CE adopta normas para evitar que fondos de UE transiten por paraísos fiscales

La Comisión Europea (CE) adoptó hoy directrices para evitar que los fondos de la Unión Europea (UE) para el desarrollo transiten o se canalicen a través de los paraísos fiscales incluidos en la lista negra comunitaria.

Según precisó el Ejecutivo en un comunicado, la medida busca impedir que las ayudas económicas de la UE contribuyan "sin querer" a la evasión fiscal.

Así, las directrices deberían garantizar que los fondos de los Veintiocho para el desarrollo exterior y la inversión no pasen por entidades en países que forman parte del listado de la Unión Europea, que se actualizó por última vez este mismo mes para incluir a Bahamas, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos y las islas caribeñas San Cristóbal y Nieves.

También lo abandonaron Baréin, Santa Lucía y las Islas Marshall.

Las medidas aprobadas este miércoles aspiran a alinear los objetivos del club comunitario para hacer frente a la evasión "en el ámbito global" con las normas sobre el uso de fondos del Banco Europeo de Inversiones o el Fondo Europeo para el Desarrollo Sostenible.

En ese sentido, establecen la legislación aplicable sobre cómo la financiación de los Veintiocho debe emplearse respecto a los paraísos fiscales y la evasión fiscal, y proporciona información sobre cómo los socios del club comunitario deberían analizar los proyectos que incluyan países de la lista negra.

Esa evaluación incluye una serie de verificaciones para detectar riesgos de evasión en una entidad.

No obstante, para proteger la política de desarrollo de la UE, se permitirán excepciones cuando el proyecto se implemente en uno de los Estados del listado de paraísos fiscales y no esté vinculado al blanqueo de dinero, la financiación del terrorismo y el fraude o la evasión fiscal.

Igualmente, Bruselas instó a las instituciones financieras y otros organismos involucrados en la gestión del presupuesto de la Unión a revisar sus políticas internas sobre paraísos fiscales durante 2018.

"La Comisión no permitirá que los fondos de la Unión Europea contribuyan a la elusión fiscal global", declaró el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien añadió que las "contramedidas" deberían funcionar "como una llamada de atención".

El comisario alentó a los países miembros a tomar medidas de este tipo ya que, recordó, las sanciones relativas a la lista de paraísos fiscales están en manos de las capitales.

La primera lista negra de la UE sobre paraísos fiscales fue aprobada en diciembre 2017, con un total de 17 países, y en enero se redujo a nueve, cifra en la que permanece tras los cambios adoptados este mes.

Para elaborarla, el club comunitario evaluó el nivel de cooperación en materia fiscal de 92 jurisdicciones e instó a aquellas en las que detectó prácticas que favorecen la evasión de impuestos u opacidad fiscal a presentar compromisos de cambio en sus regímenes para evitar entrar en la lista.

En enero, la UE sacó de la lista a Panamá, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Barbados, Granada, Macao, Mongolia y Túnez, una decisión que le generó críticas por su laxitud, si bien la Unión siempre ha defendido que el objetivo no era penalizar a los países sino precisamente incitarles al cambio.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.