El Sabadell encara el reto de esquivar las pérdidas anuales

El Sabadell se quedará en el filo pero podría esquivar los números rojos. El mercado ya ha descontado las malas noticias

El Banco de Sabadell presentará este lunes sus resultados anuales con el reto de esquivar las pérdidas en 2020. Y lo conseguirá, aunque se quedará en el filo. El consenso de analistas de Bloomberg espera un beneficio neto de 68 millones de euros.

En las últimas semanas, el panel de expertos se ha ido moviendo al alza y ahora estiman que el banco lucirá números verdes, frente a las pérdidas de 37 millones que calculaban previamente. Es una proyección sujeta a muchos cambios, dados los extraordinarios que anunciará el banco.

Hasta ahora, Bankinter, Caixabank y el BBVA superaron las expectativas de los analistas, lo que refleja el esfuerzo del sistema financiero español por anticiparse al impacto de la pandemia y exhibir unas cuentas de resultados con mayor visibilidad.

Serán los últimos resultados que presente como consejero delegado Jaume Guardiola, antes de ceder el testigo en marzo a César González-Bueno. El ex CEO de ING Direct en España es un ejecutivo con sobrada experiencia en el mundo digital y muchas tablas para lidiar con escenarios complejos, como la reestructuración de Novagalicia Banco.

Los inversores pondrán el foco en la venta de TSB

El tema estrella en la presentación de los resultados será la venta de TSB, la filial británica del Sabadell. Esta podría ser la llave que abriera la puerta a una operación corporativa, tras frustrarse la fusión con el BBVA, precisamente por la sobrevaloración del grupo británico.

Publicidad

La hoja de ruta está clara y pasa por centrarse en España pero sin TSB. Es cierto que se ha eliminado algo de incertidumbre al haberse evitado un Brexit duro, según opinan en Barclays, aunque a juicio de estos expertos, parece “improbable que TSB se venda en el primer trimestre”. 

Según informó Economía Digital, hay hasta tres grupos interesados en TSB, Virgin Money, OSB y HSBC. Con cualquiera de estas entidades, la operación tendría sentido por tamaño, clientes y encaje geográfico. 

Desde los mínimos que marcó el banco en noviembre, un mes en el que trascendió la frustrada fusión con el BBVA y el rebote del mercado tras las noticias de la vacuna de Pfizer, el Sabadell se revaloriza un 38%, lo que indica que el mercado puso en precio la mayor visibilidad.

Publicidad

El efecto de los extraordinarios

Más allá de los aspectos corporativos, los resultados que presenté el Sabadell estarán marcados por dos importantes partidas extraordinarias, cuyo impacto final podría inclinar la balanza anual hacia el rojo o el verde.

Por un lado, el banco tiene que imputar los gastos de reestructuración del plan de eficiencia en España¸ y por otro, las provisiones por la venta de las carteras que hicieron en diciembre.

Publicidad

Entre ambos conceptos, en Renta 4 Banco estiman una dotación de 600 millones, con lo que el trimestre arrojaría unas pérdidas de 133 millones de euros. En Barclays rebajan las pérdidas trimestrales a 90 millones y el beneficio neto del año lo calculan en 113 millones.

La cara amable desde el punto de vista operativa se comenzará a ver ya en 2021.”Los ahorros de costes se empezarán a ver ya desde el primer trimestre y también se verá que al haber anticipado tanto deterioro de activos, la calidad mejora sustancialmente”, dice Marisa Mazo, analista de GVC Gaesco Valores.

Posible reacción alcista en bolsa

La complejidad del escenario y de los retos que se le abren por delante al Banco de Sabadell no debe ocultar el hecho de que el banco cotiza con un importante descuento de 0,2 veces valor en libros.

Publicidad

Además, su recuperación desde noviembre fue menos intensa que el resto de sus comparables, por lo que los expertos no descartan que la entidad pueda reaccionar con subidas a sus resultados, al estar descontadas prácticamente todas las malas noticias.

El panel de analistas de Bloomberg calcula un precio objetivo a doce meses para los títulos del Sabadell del 11%, lo que todavía deja margen a la remontada. A medio plazo “es un banco que genera ingresos, lo que es muy importante en este entorno”, recuerda Mazo.

La gran duda es cómo habrá evolucionado la cartera de pymes, ya que es el banco que más pequeñas empresas tiene y el coronavirus podría haber causado más deterioros que en otras entidades.

Tiene un 20% garantizado por el ICO, pero habrá que ver qué pasa con el resto. Si el mercado ve que el banco se maneja bien con esta cartera, las acciones del Sabadell deberían recogerlo positivamente.

En portada

Noticias de