Banco Santander y BBVA exprimirán dos años más el margen de intereses

Deutsche Bank reúne a los altos ejecutivos de la banca europea y concluye que habrá dos años buenos para el margen de intereses, lo que beneficia a Banco Santander, BBVA y al resto de los bancos cotizados

Banco Santander, BBVA y el resto de los principales bancos españoles seguirán contando durante los dos próximos años con el impulso en sus cuentas del margen de intereses, pese a que el BCE decretó la semana pasada el primer recorte de los tipos de interés tras dos años subiendo el precio del dinero.  

Así lo constató Deutsche Bank tras organizar en Nueva York una conferencia sobre servicios financieros que reunió a dieciocho altos ejecutivos de los principales bancos europeos, entre ellos Banco Santander, BBVA, Caixabank y Banco Sabadell.

Publicidad

Los comentarios recibidos en esta cita mostraron que los bancos “siguen siendo en gran medida optimistas”, lo que refuerza la “visión constructiva del sector europeo” y la mejora del sentimiento de los inversores, dijo Deutsche Bank en un informe visto por finanzas.com.

Catalizadores positivos para el margen de intereses

El panorama actual es bastante mejor respecto las previsiones que lanzaron las entidades con los resultados del cuarto trimestre de 2023. Parece claro que habrá tipos más altos durante más tiempo el previsto, después de que el BCE rebajase notablemente las expectativas de embarcarse en una dinámica de continuos recortes.

En este entorno, los economistas del banco alemán esperan que los márgenes hipotecarios se hayan estabilizado y también cita como un catalizador la composición de los depósitos, con una disminución de las entradas de fondos hacia los depósitos más caros.

La consecuencia, recalcó Deutsche Bank, es que “salimos con una impresión positiva de la conferencia respecto a la dinámica del margen de intereses para 2024 y 2025”.

Tampoco hay que olvidar, como advierta Carola Saldias, analista de Scope Ratings, que los bancos españoles lograron en el primer trimestre de 2024 una rentabilidad media sobre fondos propios (ROE) del 13,1 por ciento, incluso después del impuesto a las entidades financieras, lo que permitió que los márgenes se mantuvieran en máximos de doce meses.

Publicidad

Banco Santander y BBVA, favorecidos por la diversificación

Por el lado de los préstamos, el crecimiento sigue siendo moderado en toda Europa Occidental, por lo que los bancos con exposición a los mercados emergentes, como es el caso de Banco Santander y BBVA, es un catalizador positivo.

Publicidad

No obstante, los analistas del banco alemán esperan una aceleración del crecimiento de los préstamos a partir del segundo semestre de este año, lo que debería apoyar la producción en el segmento de pymes, préstamos corporativos e hipotecarios.

Además, los analistas constataron que hay una gran demanda acumulada de financiación de gastos de inversión (capex) en las compañías europeas.

Comisiones al alza

Respecto al resto de los ingresos, los altos ejecutivos de la banca europea recalcaron la necesidad de fortalecer los ingresos por comisiones, que son vistos como una necesidad estratégica para el sector.

Publicidad

De hecho, los ingresos por comisiones al cierre del primer trimestre aumentaron un 5 por ciento en tasa interanual, muy por encima de lo que esperaba el mercado.

Este incremento se debió principalmente a la intermediación minorista, la gestión de activos y la banca patrimonial, dijo Deutsche Bank. A corto plazo, la caída de los tipos podría acelerar el impulso en la originación de préstamos y en las comisiones por gestión de activos.

En la misma línea, Scope Ratings espera que “las comisiones sigan creciendo en el segundo y tercer trimestre, ya que el positivo escenario económico y la estacionalidad derivada del aumento del consumo ayudarán a los bancos con un mayor componente minorista a generar ingresos adicionales”, añadió Carola Saldias.

Los costes y la inflación, los principales riesgos

Con todo, los bancos también tendrán que enfrentar importantes desafíos, en particular el impacto retrasado del incremento de la inflación sobre la base de costes vía convenios colectivos, advirtió Deutsche Bank.

Publicidad

Es cierto que los bancos intentan mitigar esta circunstancia con más medidas de control y reducción de costes, aunque a menor escala que en los grandes programas vistos a finales de 2010 y a principios de la década de 2020.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de