Repsol rearma el ataque. Comprar ahora para ganar un 30%

Repsol conquista la cota psicológica de los 10 euros con la subida del petróleo y mejora sus perspectivas de rebote

El rebote del petróleo tras calmarse el miedo a la variante ómicron posibilitó el ataque de Repsol a la cota psicológica de los 10 euros por acción.

El grupo que dirige Josu Jon Imaz lleva más de un mes enfrascado en esta batalla, pero los analistas consultados por finanzas.com son optimistas de cara a la recta final del año.

Publicidad

El consenso de expertos de finanzas.com calcula un precio objetivo para Repsol de 12,88 euros, lo que arroja un potencial alcista de casi el 30 por ciento.

Además, la cotización se ha estabilizado tras las últimas caídas y la compañía está a un paso de recuperar niveles técnicos importantes que podrían impulsar más la cotización del grupo.

Igualmente, Repsol siguió haciendo de la remuneración a los accionistas un fortín y proyecta para los próximos doce meses una rentabilidad por dividendo del 6,5 por ciento, lo que coloca al grupo a la altura de Banco Santander, Telefónica y Caixabank.

En la medida en que el crudo siga al alza y cotizando por encima de los 50 dólares y la deuda siga bajo control, el dividendo de Repsol es sostenible, tal y como recoge el plan estratégico de la petrolera.

Publicidad
Publicidad

El sector y Repsol, pendientes del crudo

Si bien la preocupación por la variante ómicron forzó las últimas caídas, el petróleo Brent hizo un suelo en el entorno de los 70 dólares y está a punto de recuperar la media de 200 sesiones, un importante soporte de largo plazo.

De esto depende la remontada de Repsol y la sostenibilidad de lo dividendos en el sector petrolero.

“Seguimos siendo optimistas sobre las perspectivas del precio del petróleo hasta 2022, ya que creemos que la demanda continuará mejorando el próximo año a medida que bajen los inventarios y las reservas estratégicas", dijeron los analistas de Bloomberg Intelligence

De hecho, la variante ómicron y la liberación de reservas estratégicas pueden empujar a la OPEP+ a considerar hacer una pausa en el aumento de su producción mensual en enero, añadieron las mismas fuentes.

Aunque el crudo todavía está lejos de los niveles alcanzados antes de la pandemia, lo también es verdad es que el mercado se ha sacudido el miedo a ómicron, tal y como avanzó finanzas.com.

Publicidad

REPSOL (REP)REPSOL (REP)

0,040,23 %
14,99

Opciones de rebote para Repsol

Desde el punto de vista técnico, tras las últimas caídas, la cotización de Repsol encontró un soporte importante en los 9,6 euros, dijo el jefe de análisis de la revista INVERSIÓN y finanzas.com, Josep Codina.

Ahora, “necesitaría recuperar la media de 200 sesiones para poder tener un patrón de vuelta alcista”.

Este nivel se encuentra actualmente en los 10,3 euros, a una distancia de apenas el 3 por ciento, lo que supone un objetivo muy asequible para Repsol si la recuperación del crudo tiene continuidad.

Publicidad

Superar la media de 200 sesiones dejaría a Repsol con una formación de “estructura de doble suelo menor, y si la confirmara podría haber puesto fin a la corrección que inició desde los máximos de diciembre”, añadió Codina.

Más arriba, Repsol se encontraría con una resistencia intermedia en los 10,5 euros, apuntó José Luis Herrera, analista en Banco de Inversión Global (BIG). Pero el siguiente objetivo serían ya los 11,5-11,7 euros.

La ruta alcista parece clara y Repsol tiene los mimbres para rearmar el rebote. Por abajo, la zona de peligro que la cotización no debería perder son los 9,6 euros.

Repsol se prepara para abandonar el mercado ruso

Además, el flujo de noticias en las últimas sesiones tampoco trajo ninguna sorpresa que pudiera comprometer el rebote de Repsol.

El lunes se supo que la petrolera se prepara para abandonar el mercado de Rusia antes de que acabe el año, dentro de la línea que estableció en su Plan Estratégico 2021-2025 de centrar la actividad en las áreas más competitivas y abandonar las actividades más contaminantes.

Publicidad

Para ello, venderá a un precio simbólico su participación en Evrotek Yugra y ASB Geo. Se trata de inversiones que podrían alcanzar los 260 millones de euros, aunque es poco probable que la petrolera recupere algo de este dinero.

La decisión del grupo de avanzar hacia la neutralidad de carbono para 2050 es firme, aunque precisamente esta política es uno de los puntos que generan dudas entre los inversores.

La principal duda viene por el debate de los que “hablan sobre la bondad o no de invertir en las energías alternativas, o por el contrario, dedicar esas inversiones a pagar más caja a los accionistas”, dijo Víctor Peiro, director de análisis de GVC Gaesco Valores.

Pero a Repsol le está dando para atender ambos frentes.

En portada
Publicidad
Noticias de