Atlantia valorará el impacto negativo de las comunicaciones del Gobierno

La concesionaria italiana Atlantia informó hoy de que ha iniciado un proceso para evaluar el impacto negativo que tiene en el grupo y en los accionistas la exteriorización constante por parte del Gobierno italiano de noticias relacionadas con su filial, Autostrade per l'Italia, y el siniestro en Génova.

Atlantia, que compró junto a la constructora ACS la concesionaria española Abertis, es matriz de Autostrade per l'Italia, la empresa responsable de la gestión y mantenimiento del puente que el 14 de agosto se derrumbó, causando 43 muertos.

El Gobierno italiano ha acusado a Autostrade de no realizar los controles pertinentes, después de que se conociera que estaba afianzando el pavimento del viaducto y que ingenieros y expertos habían criticado en diversos informes el estado de la infraestructura.

Las acusaciones, sin embargo, se han realizado antes de que la Fiscalía de Génova concluya la investigación que está en curso para esclarecer lo sucedido.

El ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, pidió un día después del suceso a los directivos de Autostrade que dimitieran y su ministerio ha constituido una comisión inspectora paralela para que realice otra investigación sobre las causas.

Por su parte, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció que el Gobierno iniciaba un proceso para estudiar la posible revocación de la concesión de Autostrade en la autopista A10 en la que se encontraba en puente.

A todo ello se suma que el 20 de agosto, Autostrade recibió una carta del Ministerio de Infraestructuras en la que se le concedía un plazo de 15 días para presentar alegaciones y ofrecer explicaciones sobre su actuación previa al siniestro.

Atlantia ha sufrido en estos días los efectos de estas comunicaciones, la semana pasada llegó a desplomarse más de un 22 % y ha tenido problemas varios días hasta poder marcar precio al inicio de las sesiones en la bolsa de Milán.

El consejo de administración de Atlantia celebró hoy una reunión extraordinaria en la que valoró esta situación.

"En relación a la carta enviada por parte del Ministerio de Infraestructuras a Autostrade, el consejo de administración de Atlantia ha iniciado el análisis relativo al impacto de esta misiva en los instrumentos financieros del grupo", informó Atlantia en un comunicado.

"El consejo también ha iniciado la valoración de los efectos de las continuas exteriorizaciones y de las difusiones de noticias sobre la sociedad, teniendo en cuenta su condición de empresa que cotiza en bolsa, para proteger de la mejor manera posible al mercado y a los ahorradores", añadió.

El consejo de administración de Atlantia también analizó las medidas que ha anunciado Autostrade para afrontar la situación, como la movilización de un fondo de 500 millones de euros para reconstruir el puente en ocho meses y asistir también a las familias afectadas.

Finalmente, Atlantia confirmó que continuará colaborando con las autoridades para superar la emergencia.

A falta de media hora para el cierre de la Bolsa de Milán, Atlantia bajaba este miércoles un 3,97 % y sus acciones se intercambiaban a 18,15 euros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.