El BCE baja los tipos en 25 puntos básicos pero rebaja las expectativas de más recortes

El BCE cumple con lo previsto y recorta el precio del dinero hasta el 4,25%, pero enfría las posibilidades de otro recorte en julio al subir las expectativas de inflación para 2025. El comunicado insiste en que los tipos seguirán altos "el tiempo que sea necesario"

El Banco Central Europeo ha cumplido con el guion previsto y ha aprobado este jueves un recorte de los tipos de interés oficiales de 25 puntos básicos hasta situarlos en el 4,25 por ciento, tal y como anticipaba el mercado y como había sugerido la propia institución en las declaraciones de los distintos miembros de su consejo de gobierno. 

Esta bajada de los tipos se produce dos años después de que el BCE empezara a subir el precio del dinero, en julio de 2022, para combatir la inflación que presiona los precios de los bienes y servicios europeos desde 2021.

Publicidad

Pero ahora, el BCE cree que se dan las circunstancias propicias para una primera bajada, teniendo en cuenta que  la inflación ha descendido en más de 2,5 puntos porcentuales desde septiembre de 2023.

"Sobre la base de una evaluación actualizada de las perspectivas de inflación, la dinámica de la inflación subyacente y la intensidad de la transmisión de la política monetaria, es apropiado moderar ahora el grado de restricción de la política monetaria tras nueve meses en los que los tipos de interés se han mantenido sin variación", dice el comunicado enviado por la institución.  

Este giro en la política monetaria del BCE era muy esperado por el mercado y, de hecho, se trata del primer recorte del tipo de interés que se aplica a las principales operaciones de financiación desde septiembre de 2016 (aunque algunas fuentes hablan del primer recorte de tipos desde 2019, porque tienen en cuenta que entonces se produjo una bajada del tipo de interés de la facilidad de depósito, que determina el interés que los bancos reciben por sus depósitos a un día en el BCE). 

El BCE se adelanta a la Fed al bajar los tipos

Asimismo, es la primera vez en la historia que el Banco Central Europeo toma la delantera e inicia un ciclo de bajadas de los tipos de interés antes que la Reserva Federal estadounidense, tradicionalmente más audaz a la hora de dar pasos como este. 

En todo caso, la decisión estaba descontada, por lo que la atención del mercado se sitúa en los próximos pasos que dará la institución monetaria europea de ahora en adelante. En concreto, ¿cuántas veces más bajará los tipos el BCE este 2024? 

A ese respecto, el BCE ha enfriado las expectativas de una nueva bajada de tipos en julio al insistir en que "mantendrá los tipos de interés oficiales en niveles suficientemente restrictivos durante el tiempo que sea necesario para lograr el objetivo" de situar la inflación en el 2 por ciento, para lo cual "continuará aplicando un enfoque dependiente de los datos", en el que las decisiones se adoptarán "en cada reunión" y "sin comprometerse de antemano con ninguna senda concreta de tipos".

Publicidad
Publicidad

Y es que la inflación está siendo más pegajosa de lo anticipado tanto en Europa como en los Estados Unidos, lo que ha reducido las expectativas de flexibilización monetaria a ambos lados del Atlántico. 

De hecho, se da la paradoja de que este primer recorte de los tipos acontece justo después de que la zona euro registrase una subida de la inflación en mayo. En concreto, el mes pasado se produjo la primera subida del IPC de este año, de una magnitud de dos décimas, hasta situarse en el 2,6 por ciento, según datos de Eurostat.

El BCE eleva las previsiones de inflación

Curiosamente, la decisión de recortar los tipos también coincide con un incremento de las expectativas de inflación del BCE, publicadas hoy, lo que ha contribuido asimismo a rebajar las expectativas de un nuevo recorte de los tipos en julio.

Publicidad

Específicamente, el Banco Central Europeo ha elevado este jueves su previsión de inflación para 2025 desde el 2 por ciento al 2,2 por ciento; y la de este año 2024, del 2,3 al 2,5 por ciento.

Así las cosas, no es de extrañar que Lagarde haya insistido en que serán los datos económicos relativos a la inflación en la zona euro los que determinarán los próximos movimientos del BCE. 

El mercado especula sobre los próximos pasos del BCE 

Sea como fuere, el mercado ya está especulando sobre el futuro. 

Publicidad

Los datos salariales publicados recientemente, que sorprendieron al alza, hablan en contra de un recorte en julio, pero el escaso crecimiento del crédito y la débil recuperación argumentan a su favor. Aunque nos preguntamos si el consejo de gobierno del BCE llegará a un consenso para un recorte en julio, creemos que la política monetaria ha sido demasiado restrictiva durante demasiado tiempo. Por lo tanto, esperamos nuevos recortes de tipos en septiembre, octubre y diciembre, hacia un nivel del 3 por ciento (para la facilidad de depósito) a finales de año”, ha escrito Karsten Junius, economista jefe de J. Safra Sarasin Sustainable AM .  

Por su parte, los mercados anticipan actualmente un nivel del 3,3 por ciento (para la facilidad de depósito), en diciembre.   

En portada

Noticias de