Arranca el lunes el juicio por las aportaciones voluntarias de Fagor

El juicio por la demanda colectiva presentada por más de 900 exsocios cooperativistas de Fagor Electrodomésticos contra la Corporación Mondragón, a la que reclaman 47 millones de euros por las aportaciones voluntarias y préstamos mercantiles depositados en la cooperativa quebrada en 2014, arrancará el próximo lunes en el Juzgado de Bergara (Gipuzkoa).

El juicio, que se ha señalado en cuatro jornadas la semana que viene, comenzará con el testimonio de Arantxa Laskurain, secretaria general de la Corporación Mondragón, y las de los expresidentes de el grupo José María Aldekoa y Txema Guisasola, quien también fue máximo responsable de Fagor Electrodomésticos.

La responsable de finanzas de la Corporación, Belén Kortabarria, y el exdirector general de Fagor Fabian Bilbao también están citados a declarar el lunes, según han informado las organizaciones demandantes, Ordaindu y Eskuratu.

Estas asociaciones reclaman 47 millones de euros a la Corporación Mondragón al entender que los socios fueron inducidos "con informaciones engañosas" a mantener sus ahorros en Fagor Electrodomésticos y Edesa "a pesar de que los responsables del conglomerado de cooperativas conocían que las dos empresas estaban abocadas al cierre".

La Corporación Mondragón, por su parte, rechaza estos argumentos y asegura que no tienen ninguna responsabilidad en la crisis de Fagor Electrodomésticos y Edesa, al tiempo que destaca que los socios que ahora demandan al grupo "tenían pleno conocimiento de las decisiones y riesgos empresariales de sus cooperativas".

La corporación ha indicado, en un comunicado, que no es un holding empresarial en el que la matriz ejerza un control efectivo sobre las cooperativas, sino que "es una asociación de distintas cooperativas autónomas y soberanas".

Mondragón ha insistido en que cada una de las cooperativas "es responsable de su propia gestión y de desarrollar su actividad empresarial con la mayor eficacia posible" y ha recordado que los mecanismos de solidaridad "no son ilimitados, ni una garantía de viabilidad de cooperativas no viables".

La corporación manifiesta que "no tiene sentido" reclamarle la devolución de las cantidades que los socios aportaron individualmente a su propia cooperativa cuando el grupo "es el principal acreedor de las sociedades concursadas y, por tanto, el principal perjudicado".

Otros dirigentes del grupo, como el expresidente Javier Sotil y el actual presidente de Eroski, Agustín Markaide, citado como presidente del Congreso en el que se decidió aportar una ayuda de 70 millones de euros a Fagor Electrodomésticos, declararán el martes, así como el expresidente del Consejo Rector de la cooperativa, Javier Retegi, y la antigua vicepresidenta Ana María Beristain.

El miércoles testificará el último presidente del consejo rector de Fagor, Xabier Bengoetxea, así como Sergio Treviño, director general de la cooperativa en el momento de la quiebra y que posteriormente se incorporó al grupo argelino Cevital, que se hizo con los activos de la empresa en Francia y con la marca Brandt.

En la última jornada, el 10 de mayo, está previsto que las partes presenten sus conclusiones.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.