Morningstar rebaja su optimismo con BBVA

El consejo de “comprar” de Morningstar sobre BBVA dura poco más de un mes y ve a la acción por debajo del precio objetivo promedio

Morningstar renovó su optimismo sobre BBVA a finales de noviembre al mejorar su consejo de “retener” a “comprar” tras cerca de nueve meses sin variar su recomendación sobre la entidad. 

Pero el entusiasmo de la firma de servicios financieros estadounidense ha durado poco más de un mes y su consejo retorna “retener”. 

Publicidad

Morgninstar mantiene sin cambios su precio objetivo a 12 meses en los 6,10 euros, llegó a tenerlo en 7,10 euros el año pasado, y se coloca por debajo del precio objetivo promedio del consenso del mercado. 

6,43 euros es el precio medio del consenso del mercado que ofrece Bloomberg, lo que arroja un potencial para las acciones de BBVA del 20 por ciento. 

Los títulos de la entidad presidida por Carlos Torres Vila se mueven por debajo de los 5,4 euros al caer un 15 por ciento desde los máximos de 2021 en noviembre, en los 6,27 euros. 

Pese a este retroceso a cierre de año, provocado por las dudas sobre el plan estratégico y la depreciación de la lira turca, BBVA cerró el 2021 con una subida del 30 por ciento en el IBEX 35.

Publicidad
Publicidad

Turquía seguirá impactando a la cotización de BBVA 

Los inversores siguen dando vueltas a los anuncios de Torres Vila en el encuentro anual con inversores

Las entidades de inversión siguen analizando cómo BBVA va a lograr un ROTE del 14 por ciento para 2024 y en qué puede usar el exceso de capital, pues las aclaraciones del presidente no despejaron las dudas

Aunque la banca de inversión pide explicaciones al respecto, pese a que numerosos brókeres mejoraron su valoración sobre la entidad, la cotización se mueve al compás de Turquía

La decisión de BBVA de hacerse con el 50,1 por ciento que no controla de su filial Garanti no fue bien acogida por los inversores debido a la inestabilidad política, económica y monetaria del país

La comunidad financiera entiende que la toma de Garanti es una oportunidad debido a que ya estaba asumiendo riesgo, pero sin tener el poder total, y es una vía para encontrar nuevas rentabilidades por el peor rendimiento de España.

El intervencionismo del Gobierno turco se mantendrá 

El problema es la lira turca impactada en gran medida por el intervencionismo del presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, en la política monetaria del país nombrando a su gusto a los gobernadores del banco central y moviendo a su criterio los tipos de interés. 

La agencia de calificación Fitch ha sido el último actor del mercado en incidir en la situación turca al considerar que el contexto para 2022 de los bancos turcos no va a ser mejor que el que han vivido hasta ahora

Publicidad

Fitch considera que los riesgos macroeconómicos y financieros continuarán, mientras que la lira tuca perdió un 45 por ciento el año pasado contra el dólar. 

“Los bancos turcos son vulnerables a la volatilidad del tipo de cambio debido a las importantes necesidades de refinanciación y a la dolarización de los depósitos, que crean riesgos para la liquidez en moneda extranjera”, señaló Fitch en su informe. 

La agencia considera que esta situación puede traducirse en una rebaja de los perfiles crediticios al “aumentar la posibilidad de que el Gobierno turco vuelva a intervenir, lo que, a juicio de Fitch, se incrementa el “deterioro”, después de recortar este año los tipos en 500 puntos básicos.

Publicidad

Atención a los bonos españoles 

La otra gran agencia de calificación, Standard & Poor’s (S&P), se mostró más positiva con la situación de BBVA, en general, y de su peso en Turquía, en particular

S&P mejoró la nota de emisión de deuda a largo plazo del grupo hasta A desde A-, mientras que avaló la diversificación geográfica del banco, la rentabilidad de su banca minorista, la gestión del resigo y la capitalización. 

La agencia estima que la compra de Garanti puede incrementar la contribución al grupo en un 10 por ciento para el próximo año, sin olvidar el plan de ajuste en España y la importante caída en las provisiones. 

Pero la perspectiva de S&P para BBVA, al igual que para el resto de la banca española, es negativa a causa de la deuda soberana española por un “hipotético” escenario de impagos donde sería “poco probable” que BBVA consiga evitarlo en sus obligaciones senior. 

De darse esta situación, S&P cree que el banco tendría que hacer frente a pérdidas “sustanciales” y salidas de liquidez que, por la alta exposición a España, “agotaría su capital”. 

Publicidad

Eso sí, S&P incide en que este hecho es poco probable, pero tendría un gran impacto en la valoración de perspectivas de BBVA.

BBVA (BBVA)BBVA (BBVA)

0,061,25 %
4,86
En portada
Publicidad
Noticias de