Repsol despeja el camino hacia los máximos anuales

Repsol supera la media de 200 sesiones y acelera el rebote. Era la señal que estaban esperando los analistas

Las acciones de Repsol encadenaron una racha de cuatro sesiones al alza que llevó la cotización hasta los 10,51 euros.

Tal y como explicó finanzas.com, la petrolera tiene un potencial alcista superior al 30 por ciento, rebote que se puede ver estimulado tras superar el precio la media de las 100 y las 200 últimas sesiones.

Publicidad

Ambas referencias, situadas en torno a los 10,43 euros, actúan ahora como soporte dinámico para los títulos de Repsol, que se anotan un 27 por ciento en lo que llevamos de año. Esta era la señal que estaban esperando los analistas para confirmar el giro alcista de la petrolera.

La irrupción de la variante ómicron tumbó los precios del petróleo hasta los 70 dólares, aunque la recuperación posterior hasta los 78 dólares dio margen a las petroleras.

En el caso de Repsol, la presión bajista no fue más allá de los 10 euros, con los analistas convencidos por la subida del dividendo y la revisión al alza de las guías de negocio.

Mejora las perspectivas fundamentales para Repsol en 2022

De acuerdo con el consenso de analistas de finanzas.com, Repsol reportará el año que viene un ebitda ajustado de 7.263 millones de euros, lo que supondrá un incremento interanual del 10 por ciento.

De cara a 2022 “seguimos siendo positivos en el valor”, dijo Luis Padrón, analista de Renta 4 Banco. En particular será buen el año de la división industrial, gracias a la mejora en el margen de refino.

Publicidad
Publicidad

“Repsol rompe al alza un doble suelo que nos da una proyección de subida hasta los máximos del año en los 11,45 euros”

Manuel Pinto, analista de XTB

También será el año en el que el grupo decida qué hacer con su división de energías renovables, aunque las perspectivas son algo más inciertas. La petrolera reactivó la venta de una participación minoritaria en el negocio a principios de diciembre.

En noviembre del año pasado, en plena salida de la pandemia, la compañía dio un plazo de año y medio para concretar los planes para esta filial verde. Está por ver si al final la petrolera consigue los 1.000 millones que pretende por el 25 por ciento.

El problema es que el apetito por las renovables se desinfló en 2021, como prueba el frustrado estreno en bolsa de Opdenery y Capital Energy.

Lejos de calmarse las aguas, el maremoto en bolsa con estas energías todavía persiste, según explicó Social Investor. De hecho, las cotizadas de energías renovables pierden casi 32.000 millones de capitalización desde los máximos de enero, todo un desierto bursátil.

Publicidad

El dividendo como motor de las subidas en Repsol

Con todo, uno de los motores de Repsol en la recta final del año fue la subida del dividendo. Incluidas las recompras, los analistas de Deutsche Bank calcularon una rentabilidad por dividendo del 7,8 por ciento, muy por encima del 4,8 por ciento del sector.

“La generación de caja libre, junto a la rentabilidad por dividendo y el potencial de revalorización hace que sigamos apostando por la compañía”, dijo Padrón.

De hecho, la rentabilidad por dividendo de Repsol, que alcanza el 5,6 por ciento excluidas las recompras, permite al grupo que dirige Josu Jon Imaz codearse en remuneración al accionista con los gigantes de la banca española.

Para los analistas de Bankinter, este dividendo es sostenible por el incremento del petróleo y por el control de la deuda.

Además, como apuntó Padrón, la compañía podrá generar un flujo de caja de doble dígito, toda vez que las inversiones en capital estarán más normalizadas en 2022. Son catalizadores que apoyan la rentabilidad por dividendo.

Publicidad

Vuelta alcista para Repsol

Desde el punto de vista técnico, la superación de la media de 200 sesiones que se acaba de producir da forma a un patrón de vuelta alcista, dijo el jefe de análisis de la revista INVERSIÓN, Josep Codina.

En concreto, “esta rompiendo al alza un doble suelo que nos da una proyección de subida hasta los máximos del año en los 11,45 euros”, coincidió Manuel Pinto, analista de XTB.

Lo importante a juicio de Pinto es que Repsol ha roto la dinámica bajista que la acción traía desde octubre, lo que liga a la recuperación de los precios del petróleo.

Además, el adelanto de la recompra de acciones "es una señal que el mercado entendió como positivo por la confianza en la gestión de la compañía", añadió Pinto.

En portada
Publicidad
Noticias de