Jubilarse a los 64 años aún es posible

Los trabajadores que deseen adelantar su edad de retiro tienen que apresurarse, ya que el Gobierno prevé este año penalizar aún más la jubilación anticipada

Acercar la edad real de jubilación, que en España ronda los 64,5 años, a la edad legal, que este año está establecida en los 66, es una de las metas que se ha propuesto lograr José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, para hacer sostenible el sistema público de pensiones.

Por ello, jubilarse anticipadamente es cada vez más 'caro' y difícil para aquellos trabajadores que no desean prolongar su actividad laboral hasta la edad legal de retiro, pero no es imposible. Al menos por ahora.

Los trabajadores por cuenta ajena o autónomos que hayan cotizado 37 años y tres meses o más pueden jubilarse a los 65 años cobrando el cien por cien de su pensión. Además, aquellos que quieran acogerse a la jubilación anticipada voluntaria pueden hacerlo si tienen 64 años y cumplen una serie de requisitos.

Entre ellos, haber acumulado, como mínimo, 35 años de cotización a la Seguridad Social y que el importe de la pensión que vayan a recibir sea superior a la pensión mínima. En 2021, la cuantía mínima de las prestaciones de jubilación para un titular de más de 65 años con cónyuge a cargo es de 851 euros mensuales.

Una decisión cara

Pero retirarse antes de tiempo puede salirle caro al futuro jubilado, ya que su pensión se vería penalizada por coeficientes reductores.

Son porcentajes que se reducen de la prestación por cada trimestre que se anticipe la jubilación y su aplicación dependerá de los años cotizados a la Seguridad Social.

  • Si el periodo cotizado es menor de 38 años y 6 meses, el coeficiente de reducción trimestral es del 2%.
  • Sube al 1,875% si el tiempo cotizado va de entre 38 años y seis meses a 41 años y seis meses.
  • Alcanza el 1,750% si oscila entre 41 años y 6 meses y 44 años y 6 meses.
  • Y el 1,625% si supera los 44 años y 6 meses.

“Estos coeficientes pretenden compensar el hecho de que aquellos que se jubilan con antelación van a percibir la pensión durante más años, por lo que la cuantía mensual deberá ajustarse a la baja para hacer equivalente el monto global”, apuntan fuentes del Instituto BBVA de Pensiones.

Publicidad
Publicidad

Se avecinan cambios

Todos estos requisitos vigentes por el momento cambiarán cuando el Gobierno apruebe la reforma de las pensiones que está diseñando, prevista para este año.

Con ella pretende establecer una serie de medidas para alinear la edad efectiva a la edad legal de retiro tendentes a incrementar los incentivos a la jubilación demorada y penalizar sistemas de jubilación anticipada.

Esta penalización la abordará de dos maneras. La primera es 'castigando' más la jubilación anticipada de los trabajadores con salarios más altos que pueden acceder a la pensión máxima.

Publicidad

La propuesta consistiría en aplicar el coeficiente reductor para penalizar la jubilación anticipada sobre el importe de la pensión, en lugar de aplicarlo a la base reguladora, lo que supondría un mayor recorte en la pensión a percibir.

La segunda estrategia es penalizar con mayores coeficientes reductores los primeros años y los últimos a los que se puede optar al retiro anticipado.

En el primer caso se busca que el trabajador no se retire en cuanto pueda hacerlo. En el segundo, que le compense esperar unos meses más hasta alcanzar la edad legal de jubilación.

Publicidad

Estas medidas, a juicio de Enrique Devesa, miembro del Grupo de Investigación en Pensiones y Protección Social de la Universidad de Valencia, conseguirán el objetivo que se plantea José Luis Escrivá de hacer equitativo y sostenible el sistema público de pensiones.

Reconoce que actualmente la penalización que se aplica al retiro anticipado es “bastante elevada”, por lo que si se incrementa más “será beneficioso para el sistema de pensiones. Si, además,  los coeficientes reductores se aplican sobre la pensión y no sobre la base reguladora, como se hace ahora, eso perjudicará a los que cotizan por la base de cotización más alta, lo que es bueno para el sistema”.

Por su parte, Isabel Casares, secretaria general de la Organización de Consultores de Pensiones (Ocopen), considera que para que estas medidas sean efectivas el Gobierno tendría que estudiar las causas que están originando las jubilaciones anticipadas.

Publicidad

Muchas de ellas, en su opinión, se derivan de que hay empresas  que potencian bajas incentivadas y prejubilaciones a edades muy tempranas de sus trabajadores, “lo que perjudica al sistema público de pensiones”.

En portada

Noticias de