IAG envía la compra de Air Europa al hangar. El mercado aplaude

Los analistas cierran filas con IAG tras cancelar la absorción por Iberia de Air Europa: "Evita el deterioro de sus cuentas"

International Consolidated Airlines Group (IAG) informó el miércoles en un breve comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que se encuentra en una fase avanzada de las negociaciones con Globalia para rescindir el acuerdo por el que Iberia se haría con la totalidad de Air Europa.

El grupo de aerolíneas hispano-británico sostiene que se realizará una nueva actualización en el futuro, "según corresponda", para informar al mercado sobre el acuerdo de ruptura.

Algunas fuentes consultadas por finanzas.com, sin embargo, dejan la puerta ligeramente abierta a un nuevo acuerdo que sí cumpla con los requisitos impuestos por Bruselas, en un contexto económico más favorable.

Publicidad

Una operación con muchos baches en el camino

Desde el primer anuncio de compra de Air Europa por 1.000 millones de euros en 2019 hasta el comunicado de una inminente rescisión del acuerdo, la operación protagonizada por Iberia ha tenido que saltar diversos obstáculos en el camino.

Primero se encontró con una pandemia del coronavirus, que obligó a replantear las cifras, rebajando la cantidad total de la operación a la mitad, 500 millones de euros. "Hay que volver a mirarlo todo", aseguró el consejero delegado de IAG, Luis Gallego, y así se hizo.

La rebaja en el precio de compra, no obstante, fue un precedente de los problemas que llegarían desde Bruselas, donde la Comisión Europea (CE) expresó desde el primer momento sus dudas sobre la reducción de la competencia en varias rutas aéreas que podría derivarse de la adquisición de la aerolínea, especialmente entre España y América.

Publicidad

El regulador europeo señaló hasta 70 rutas que quedarían bajo el control prácticamente absoluto de Iberia y Air Europa, provocando la respuesta del grupo IAG, que mostró su disposición a hacer concesiones a otras aerolíneas para calmar las dudas europeas y que la operación llegase a buen puerto.

Pese a que desde la Comisión Europea se amplió el plazo para pronunciarse sobre la operación hasta el 4 de enero, en los últimos días se especulaba acerca de las pocas probabilidades de que el regulador comunitario diera su aprobación.

Publicidad

Y ante la probable negativa continental y un nuevo estancamiento en el tráfico aéreo provocado por ómicron, IAG ha decidido tomar las riendas y pausar la operación.

El mercado responde a IAG

En un primer momento, el mercado ha respondido con cierta indiferencia al anuncio de IAG, cuyas acciones han bajado un 0,1 por ciento en los compases iniciales de una mañana del miércoles en la que los inversores no han reaccionado drásticamente ante las noticias.

La caída se han vuelto ligeramente más pronunciadas pasada media hora de la apertura de la sesión bursátil, acentuando la pérdida hasta el 0,5 por ciento, que ha dejado el precio de los títulos del grupo de aerolíneas en 1,55 euros.

El precio de las acciones de IAG, no obstante, ya descontaba el coste de una operación que dependía de la emisión de deuda ya no solo para financiar la operación, sino para asegurar la subsistencia de una Air Europa en horas extremadamente bajas.

Publicidad

Una pérdida que puede ser positiva

La noticia tampoco ha movido de su sitio a los analistas de Bestinver Securities y Bernstein, que en la actualización de sus análisis han mantenido sus recomendaciones de "comprar" y "retorno", respectivamente, y conservan un precio objetivo de la acción en torno a los 2,2 euros.

Desde Bankinter, mientras tanto, califican el abandono del acuerdo de compra como una noticia positiva, señalando que el acuerdo implicaba pagar un precio de 500 millones de euros, asumir una deuda de 140M euros de un préstamo concedido por el ICO, y otro de 475 millones de euros acordado con la Sepi.

"La decisión se toma en un momento especialmente delicado por la variante ómicron, lo que impacta directamente en las aerolíneas", afirma el análisis de la entidad bancaria.

La cancelación de la compra, por tanto, evita un deterioro de las cuentas de un IAG, que "inició la crisis del Covid-10 con uno de los balances más saneados de la industria, y además ha realizado operaciones destinadas a fortalecer balance, como nuevas líneas de crédito a más largo plazo para British Airways por 1.000 millones de euros, emisiones de bonos convertibles por 825 millones de euros, o la emisión de bonos senior por 1.200 millones de euros".

Publicidad
En portada

Noticias de