Indra toma aire en bolsa tras despojar a Murtra de sus funciones ejecutivas

Indra sube un 1,49%, después de cuatro sesiones consecutivas de caídas, gracias a que Murtra no tendrá las funciones ejecutivas de Abril-Martorell

La consultora tecnológica y de defensa Indra ha puesto fin al calvario que sufría en bolsa desde el pasado viernes, cuando se conoció la decisión del Gobierno de relevar a Fernando Abril-Martorell de la presidencia de la compañía.

El valor, que se ha desplomado más de un 14% en las últimas cuatro sesiones, ha subido un 1,49% hoy gracias a la decisión que ha adoptado su consejo de administración.

No ha podido impedir el cese de Abril-Martorell, pero sí ha despojado al sustituto propuesto por el Gobierno, Marc Murtra, de sus funciones ejecutivas.

Estas recaerán en dos consejeros: Ignacio Mataix y Cristina Ruiz, responsables de las divisiones de Transporte y Defensa y Minsait, respectivamente.

Y esa decisión de quitar a Murtra los poderes ejecutivos es "lo que está dando alas en bolsa a la cotizada", señala Darío García, analista de XTB.

Consecuencias de la intromisión del Gobierno

La decisión de la Sepi de cesar a Abril-Martorell no gustó ni a los inversores ni a los analistas financieros debido, según Juan José Fernández-Figares, director del departamento de análisis de Link Securities, a que "rechazan las interferencias políticas en las compañías cotizadas".

Este es el caso de Iván San Félix, analista de Renta 4 Banco, para quien la gestión de Abril-Martorell al frente de Indra ha sido "muy positiva". Por ello, considera "negativo" su cese y argumenta que tras el cambio de presidencia se podría romper con la continuidad de la gestión y haría más factible la compra de ITP, el fabricante de turbopropulsores aeroespaciales controlado por la británica Rolls-Royce.

Publicidad
Publicidad

Un movimiento corporativo que, en su opinión, "podría ser valorado negativamente por el mercado, al ser una compañía que lleva en venta mucho tiempo y que no encuentra comprador".

A pesar de ello, confía en el potencial de Indra. Sitúa su precio objetivo en los 9,4 euros, desde los 7 a los que cotiza ahora y recomienda sobreponderar el valor.

La consultora también convence al consenso de analistas de Bloomberg. El 60 por ciento recomienda comprar, el 30 por ciento mantener y solo el 10% opta por su venta. En lo que va de año Indra sube en bolsa un 3,22%.

INDRA A (IDR)INDRA A (IDR)

-0,07-0,87 %
7,98

Incertidumbre

Pero el cambio en el organigrama de la empresa genera incertidumbre sobre su futuro y algunos analistas consideran que el rebote que se ha producido en su cotización podría durar poco. "Va a ser difícil que a corto plazo suba con fuerza", prevé Fernández-Figares.

Por su parte, Sergio Ávila, analista de IG Markets, se mantiene neutral ante el valor y explica que las acciones han pasado de despegar con fuerza a entrar en un proceso correctivo: "El valor se sitúa ahora en zonas de soportes clave y si pierde los 6,84 euros, el siguiente soporte estaría en la zona de los 6,50 euros, y en caso de rebasarlo podría volver a los mínimos de noviembre de 2020".

Publicidad

No obstante, cree que mientras no pierda soportes, la tendencia sigue siendo alcista y espera que la compañía se recupere a mediados de este año del bache sufrido el año pasado, "por lo que esta recuperación debería ser un factor alcista para el valor".

Revisiones a la baja

Juan José Fernández-Figares no está tan convencido y cree que, con los cambios en la presidencia, la estrategia de la compañía "queda en el limbo y eso no gusta en los mercados", por lo que algunos analistas ya han comenzado a revisar a la baja sus recomendaciones sobre el valor.

Pero no todos. Darío García reconoce un "enorme potencial en la cotizada" y argumenta que, además de ser una potente consultora tecnológica y de ciberseguridad, tiene contratos con el Gobierno en el ámbito de defensa y "estos suelen tener una duración elevada y un importe que puede incrementar sus ingresos".

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de