Shell aumenta el dividendo por el alza del crudo y marca el camino a Repsol

La petrolera española ha prometido destinar a remuneración al accionista todo el exceso de caja que genere sobre lo presupuestado en el plan de negocio

La compañía Shell, primera petrolera europea en presentar sus resultados, ha anunciado un incremento del dividendo y un programa de recompra de acciones ante la subida de los precios del crudo. En este sentido, cabe preguntarse si Repsol seguirá su ejemplo cuando le toque rendir cuentas con el mercado, el próximo 17 de febrero.

En concreto, el programa de recompra de acciones de Shell se elevará hasta los 8.500 millones de dólares; mientras que el incremento del dividendo será del 4 por ciento anual.

Publicidad

Se trata de una medida con la que la dirección pretende revertir el recorte del dividendo emprendido en 2020, durante los primeros embates de la crisis del coronavirus, y que se adopta tras presentar unas cuentas que batieron las previsiones de los analistas.

Un anticipo para el resto del sector

Los analistas han interpretado estas buenas noticias dadas por Shell como un anticipio de lo que podría ocurrir con el resto de petroleras europeas cuando presenten sus cuentas relativas al ejercicio 2021.

En el caso de Repsol, los expertos son optimistas. “Las cuentas de Repsol van a ser realmente buenas y se va a volver a sobrepasar el ‘guidance’ que ya revisaron al alza en 2021. Específicamente, el 'guidance' preveía unos 6.700 millones de euros en ebitda y nosotros creemos que van a llegar a los 6.950 por el alza del petróleo, del precio del gas y el margen del refino”, explica Luis Padrón, el analista de Renta 4 que sigue el valor.

Además, lo cierto es que la compañía ha prometido al mercado que dedicará todo el exceso de caja que se genere sobre lo presupuestado en el plan de negocio a mejorar la retribución al accionista (al menos, parcialmente).

Publicidad
Publicidad

¿Subirá Repsol el diviendo?

Por eso, los expertos de Bankinter creen que “la petrolera podría realizar programas de recompra de acciones adicionales o subir el dividendo, en cuyo caso, el pago podría superar el euro por acción en 2025".

De hecho, el objetivo de la petrolera ya es que la retribución al accionista sea de al menos 1 euro por acción en 2025, incluyendo el pago en efectivo y la recompra de acciones.

Si bien, lo cierto es que Repsol ya subió el dividendo coincidiendo con la presentación de los resultados del tercer trimestre de 2021.

En concreto, elevó un 5 por ciento el ‘cash dividend’ a pagar en 2022 hasta situarlo en 0,63 céntimos en efectivo y anunció una recompra de 75 millones de acciones, representativas del 5 por ciento del capital, aproximadamente.

La prudencia caracteriza la política de remuneración al accionista de Repsol

Por eso, Padrón cree que el posible incremento del dividendo no llegará en la próxima presentación de resultados sino, quizá, más adelante.

“La mejora del dividendo es muy reciente. Si vuelven a subirlo, lo harán para los resultados de 2022”, apunta Padrón.

Publicidad

“Repsol tiene una actividad cíclica y es una compañía súper prudente. La anterior ocasión, esperó a que prácticamente no quedaran más que tres meses del año para anunciar la subida del dividendo relativa a ese ejercicio. Así que, de cara a 2022, hará lo mismo. De mejorarlo, lo dejaría para finales de año”, añade este experto.

Un escenario de precios del petróleo propicio para Repsol

Suba o no el dividendo, lo cierto es que el escenario de precios de la energía es propicio para la compañía gestionada por Josu Jon Imaz que, en este contexto, sube un 10,16 por ciento en bolsa en lo que va de año.

Y no hay visos de que la situación vaya a darse la vuelta en los mercados de energía.

Publicidad

“Las tensiones geopolíticas en Europa del Este y en Oriente Medio, así como el clima gélido en los Estados Unidos, también respaldan a los precios del crudo, que amplían sus ganancias por encima de los 90 dólares por barril después de romper este nivel clave por primera vez desde 2014”, escribe Sergio Ávila, analista de IG Markets.

En este contexto, Goldman Sachs ya ha proyectando que el petróleo alcance los 100 dólares por barril este año. 

61 por ciento de analistas recomienda comprar Repsol

Así las cosas, el consenso de analistas de Bloomberg es bastante optimista con la acción de Repsol.

El 61,1 por ciento recomienda comprar, el 33,3 por ciento mantener y solo un 5,6 por ciento vender.

En cuanto al precio objetivo a doce meses, lo sitúan en 12,82 euros, lo que le da un potencial de retorno del 11,5 por ciento.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de