IAG duplica la indemnización a Globalia para retener opciones sobre Air Europa

IAG reconoce a través de su CEO que "están evaluando todas las posibilidades para continuar" con la compra de Air Europa, que se pospone en el mejor de los casos

International Consolidated Airlines Group (IAG) sacudió al mercado con el anuncio de su intención de rescindir el acuerdo de compra con Globalia por el que Iberia se haría con la totalidad de Air Europa, pero en esas conversaciones entre ambos grupos la intención es dejar una puerta abierta a una futura adquisición.

La salida al proceso de compra que negocian IAG y Globalia puede darse de muchas formas, y si bien no se descarta que el diálogo se trunque completamente, desde Iberia han confirmado que la posibilidad de posponer la adquisición es una de las opciones que está sobre la mesa.

Publicidad

El comunicado remitido por IAG a la CNMV señalaba que "se realizará una nueva actualización en el futuro, según corresponda", y mientras el mercado aguarda noticias sobre la conclusión de este acuerdo, los holdings de aerolíneas negocian a contrarreloj para lograr una conformidad que satisfaga a ambas partes.

Globalia ha declinado comentar sobre las conversaciones que mantiene con IAG y la intención sobre las mismas, donde ambos grupos discuten los flecos que puedan desatascar una operación enquistada desde hace más de dos años.

La penalización a IAG

IAG cerró el acuerdo de adquisición de Air Europa por parte de Iberia por 1.000 millones de euros en noviembre de 2019, y desde entonces, ha encontrado múltiples obstáculos en el camino - ya sea una pandemia del coronavirus que ha causado estragos en las aerolíneas, o la oposición frontal de Bruselas al acuerdo entre ambos grupos.

Lo que se ha mantenido inamovible, no obstante, es la indemnización de 40 millones de euros acordada en 2019 entre IAG y Globalia "en el caso de que no se obtengan las autorizaciones regulatorias pertinentes y que alguna de las partes decida resolver el acuerdo".

Publicidad

Pese a las especulaciones que atribuyen la negociación de ruptura sobre el acuerdo como una forma de evitar un no definitivo de la Comisión Europea a la operación, que llegaría el 4 de enero y pondría muy difícil un acuerdo futuro de fusión, el pago o impago de esa indemnización sin duda debe ocupar la mesa de debate entre ambos grupos.

Publicidad

El Confidencial informa de un pago de 75 millones de euros a Air Europa por parte de IAG para compensar el intento de aplazamiento de la operación, un pago que serviría para ganar tiempo, y que supondría casi el doble de la penalización acordada.

Un acto de buena fe que encaja con la intención de no dar por terminada toda posibilidad de lograr unir las fuerzas de ambas empresas.

La nueva estructura que dibuja IAG

Durante una conferencia organizada por el centro de aviación CAPA este miércoles, el consejero delegado de IAG, Luis Gallego, ha señalado que su grupo "siempre ha considerado que la operación con Air Europa es muy importante para un hub internacional en Madrid y para la conectividad de España".

Gallego ha reconocido, sin embargo, que "debido a los efectos devastadores de la pandemia, las condiciones no son favorables para cerrar el acuerdo", por lo que "están evaluando todas las posibilidades para continuar".

Publicidad

El directivo de IAG ha señalado, por tanto, que el acuerdo "no va a continuar con la estructura actual", pero que "están tratando de encontrar una nueva estructura que permita que el acuerdo ocurra".

El mercado corrige su alegría inicial

El empeño de IAG por no dar por perdida la operación contrasta con la alegría con la que en principio ha recibido las noticias el mercado.

En un primer momento, el mercado ha respondido con cierta indiferencia al anuncio de IAG, cuyas acciones han bajado un 0,1 por ciento en los compases iniciales de la mañana del miércoles.

Publicidad

Al cierre del mercado, no obstante, IAG ha perdido un 4,5 por ciento, posiblemente afectada por la afirmación del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) de que es "muy probable" que la variante ómicron cause más hospitalizaciones y muertes que la cepa delta.

Desde Bankinter, aun así, han calificado el abandono del acuerdo de compra como una noticia positiva, señalando que el acuerdo implicaba pagar un precio de 500 millones de euros, asumir una deuda de 140M euros de un préstamo concedido por el ICO, y otro de 475 millones de euros acordado con la Sepi.

En portada

Noticias de