Bancos internacionales advirtieron de prácticas "poco ortodoxas" de BPA

Diversos bancos internacionales advirtieron entre los años 2007 y 2013 de que Banca Privada d'Andorra (BPA), intervenida el pasado año por blanqueo de capitales, llevaba a cabo operaciones "poco ortodoxas".

Entre los bancos que advirtieron de estas prácticas, que impedían conocer la procedencia del dinero de BPA, se encontraban JP Morgan, City Bank, UBS, Deutsche Bank, Société Générale o Banco Popular.

Por este motivo, en 2013 algunos de estas entidades dejaron de ser corresponsales de BPA.

Así se desprende de las actas del comité de prevención de blanqueo de BPA incluidas en la causa judicial abierta contra la entidad, según ha dado a conocer este martes el abogado Manuel Pujadas, que representa al gobierno del Principado en la querella criminal que el ejecutivo ha presentado contra diversos directivos de la entidad imputados en la causa.

Según la Agencia de Noticias Andorrana (ANA), en 2009 BPA también recibió una advertencia por parte de la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC), una entidad supervisora vinculada al Departamento del Tesoro norteamericano.

Pujadas ha indicado que estos avisos estaban relacionados con supuestos tratos con casas de cambio suramericanas y relaciones con el entorno de Gao Ping, Petróleos de Venezuela y con el caso Petrov.

Sin embargo, ha dicho el abogado, BPA no sólo no cambió su operativa -no fue hasta 2013 cuando dejó de trabajar con casas de cambio-, sino que tampoco informó ni a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIFAND) ni al Instituto Nacional Andorrano de Finanzas (INAF) sobre las advertencias recibidas.

La querella que el gobierno andorrano ha presentado hoy contra el exconsejero delegado de BPA, Joan Pau Miquel, y once directivos más tiene como objetivo personarse como acusación particular, teniendo en cuenta que la crisis del banco ha puesto en riesgo "dinero de ahorradores, el funcionamiento de una entidad, la plata financiera, las instituciones políticas del país y el interés general".

El abogado del gobierno, Manuel Pujadas, ha asegurado que el ejecutivo "no actúa por venganza" contra los hermanos Cierco, sino por los riesgos que ha provocado la crisis financiera.

La querella también pide a la juez del caso que interrogue a los hermanos Cierco, ya que hasta ahora no han declarado, a pesar de ser socios mayoritarios de la entidad y miembros del comité de auditoría y control del banco.

Aunque Pujadas ha admitido que no tienen elementos suficientes para querellarse, considera que se tiene que aclarar "si podían no saber lo que estaba pasando".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.