Deutsche Bank somete a Inditex a un tercer grado

Deutsche Bank plantea una serie de preguntas a Inditex de las que todavía no ha obtenido respuesta

Inditex dio inicio al mandato de Marta Ortega presentando a principios de junio unos resultados de récord que, sin embargo, escondían una letra pequeña que rebajó la euforia inicial del mercado respecto al futuro del gigante textil.

Firmas como Credit Suisse alegaron en ese momento que, a pesar de los buenos números presentados, era difícil saber cómo continuaría evolucionando Inditex a lo largo del año, y esta incertidumbre de los analistas respecto al camino que seguirá la empresa española quedó constatada con el paso de las semanas.

Publicidad

Del 8 de junio, fecha en que Inditex presentó resultados, al 9 de junio, las acciones de la cotizada del IBEX 35 subieron un 6,62 por ciento. Desde el 9 de junio hasta el 20 de junio, no obstante, los títulos de la compañía bajaron cerca del 7 por ciento.

Un recorte que no fue más grave gracias a la subida de alrededor del 1,2 por ciento cosechada durante la primera sesión de esta semana, pero que dejó a la empresa en el entorno de los 22 euros de cotización en que se movía antes de publicar sus cuentas.

El fabricante de moda, por tanto, protagonizó un trayecto de ida y vuelta en la valoración de sus títulos que se explica gracias a informes como el emitido por Deutsche Bank, que mejoró sus perspectivas para la compañía, pero mantuvo su recomendación de venta al considerar que Inditex todavía debe despejar varias incógnitas.

Publicidad

INDITEX (ITX)INDITEX (ITX)

0,000,00 %
21,82

Los signos positivos en torno a Inditex

En el último análisis de Inditex publicado por Deutsche Bank, la entidad alemana mejoró el precio objetivo de las acciones de la compañía desde los 21 euros hasta los 22.5 euros, argumentando que "Inditex tuvo un trimestre mucho más fuerte de lo que esperábamos, ya que el impacto de Rusia y China apenas se ha notado".

El banco germano también destacaba que Inditex parecía haber ganado cuota de mercado, y que decisiones estratégicas en el modelo de negocio de la empresa, como la fabricación de proximidad, "probablemente hubieran contribuido a minimizar las interrupciones en la cadena de suministro frente a sus homólogos".

Publicidad

Otro elemento positivo que, a ojos de Deutsche Bank, pudo contribuir a las buenas cifras logradas por Inditex era "el cambio en el apetito de los consumidores hacia categorías más formales y de ocasión".

Con estos datos en la mano, la entidad financiera aumentó su previsión de ventas de Inditex para el ejercicio 2022 en un 10 por ciento y su BPA en un 9 por ciento, "dada la mejora del primer trimestre y las mejores expectativas de ventas para el resto del año, dada la tasa de salida".

Deutsche Bank, aun así, mantenía su recomendación de venta sobre la compañía española, al considerar que la presión sobre su margen bruto, así como la inflación de los gastos, generarían unos vientos de cara difíciles de superar por parte del imperio de los Ortega.

Los baches a los que deberá hacer frente

En la parte negativa de la balanza dibujada por Deutsche Bank se situaban, a corto plazo, el pronóstico de que las ventas interanuales se ralenticen a medida que el gasto de los consumidores se debilite (eventualidad que el banco alemán cree que ocurrirá después del verano), y a largo plazo, la presión que ejercerán los cambios de hábitos de los consumidores sobre el sector de la moda.

"El aumento de los costes de abastecimiento de materiales más sostenibles pesará sobre los márgenes, y puede haber mayores gastos de marketing para asegurar la adquisición de nuevos clientes en un mundo online", apuntaban desde la entidad financiera.

Publicidad

Ante las dudas que aún presenta la compañía pese a las mejoras en sus perspectivas tras la presentación de sus resultados, Deutsche Bank consideraba que Inditex tenía que responder a varias preguntas en los próximos meses.

Algunas de ellas eran, por ejemplo, a qué hace referencia exactamente la provisión de 216 millones de euros hecha por la invasión de Ucrania, por qué la empresa no revela el crecimiento de las ventas a tipo constante para el trimestre, o si la compañía puede aclarar qué quiere decir cuando asegura que no habrá "ningún cambio" en su política de precios, teniendo en cuenta el contexto macroeconómico inflacionista.

El banco alemán, asimismo, cuestionaba por qué Inditex mantenía una cantidad tan grande de efectivo en su balance, teniendo en cuenta los rendimientos que se están generando de las inversiones.

Publicidad

Así pues, el gigante de la moda recogió una mejora en sus valoraciones, pero deberá resolver las dudas que todavía sobrevuelan a su alrededor para terminar de convencer al mercado.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de