JP Morgan censura que Grifols retrase un año el saneamiento de sus finanzas

JP Morgan expresa su "decepción" sobre Grifols, que planea retrasar un año los objetivos financieros comprometidos hace pocas semanas ante grandes inversores

Grifols se aseguró de desmentir lo más rápidamente posible la especulación del mercado acerca de una posible ampliación capital para reducir deuda, recuperándose así mínimamente del recorte de hasta el 12 por ciento en su cotización provocado por el rumor en cuestión.

La mala noticia para la compañía, no obstante, es que su respuesta inmediata a la incertidumbre sobre su futuro no logró disipar las dudas de algunas instituciones del mercado, como JP Morgan.

Publicidad

Y es que, a pesar de valorar positivamente la reacción de la empresa biofarmacéutica española, desde la entidad financiera norteamericana aseguraban que "estos aspectos positivos pueden compensar tan solo en parte, debido a la decepción que supone el hecho de que los objetivos financieros publicados recientemente se retrasen un año".

GRIFOLS (GRF)GRIFOLS (GRF)

-0,25-2,73 %
8,83

JP Morgan veía la ampliación de capital como una posibilidad

Si JP Morgan expresó su alivio ante la verbalización pública por parte de Grifols de que, "en este momento, el consejo no está analizando ninguna ampliación de capital", es porque el banco veía esta opción como posible.

"Creíamos que la empresa podría plantearse una emisión de acciones, cuando la empresa estaba sometida a una mayor presión por el Covid-19, y también más recientemente, cuando la inversión de GIC se reclasificó como deuda incremental, en lugar de como capital, lo que elevó aún más el múltiplo de apalancamiento", confesaba el análisis de JP Morgan.

Publicidad
Publicidad

Desde el banco de inversión, sin embargo, aseguraron creer en el "plan A" descrito por la empresa en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que pasa por desapalancarse orgánicamente.

Para lograr este objetivo de reducir deuda sin recurrir a una ampliación de capital, eso sí, Grifols no repartirá dividendos hasta que alcance su objetivo, tener un ratio de deuda neta/ebitda inferior a las 4 veces.

Los motivos para llamar a la calma ante Grifols

Así pues, JP Morgan pronosticaba que el mercado se tranquilice tras los comentarios de Grifols, restando importancia a las posibilidades de una inminente emisión de acciones, así como por los nuevos avances en las tendencias de recogida de plasma.

El banco estadounidense, aun así, prefería mantener su postura neutral ante los mismos, así como su precio objetivo estimado de 17,50 euros que no ofrece una gran potencial respecto a la cotización actual de la compañía, principalmente por los siguientes motivos:

"Los objetivos de ingresos y rentabilidad a medio plazo se han retrasado un año, debido a los continuos vientos en contra del Covid-19, y a los retrasos en el lanzamiento de nuevos productos de Biotest".

Publicidad

Anteriormente, recordaban desde JP Morgan, Grifols tenía como objetivo unos ingresos de más de 7.000 millones de euros, y un margen de ebitda del 30 por ciento en 2024, y de más de 8.700 millones de euros, con un margen de ebitda del 32 por ciento en 2026.

Estas previsiones se esperan ahora para el plazo comprendido entre 2025 y 2027, un retraso de un año en los objetivos, que también se extendió a las metas de desapalancamiento.

Y es que la meta de Grifols de reducir el ratio de deuda neta/ebitda hasta las 4 veces está prevista ahora para 2025, y no en 2024, como contemplaban las guías anteriores.

"Todo ello, incluso con los planes de inversión recortados y poniendo en marcha una serie de otras iniciativas de ahorro de costes", explicaban desde JP Morgan.

Publicidad

Hay resquicio de esperanza para Grifols

Pese a la cautela impuesta por JP Morgan respecto a las perspectivas de Grifols a 12 meses vista, la entidad norteamericana reconocía en su informe que, "a corto plazo, y suponiendo que no se produzca una ampliación de capital", las acciones podrían dejar un rendimiento superior tras los resultados del primer semestre, que se presentarán el 28 de julio.

El motivo esgrimido por JP Morgan para esta hipótesis es que los inversores "podrán apostar por una mayor recuperación del negocio a medida que el Covid-19 se aleja, y considerar que la valoración actual sigue siendo poco exigente".

El banco de inversión, como se mencionaba anteriormente, cree que esta valoración por debajo de lo esperado por el consenso de analistas seguirá siendo la acertada para Grifols a largo plazo, pero es de las pocas entidades que mantiene esta línea de pensamiento, al preferir apostar por otras competidoras del sector como Argenx.

Dentro del consenso de analistas, 12 de 21 expertos apuestan por comprar las acciones de la compañía, que tienen un precio objetivo promedio de 22,07 euros.

Grifols, por tanto, tiene margen para correr, pero tendrá que seguir demostrando su fortaleza a medida que presenta nuevos datos y resultados semestrales.

Publicidad

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Linkedin | Facebook | Flipboard | Telegram | Instagram

En portada
Publicidad
Noticias de