Banco Santander gana 3.675 millones hasta junio y apuntala la ruta hacia el dividendo prolongado

El beneficio de Banco Santander supera los 3.310 millones esperados por los analistas. La entidad refuerza su negocio, lo que es clave para que el pay out del 50 por ciento se mantenga de manera prolongada

El Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido en el primer semestre de 3.675 millones de euros. La cifra superó los 3.310 millones que esperaba el consenso de analistas. De esta forma, la entidad apuntala la ruta hacia un dividendo generoso y prolongado.

Una vez que el BCE levantó el veto a los dividendos, la clave para recuperar la normalidad en la remuneración a los accionistas pasa por mantener unas sólidas cifras operativas. De esta forma será posible repartir dividendos sin que se resientan las cifras de capital.

De hecho, el banco dijo que reservó 18 puntos básicos de capital “para una posible remuneración a los accionistas”. Seguirá reservando este nivel a lo largo del año, pues su objetivo es alcanzar un pay out de entre el 40 y el 50 por ciento del beneficio ordinario.

Los resultados de Banco Santander recuperaron los niveles de beneficios previos a la pandemia y contrastan con las pérdidas de 10.798 millones que el grupo reportó en el mismo periodo del año pasado.

Sin tener en cuenta el cargo neto de 530 millones de euros por costes de reestructuración anunciado en el primer trimestre, el beneficio ordinario del primer trimestre fue de 4.205 millones, el 153 por ciento. Es la mayor cifra desde 2010.

Publicidad

El margen bruto aumenta en línea con lo esperado

Las cuentas de la entidad cántabra mostraron un incremento del margen bruto del 1,9 por ciento, hasta los 22.695 millones de euros. El resultado está en línea con el incremento del 2 por ciento que esperaba el consenso de analistas.

La entidad se vio muy favorecida por el impacto positivo de los tipos de cambio. Tal y como informa este miércoles finanzas.com, el efecto divisa será mucho más positivo para las cotizadas españolas en esta temporada de resultados, aunque su impacto tiene fecha de caducidad.

Publicidad

Igualmente, el margen neto creció un 13 por ciento interanual en euros constantes, hasta los 12.318 millones de euros, impulsado por un aumento de los créditos del 2 por ciento y los depósitos del 4 por ciento.

Los ingresos por comisiones alcanzaron niveles anteriores a la pandemia, al registrar un crecimiento del 8 por ciento. Hubo incrementos de volúmenes en segmentos como tarjetas (26 por ciento) o terminales de puntos de venta (54 por ciento), lo que refleja la intensidad de la recuperación.

SANTANDER (SAN)SANTANDER (SAN)

-0,03-1,11 %
2,50

El Banco Santander refuerza su colchón de capital

En cuanto a las cifras más destacadas del balance, el Banco Santander aumentó la ratio de capital (CET1) en 27 puntos básicos durante el último año, hasta alcanzar el 12,11 por ciento. De nuevo es lo que esperaban los analistas.

En el trimestre, el grupo generó 7 puntos básicos de capital y reservó 18 puntos básicos, que equivalen al 50 por ciento del beneficio ordinario del trimestre. El objetivo no es otro que llegar a un pay out de entre el 40 y el 50 por ciento.

Publicidad

El colchón de capital frente al capital mínimo exigido “es ahora de 325 puntos básicos, en comparación con el colchón anterior a la pandemia, que era de 189 puntos básicos”, recordó la entidad.

Por otro lado, la morosidad se redujo hasta el 3,22 por ciento, frente al 3,26 por ciento registrado en junio del año pasado, mientras que el coste del crédito mejoró hasta el 0,94 por ciento, respecto al 1,26 por ciento anerior, gracias a las menores provisiones dotadas.

El beneficio en España aumenta el 55 por ciento y los EE.UU siguen sumando

Por áreas geográficas, el beneficio en España alcanzó los 390 millones de euros, el 55,8 por ciento más, gracias al esfuerzo por reducir costes y las menores provisiones.

En Norteamérica, una zona que incluye México y los Estado Unidos, el beneficio ordinario alcanzó los 1.628 millones de euros, el 178 por ciento más.

Publicidad

En una entrevista con INVERSIÓN antes de que estallara la pandemia, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ya dijo que los Estados Unidos son un mercado prioritario para la entidad.

El mercado estadounidense ya fue el motor de los resultados en el primer trimestre, con lo que las cifras de este miércoles confirman la senda ascendente. Las menores provisiones y el crecimiento del 4 por ciento de los ingresos respaldaron esta evolución.

De hecho, Botín recordó este miércoles que la oferta para comprar la participación de los accionistas minoritarios en la filial estadounidense de consumo, o la compra del bróker de renta fija Anherst Pierpont, es "consecuente" con la "estrategia de invertir en actividades de alto crecimiento y alta rentabilidad"

En portada
Publicidad
Noticias de