La fórmula para cobrar pensiones más altas

La jubilación flexible permite compatibilizar las pensiones con un trabajo a tiempo parcial para recibir mayores prestaciones

Mantener el poder adquisitivo cuando llega la etapa de la jubilación es uno de los objetivos de los futuros pensionistas, pero no todos lo consiguen.

A los que no llegan a fin de mes o a los que quieren aumentar sus respectivas pensiones para conservar el nivel de vida que tenían en su etapa activa, la Seguridad Social les permite acogerse a la jubilación flexible que consiste en que los jubilados puedan compatibilizar el cobro de una pensión con un trabajo a tiempo parcial.

Publicidad

De esta manera el jubilado puede ampliar las cotizaciones a la Seguridad Social y cuando decida finalizar su carrera laboral definitivamente se le recalculará la pensión de jubilación en función de las nuevas aportaciones realizadas durante ese tiempo.

"Es un buen sistema porque las nuevas cotizaciones se tendrán en cuenta para mejorar la pensión y también se recalcula el porcentaje aplicable a la base reguladora", señala Enrique Devesa, profesor de la Universidad de Valencia e investigador del IVIE.

En su opinión, "todo lo que sea ampliar las posibilidades de compatibilizar trabajo y pensión me parece bien. Creo que es una fórmula que debería potenciarse aún más".

Otra de sus ventajas, es que "permite no desvincularte del mercado laboral aún habiendo accedido a la jubilación previamente”, argumenta Miguel Ángel Menéndez, director del área de Wealth de Mercer España.

Publicidad
Publicidad

Los grandes beneficiados

Los más favorecidos por esta fórmula son "aquellos que optaron por la jubilación anticipada y sus pensiones fueron penalizadas en función del tiempo adelantado respecto a la edad ordinaria de jubilación", apunta Isabel Casares, secretaria general de la Organización de Consultores de Pensiones (Ocopen).

Otros de los beneficiados son aquellos con carreras cortas que tienen pensiones bajas porque han cotizado pocos años. "El resultado de acogerse a este sistema es que van a poder aumentar la cuantía de la pensión, si bien tienen que estar en activo durante un periodo de tiempo", señala Devesa.

También es positivo para aquellos jubilados que desean seguir en activo, pero sin comprometerse a cumplir una jornada laboral de 40 horas semanales.

Cómo afecta a las pensiones

Durante el tiempo que el pensionista esté acogido a la jubilación flexible, el importe de su pensión se reducirá de forma inversamente proporcional a la reducción de la jornada de trabajo.

Fuentes del Instituto de BBVA Pensiones ponen un ejemplo: Si la jornada laboral en el nuevo trabajo se redujese en un 40 por ciento sobre la jornada a tiempo completo, la pensión por jubilación flexible sería del 40 por ciento de la que le hubiera correspondido si no se hubiera acogido a esta fórmula, es decir un 60 por ciento menos.

Publicidad

Cambios en la pensión definitiva

Cuando el trabajador deja la jubilación flexible y vuelve a la jubilación total se restablece el cobro íntegro de la pensión después de recalcular su cuantía.

Esto es, primero se calcula otra vez la base reguladora mediante el cómputo de las nuevas cotizaciones y aplicando las reglas vigentes en el momento del cese en la actividad.

Si el nuevo cálculo genera una reducción del importe de la base reguladora anterior, se mantendría la pensión inicialmente reconocida, y se aplicaría las revalorizaciones producidas en el periodo en el que el pensionista se acogió a la jubilación flexible. También se tendrán en cuenta las cotizaciones efectuadas durante ese periodo.

Requisitos

Para acogerse a la jubilación flexible los jubilados tiene que cumplir una serie de requisitos, entre ellos que pueden realizar varios trabajos siempre que el total de la jornada no supere el 50 por ciento de una jornada completa.

Además, el contrato que suscriban tiene que ser parcial, con una reducción de jornada de entre un 25 y un 50 por ciento, y los trabajadores tienen que ser por cuenta ajena. No pueden ser autónomos ni trabajar en el sector público.

Publicidad

Según fuentes del Instituto de BBVA Pensiones, "un trabajador autónomo que se jubila podría acogerse a la jubilación flexible, pero el nuevo trabajo que compatibilizará con la jubilación flexible debe de ser por cuenta ajena".

Además, en el tiempo que dure el contrato a tiempo parcial cotizará aplicando las mismas reglas que las exigidas a cualquier otro trabajador.

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines: no te decepcionaremos. También puedes añadir el periodismo de finanzas.com a tus redes sociales y apps. Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de