Naturgy. IFM firma las condiciones de la Moncloa para la opa

IFM asegura que la condiciones del Gobierno están "alineadas" con sus planes para Naturgy

El fondo IFM aceptó las condiciones impuestas por el Gobierno en la opa sobre Naturgy. De esta forma, el inversor australiano asumió el plan estratégico de Francisco Reynés y se comprometió a apoyar durante cinco años las inversiones para la transición energética.

El presidente de Naturgy siempre mostró su rechazo a esta operación pero las condiciones impuestas por Moncloa refuerzan su visión estratégica para la empresa. Habrá un apoyo cerrado para que el grupo se convierta en “un actor principal en la transición energética”, dijo IFM.

De hecho, IFM recalcó que las condiciones del Ejecutivo “están alineadas” con sus planes para Naturgy, por lo que espera “un diálogo institucional muy constructivo”.

Además, el director general de IFM Investors, David Neal, dijo que el fondo acogió con "satisfacción" la decisión del Gobierno español y reiteró que esperan seguir trabajando "estrechamente con la CNMV para la autorización final de la oferta y del folleto". El regulador del mercado español aún tiene que autorizar la operación.

IFM considera que la oferta por Naturgy es “muy atractiva”

A pesar de que IFM se vio obligado a rebajar el precio de la opa hasta los 22,07 euros, el fondo australiano consideró que la oferta todavía supone una propuesta de valor muy atractiva para los accionistas de Naturgy.

El grupo australiano se escuda en la evolución del precio de las acciones de otras empresas competidoras del sector de Naturgy ha sido negativa desde el anuncio de la oferta en enero de 2021, como se refleja en la evolución del Eurostoxx Utilities, que ha caído un 4 por ciento.

Publicidad
Publicidad

Los resultados que presentó el grupo en el segundo trimestre salieron algo peores de lo esperado. Sin embargo, el mercado solo tenía ojos para el plan estratégico.

NATURGY (NTGY)NATURGY (NTGY)

-0,47-1,91 %
24,08

El plan estratégico de Naturgy, en el centro de atención

El plan, anunciado con un año de retraso, se vertebra en torno a los 8.700 millones de euros -más de la mitad prevista para los próximos 5 ejercicios- en inversiones en renovables.

El foco se sitúa también en la infraestructura de redes, a las que se destinarán más de 4.000 millones de los que el 80 por ciento se enmarcará dentro de los parámetros de actividades sostenibles exigidos por la Unión Europea.

En este punto, una de las ramas de inversión de IFM pasa por las infraestructuras, aunque el fondo centra su actividad en la gestión de ahorros para las pensiones.

Así, Naturgy espera renovar sus fuentes de energía. Ahora, la mayor parte (47 por ciento) procede de la generación hidroeléctrica; un 44 por ciento de la energía eólica terrestre y un 9 por ciento de la solar.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de