Cellnex y Brookfield: un matrimonio que puede catapultar a la teleco

El posible acuerdo entre Cellnex y Brookfield por las torres de Deutsche Telekom cimentaría la posición internacional de la compañía española

Durante la presentación de resultados del primer trimestre de 2022, Cellnex ya abrió la puerta a un socio con el que llevar a cabo la compra de las torres de Deutsche Telekom, y más tarde, la banca de inversión esbozó cuál sería la mejor estructura conjunta para que la empresa española y su hipotético compañero de viaje ejecutaran esta adquisición.

Ahora, el mercado especula con que Cellnex pueda adquirir estos activos de la mano del fondo de inversión canadiense, Brookfield, después de que Bloomberg asegurara que ambas entidades negocian para pujar de forma conjunta en la subasta, y el matrimonio puede ser de gran conveniencia para una cotizada del IBEX 35 que consolidaría su expansión internacional en un mercado clave a nivel europeo.

Publicidad

CELLNEX (CLNX)CELLNEX (CLNX)

-0,35-0,82 %
42,17

El aviso premonitorio de Cellnex

"Tenemos un gran conocimiento industrial de Deutsche Telekom", aseguró el consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez Gimeno, durante la presentación de resultados de la compañía de telecomunicaciones, llevada a cabo el 29 de abril.

Martínez respondía así a las dudas surgidas ante las posibilidades de entrada de la empresa en Alemania, un país con el que aseguró no estar obsesionados, pero por el que tenía "todo el interés".

El aviso a navegantes del consejero delegado de Cellnex, por tanto, parecía una declaración de intenciones sobre la inclinación de la compañía a continuar su expansión internacional.

Publicidad

En perspectiva, no obstante, la predisposición mostrada por la empresa a contar con un socio que aporte valor en esta operación también podía leerse como una manera de mostrar de seducir a un Brookfield que, con su aparición, ratifica el ápetito de los fondos de inversión en las telecomunicaciones europeas.

Publicidad

Los puntos a favor de Cellnex

De acuerdo a la información publicada por Bloomberg, basada en fuentes próximas a la operación, cualquier acuerdo alcanzado entre ambas entidades valoraría el negocio de Deutsche Telekom en unos 20.000 millones de euros, incluyendo la deuda, pero no se descarta que Brookfield acabe presentando una oferta en solitario.

Cellnex, no obstante, es el mayor operador de torres de telecomunicación de Europa, y ya controla y opera torres junto a Deutsche Telekom en Suiza y los Países Bajos. La afirmación de Martínez Gimeno sobre el conocimiento industrial de la compañía alemana, por tanto, cobra todo el sentido, reforzando la idea de que la empresa española podría exprimir la rentabilidad de la inversión para Brookfield.

Alemania, además, es el único gran mercado europeo en el que Cellnex no tiene presencia actualmente, por lo que los riesgos de una negativa del regulador antimonopolio del mercado germano, en comparación con otras posibles ofertas, están totalmente minimizados.

La unidad de infraestructuras de Vodafone, Vantage Towers AG, por ejemplo, es otro de las presuntas empresas interesadas en el negocio de Deutsche Telekom, de acuerdo a la información publicada por Bloomberg. La subsidiaria de Vodafone, sin embargo, ocupa el segundo puesto por número de activos en la cuota de mercado de Alemania.

Otro punto a favor para Cellnex puede ser que, de acuerdo al análisis publicado por Bloomberg Intelligence, la valoración de 20.000 millones de euros asignada en la oferta de Brookfield y Cellnex mejora los parámetros presentados por Vantage Towers, haciendo que el precio sea "tentador".

Publicidad

La firma de análisis también destacaba que "Deutsche Telekom da prioridad al potencial de monetización, y parece menos proclive a una fusión industrial que Vodafone u Orange, lo que significa que una oferta de un fondo de inversión como Brookfield podría recibir apoyo".

La posibilidad de un impacto transformador sobre Cellnex

Como ya contaba finanzas.com la semana pasada, el banco británico Barclays optó en su último informe por dibujar los posibles escenarios para que Cellnex lograra hacerse con los activos de Deutsche, imaginando un escenario en el que Cellnex tendría el control de las torres y podría consolidar el activo, "un requisito clave para poder extraer valor de la operación".

Bajo esta estructura, Barclays barajaba que la empresa española tuviera que inyectar entre 3.200 y 4.800 millones de euros, por lo que no sería necesario recurrir a una ampliación de capital, dada su liquidez actual.

El analista de Bankinter, Juan Moreno, también destacaba en su análisis sobre la posible operación que "Cellnex tiene una capacidad inversora de unos 10.000 millones de euros, por lo que si va con un socio financiero, podría hacerse con una participación mayoritaria sin necesidad de ampliar capital".

Publicidad

Moreno apuntaba, asimismo, que esta sería "una operación transformacional para Cellnex", ya que la cotizada del IBEX 35 "incrementaría su cartera de torres en un 23 por ciento, y le permitiría consolidarse como líder indiscutible en Europa", distanciándose de competidores como American Tower, Vantage o Totem.

Moreno, por tanto, mantenía su recomendación de compra sobre los títulos de Cellnex, y consideraba que la noticia tendría un impacto neutro en su cotización.

Ángel Pérez Llamazares, analista de Renta 4, expresaba una opinión similar a finanzas.com.

El experto valoraba que, a pesar de que no se puede realizar una valoración precisa hasta que no se conozcan los términos de la operación, "la disciplina financiera de Cellnex a la hora de hacer adquisiciones, en términos de rentabilidad y de generación de caja, hasta cierto punto da garantías de que la operación podrá ser generadora de valor para los accionistas, y podría actuar como catalizador de la cotización".

El mercado sigue desoyendo a Cellnex

La buena recepción de las noticias por parte de los expertos consultados por finanzas.com encontró su réplica dentro de un consenso de analistas en el que firmas como Mediobanca, GVC Gaesco, Alantra Equities , Bestinver Securities o JB Capital Markets ratificaron unas recomendaciones de compra que llegaban acompañadas de precios objetivos superiores a la cotización actual de la empresa.

Tan solo Redburn emitió una opinión negativa al respecto, cambiando su recomendación de compra por una neutral, después de que su analista asegurara que "el objetivo de las fusiones y adquisiciones debería ser la obtención de economías de escala, la transformación del negocio o la acumulación financiera, valores que parecen dudoso en esa posible transacción".

Publicidad

La firma británica, en consecuencia, explicaba que la operación podría reducir la confianza en Cellnex, ya que la empresa "no necesita una escala adicional", y podría estirar su apalancamiento. Y esta opinión pareció pesar más en el mercado que la constante ratificación del optimismo sobre la compañía mostrada por otros expertos.

Cellnex caía hasta un 2 por ciento durante el lunes día 30 de mayo, primero con el mercado abierto tras la filtración del posible acuerdo con Brookfield, dejando el precio de sus acciones en los 42,44 euros. Con este recorte, la compañía de telecomunicaciones extendía su caída del año hasta el 16,5 por ciento.

Así pues, inversores y analistas siguen sin estar en sincronía respecto a Cellnex, mientras la empresa trabaja para cerrar un acuerdo que, de forma mayoritaria, se considera que puede disparar su negocio.

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de