Invasión de Ucrania: ¿están funcionando las sanciones?

Las sanciones impuestas a Rusia por la invasión de Ucrania todavía son inocuas. La prohibición de importar petróleo ruso tampoco llevaría a Putin a negociar

Los Estados Unidos y la Unión Europea negocian cómo endurecer las sanciones económicas a Rusia por la invasión de Ucrania. La prohibición de la importación de petróleo ruso sería la última sanción que hay sobre la mesa y que se podría adoptar en breve, aunque Alemania ya expresó su disconformidad. Que la semana despuntara con esta posible vuelta de tuerca de los aliados occidentales hizo correr la pregunta de si las sanciones ya impuestas por la invasión de Ucrania están funcionando.

Los economistas consultados por finanzas.com señalan que el fin máximo no es otro que encarecer la guerra.

Publicidad

Para Javier Santacruz, economista y analista de la revista Inversión, “las primeras sanciones tuvieron un efecto de expectativa”. El experto destaca que llevar a cabo toda la congelación de activos no es nada sencillo y, ahora, tienen que convertirse en realidad. En ese sentido, destaca que “cortar la importación de gas y petróleo dentro de las sanciones que se pueden tomar son las que más van a costar de implementar”.

“Putin no negociará hasta lograr quedarse con Crimea y el Donbas y la desmilitarización de Ucrania”

Víctor Alvargonzález, socio fundador en Nextep Finance

Las primeras sanciones que se tomaron ya fueron muy fuertes, destaca Víctor Alvargonzález, socio y fundador de Nextep Finance, porque van a hacer mucho daño en la economía rusa, pero para ello es necesario darles tiempo a que tengan efecto, que el experto calcula que puede ser entre 20 días y un mes. Así que todavía no se habría notado su impacto en la economía y son vistas por los expertos como un efecto degastador a largo plazo.

En cuanto a la prohibición al petróleo ruso, tiene bastante sentido, según las fuentes consultadas, porque supone golpear la fuente de entrada de sus pagos ordinarios y las remesas de divisas y, por extensión, afectaría a su balanza de capitales que “depende bastante del flujo de inversiones” asevera Santacruz.

Publicidad
Publicidad

TEXAS INSTRS (TXN)TEXAS INSTRS (TXN)

3,321,82 %
185,38

Insuficientes para sentar a negociar a Putin

¿Qué efectos tendrán en la economía rusa? Las sanciones generarán una inflación altísima, junto a escasez de materiales y bienes de primera necesidad, que desembocará en un gran descontento de la población rusa. El cierre a las importaciones de gas y petróleo ruso sería una vuelta más a la tuerca.

¿Será suficiente para sentar las bases para la negociación? Alvargonzález no lo cree. “Putin no va a negociar hasta que logre dos cosas. Por un lado, quedarse Crimea y el Donbas y, por otro lado, la desmilitarización de Ucrania” (la posibilidad de que se convierta en un país neutral, interpreta el experto).

En cuanto a la prohibición al petróleo ruso, varias voces se han alzado en apoyo a esta medida. Por un lado, el primer ministro polaco y, por otra parte, Elon Musk, fundador de Tesla que pide que paralelamente se aumenten la producción de gas y petróleo por el resto de países de la OPEP que puedan respaldar esta medida.

Europa, perjudicada de manera indirecta

Es cierto que esta penalización privaría al Kremlin de una importante fuente de ingresos, pero podría perjudicar a la economía mundial al desencadenar una subida de precios de la energía, ya altos de por sí, por lo que los gobiernos occidentales se han resistido a adoptar esa medida por ahora. De hecho, ya el precio del barril de Brent en Europa se movía el lunes entorno a los 130 dólares.

Los perdedores serán también los europeos, coinciden Alvargonzález y Santacruz, porque verán como los costes de la energía se encarecen y sin contar con alternativas, mientras que la dependencia de los Estados Unidos es menor.

Publicidad

“El veto al gas y petróleo ruso es la sanción que costará más de implementar”

Javier Santacruz, economista y analista de la revista Inversión

Precisamente, el canciller alemán, Olaf Scholz, rechazó el embargo europeo propuesto sobre las importaciones de petróleo ruso y prefirió centrarse en una presión sostenible sobre Moscú que no impondría una carga demasiado pesada a los alemanes.

Y es que Rusia es actualmente el segundo mayor productor de petróleo que genera alrededor de 10 millones de barriles de petróleo al día, lo que supone alrededor del 10 por ciento de la demanda mundial y es el mayor proveedor de gas natural de Europa.

En cambio, la depencia de los Estados Unidos es menor, ya que importa aproximadamente el 3 por ciento de su demanda de Rusia. No obstante, WEI Texas, de referencia en los Estados Unidos, sí que ha reflejado en su cotización estos rumores y se dispara también hasta los 128 dólares el barril.

Publicidad

El barril de petróleo, por encima de los 200 dólares

Precisamente, los operadores calculan que el precio del petróleo podría alcanzar su nivel más alto desde 2008, y algunos incluso hicieron apuestas señalando que los futuros (del brent) se situarán en los 200 dólares antes a finales de marzo.

Asimismo, ya se ven más de 1.200 contratos de opción de compra de futuros de Brent para entrega en mayo a 200 dólares el barril. Las opciones vencen el 28 de marzo, tres días antes de la liquidación del contrato.

Ya lo dijo JP Morgan, que veía al crudo brent en los 185 dólares por barril a finales de año, en caso de que los suministros rusos continúen interrumpidos.

En portada
Publicidad
Noticias de