Brasil logra en enero su primer superávit fiscal tras ocho meses en rojo

Brasil obtuvo en enero un superávit fiscal primario de 27.913 millones de reales (unos 7.066 millones de dólares), tras cerrar los ocho meses anteriores con las cuentas en rojo, informó hoy el Banco Central.

El sector público de Brasil arrojó en enero su mejor saldo positivo para un mes como enero en los últimos tres años, superior a los 21.063 millones de reales (5.332 millones de dólares) que había registrado en el mismo período de 2015.

El balance fiscal primario (antes del pago de los intereses de la deuda) del primer mes de 2016 contrasta con la cifra negativa de 71.729 millones de reales (1.815 millones de dólares) anotada en diciembre pasado.

El balance fiscal en Brasil no mostraba un rumbo tan positivo para un mes desde noviembre de 2013, cuando el país consiguió un superávit de 29.745 millones de reales (7.530 millones de dólares).

De acuerdo con el Tesoro Nacional, el buen resultado de enero puede atribuirse al ingreso de 11.000 millones de reales (2.784 millones de dólares), fruto de una concesión de hidroeléctricas que se realizó el año pasado y que fue cobrada ahora.

Con la bonificación de los intereses, el déficit nominal de las cuentas públicas alcanzó en enero 28.305 millones de reales (7.165 millones de dólares).

En el acumulado interanual a enero pasado, el resultado fue deficitario en 104.400 millones de reales (26.430 millones de dólares), equivalentes al 1,75 % del Producto Interior Bruto (PIB).

Brasil encadenó en 2015 su segundo año consecutivo en rojo, que cerró con un déficit fiscal primario de 111.249 millones de reales (unos 28.164 millones de dólares), su peor resultado desde que en 2001 comenzó la actual serie estadística de medición.

Por eso, pese al buen desempeño de enero, las cuentas brasileñas continúan debilitadas frente lo que el Gobierno anunció la semana pasada un plan de recorte del gasto público equivalente a 5.780 millones de dólares para 2016.

Paralelamente, el Ejecutivo continúa tratando de aprobar en el Congreso un paquete de medidas de ajuste fiscal que lanzó el año anterior y que incluyen subidas de impuestos y un recorte de gastos, una receta con la que busca alcanzar un superávit primario equivalente al 0,5 % del PIB.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.