaje.

"La economía compartida plantea cuestiones importantes en materia de monopolización, protección de datos, legislación laboral, fiscalidad de los intercambios o competencia con los modelos económicos tradicionales, como sucede con las plataformas de alojamientos entre particulares", establece el dictamen.

Entre las propuestas a la UE está la de crear una estructura permanente dedicada a estos nuevos modelos económicos, crear grupos de trabajo entre las partes interesadas, garantizar el acceso a la financiación de aquellos que apliquen estos modelos y la realización de proyectos piloto mediante asociaciones público-privadas que permitan crear valor compartido.

Además de debatir sobre este dictamen, la jornada de hoy ha servicio para presentar la incorporación de Euskadi a la red internacional de "Nueva Economía e Innovación Social" (NESI), que trabaja por los modelos económicos sostenibles.

Clústeres como Aclima, Basque Environment Cluster, ayuntamientos como el de Vitoria o los integrados en Beterri-Buruntza, Desarrollo Local, Promoción Económica y Empleo comarcal, Andoain, Astigarraga, Hernani, Lasarte-Oria, Urnieta y Usurbil, universidades, empresas y fundaciones forman ya parte de esta red.

El próximo acto de la red NESI será un foro sobre nuevas economías y cambio climático que se celebrará en Vitoria el 9 de mayo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.