Jubilación

Jubilación: ¿Cómo salvar las pensiones?

Implantar la jubilación voluntaria a partir de una edad mínima y hacer compatible la pensión con el trabajo son algunas medidas ‘innovadoras’ que los expertos recomiendan introducir en la reforma de las pensiones

La Comisión del Pacto de Toledo estudia computar toda la vida laboral para calcular las pensiones
La Comisión del Pacto de Toledo estudia computar toda la vida laboral para calcular las pensiones

La reforma de las pensiones cada vez está más cerca. La Comisión del Pacto de Toledo ultima sus recomendaciones para dotar de viabilidad al sistema, y podrían presentarlas en las dos próximas semanas, según fuentes de la comisión.

Entre las recomendaciones que barajan destacan aplicar el factor de sostenibilidad ajustando la pensión a la esperanza de vida, reducir la tasa de sustitución y sacar los gastos no contributivos de la Seguridad Social e integrarlos en los Presupuestos Generales del Estado.

Pero los expertos van más allá y, junto a las anteriores medidas, proponen incluir otras más innovadoras que logren garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones.

¿Qué más leer?

¿Cuánto cuesta jubilarse antes de tiempo?

Entre ellas, Óscar Arce, director de economía y estadística del Banco de España, destaca vincular la edad de jubilación al incremento de la esperanza de vida, ya que “tiene sentido alargar la vida laboral si uno espera vivir más”.

Esta medida supondría una reducción de costes del uno por ciento del PIB por cada año de retraso.

Otra de sus propuestas es mantener el carácter contributivo del sistema para que haya una relación adecuada entre lo que aportan los trabajadores y lo que reciben cuando se retiran.

¿Qué más leer?

Jubilación. ¿Cómo afectará el cómputo de toda la vida laboral a las pensiones?

Además, en su opinión, la reforma del sistema de pensiones debe formar parte de reformas estructurales que permitan el crecimiento de la economía en su conjunto, ya que “el sistema de pensiones es un elemento fundamental del sistema económico”.

Universal, contributivo, solidario y sostenible

Por su parte, Javier Díaz-Giménez, profesor de economía del IESE, reconoce que la reforma del sistema es necesaria y urgente porque el pacto generacional en las pensiones se ha quedado anticuado: “Lo ha destruido la demografía y hay que cambiarlo por otro más equitativo, que sea contributivo y creíble para la ciudadanía”.

Este nuevo sistema tendría que preservar, en su opinión, el reparto y los derechos adquiridos, es decir “no empeorar los derechos de los pensionistas actuales”. 

¿Qué más leer?

El aumento del déficit contributivo de la Seguridad Social puede penalizar las pensiones

“Se trataría de un sistema universal y único para todos los trabajadores, contributivo, solidario, sostenible y técnicamente creíble”, asegura.

El experto en pensiones del IESE aboga por avanzar hacia una pensión básica de reparto universal y obligatoria, que cada trabajador pueda complementar a través de un sistema de capitalización.

Además, considera la que jubilación debería ser voluntaria a partir de una edad mínima y compatible con las rentas del trabajo. Lo que en su opinión “es fácil de conseguir”.

Al igual que Óscar Arce, cree que la nueva reforma de las pensiones no se entendería sin una reforma integral del mercado laboral y del sistema educativo.

Retrasar el retiro

Otra medida que tendría que integrar la nueva reforma de las pensiones es retrasar la edad de la jubilación, asegura José Antonio Herce, presidente del Foro de Expertos del Instituto BBVA de las Pensiones, ya que así se “podrían cobrar pensiones más elevadas”.

Con esta fórmula, que también apoya el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, José Antonio Herce se opone al criterio de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien afirmó la semana pasada que el retraso en la edad de jubilación frena la incorporación de los jóvenes al mercado laboral.

“Retrasar la edad de jubilación no supondrá ningún problema para el empleo de los jóvenes”, asegura Herce.

También propone cambiar las fórmulas con las que se calcula la jubilación y se actualizan las pensiones, ya que las existentes “favorecen a los trabajadores pero van contra el sistema”. Para sustentarlo recomienda tener en cuenta toda la vida laboral del trabajador para calcular su pensión.

Un sistema en déficit

En los últimos 10 años las cuentas de las pensiones arrastran un déficit continuado que asciende a 116.640 millones de euros. También la hucha de las pensiones está en caída libre y solo quedaban a principios de año 2.150 millones de euros, una cifra muy alejada de los máximos de 66.815 millones que atesoraba en 2011.

¿Qué más leer?

Jubilación. El Gobierno premia alargar la vida laboral

Por ello, la reforma de las pensiones es, según los expertos, ineludible para dar futuro a un sistema que ahora se pasea por la cuerda floja.

El remozado sistema que salga de la reforma debería ser, a juicio de Javier Díaz-Giménez, “un sistema mixto, principalmente público de reparto, pero con elementos de capitalización”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.