¿Aún infraponderas China?

A pesar de la recuperación económica, muchos inversores dejan de lado la región

La renta variable china y asiática rugió en 2020, superando a sus homólogos gracias en gran parte al control efectivo de la pandemia. Asia sigue siendo el motor del crecimiento mundial en 2021, ayudado por la aparición de un importante comercio dentro de Asia. China, la mayor economía de la región, continúa su transición estructural hacia un crecimiento de mayor calidad. BNP Paribas Asset Management analiza el país como oportunidad de inversión.

Se espera que el crecimiento económico de China se acelere en 2021 ya que continúa la recuperación, que está liderada por tres pilares principales: Tecnología, Sostenibilidad y su estrategia de “Circulación Dual”, como se establece en el 14º Plan Quinquenal de China.

La historia de la recuperación económica China se resume con «primero en entrar, primero en salir», ayudado por sus efectivos controles del Covid19 y sus medidas de estímulo. El repunte ha sido antes y más rápido que el de otras grandes economías.

Una política fiscal y monetaria controlada durante 2020 ha proporcionado a China las reservas para responder a cualquier resurgimiento del Covid-19 o al aumento de las tensiones geopolíticas.

El aumento del 2,3% del PIB real se logró sin que las autoridades tuvieran que reducir tipos mediante la flexibilización cuantitativa o aumentar la carga de la deuda pública a través de medidas de estímulo del gasto.

Los inversores no son conscientes del potencial económico del país

La introducción del concepto de «circulación dual» en el decimocuarto plan quinquenal significa un cambio de enfoque hacia un impulso del crecimiento nacional y de la inversión en infraestructura de alta tecnología.

Se espera que el énfasis en la economía verde, el control del clima y la revitalización de la actividad manufacturera beneficie a diversos sectores por el gasto en nuevas infraestructuras y la innovación tecnológica, así como la protección del medio ambiente, los proyectos de conservación del agua y las energías renovables.

Publicidad
Publicidad

David Choa, gestor del BNP Paribas China Equity, cree que muchos inversores aún subestiman el papel económico mundial de China y su fuerza innovadora y la infraponderan significativamente en sus carteras.

La estrategia de ‘Circulación Dual’ de China sugiere que el crecimiento de la demanda interna, la sustitución de importaciones y la autosuficiencia tecnológica parecen ser impulsores macroeconómicos clave para oportunidades de inversión en China en los próximos años.

En general, somos cautelosamente positivos sobre las perspectivas a medio plazo para China basándonos en sus sólidos impulsores tanto fundamentales como técnicos, sin dejar de ser conscientes de los niveles de valoraciones actuales debido a la alta liquidez y al fuerte optimismo en el mercado. Esperamos una mayor divergencia entre los ganadores y los perdedores en 2021 y, por lo tanto, seguimos siendo selectivos en nuestra selección de valores.

Innovación creciente y oportunidades de inversión sostenibles

Con el aumento del consumo de datos, se prevé que el gasto chino en 5G sea de 184 billones de dólares de aquí a 2025, según la Alianza del Sistema Global para Comunicaciones Móviles («GSMA»). La GSMA también estima que al mismo tiempo habrá casi 1.500 millones de usuarios de teléfonos inteligentes en China.

Esto podría dar lugar a un importante aumento de la productividad que alivie la presión del aumento de los gastos laborales. El tamaño del mercado nacional, un mayor gasto en I+D y el talento disponible también respaldarán el cambio a la fabricación de productos de alta calidad.

Publicidad

Las oportunidades para invertir de manera sostenible en China no dejan de crecer. Se han realizado importantes inversiones en lo que a la protección del clima y las energías renovables se refieren.

Según la Autoridad de Energía de China, el año pasado se construyeron plantas de energía eólica con una capacidad de casi 72 gigavatios, casi tres veces más que en 2019, y esta tendencia está creciendo a medida que China busca lograr su objetivo de volverse climáticamente neutra para 2060.

David Choa considera que todavía queda mucho crecimiento por llegar. Con el cambio de la fabricación basada en mano de obra barata a la fabricación de productos de una calidad media-alta, el enfoque tecnológico ha comenzado a pasar de las aplicaciones de consumo a las empresariales.

Publicidad

Los beneficiarios de este asunto van más allá de los que han hecho posible tradicionalmente la tecnología y brindan a muchas empresas la posibilidad de consolidarse en el mercado. También estamos viendo que los consumidores chinos evolucionan y buscan tener un mejor estilo de vida y no solo acceder a productospremium, lo que sustenta el crecimiento más allá de los sectores minoristas tradicionales.

Sol Hurtado de Mendoza, directora general de BNP Paribas Asset Management para España y Portugal indica que las empresas relacionadas con el rápido avance en los sectores industrial, tecnológico y de ciencias sociales, así como con las mejoras en el estilo de vida y la consolidación en los sectores de la economía antigua y nueva están bien representadas en el BNP Paribas China Equity. El fondo ya cuenta con un volumen de USD 2.700 millones y se trata de una cartera concentrada de 40 a 60 valores gestionada de manera activa y que está despertando el interés de muchos de nuestros clientes. Su disciplinado proceso de selección basado en fundamentales integra en un 100% criterios ESG. El fondo está diseñado para beneficiarse del crecimiento de la economía china y de las rápidas dinámicas que caracterizan a la región.

Información importante

Todos los pareceres expresados en el presente documento son los del autor en la fecha de su publicación, se basan en la información disponible y podrían sufrir cambios sin previo aviso. Los equipos individuales de gestión podrían tener opiniones diferentes y tomar otras decisiones de inversión para distintos clientes.

El valor de las inversiones y de las rentas que generan podría tanto bajar como subir, y es posible que el inversor no recupere su desembolso inicial. Las rentabilidades obtenidas en el pasado no son garantía de rentabilidades futuras.

Es probable que la inversión en mercados emergentes o en sectores especializados o restringidos esté sujeta a una volatilidad superior a la media debido a un alto grado de concentración, a una mayor incertidumbre al haber menos información disponible, a una liquidez más baja o a una mayor sensibilidad a cambios en las condiciones sociales, políticas, económicas y de mercado.

Publicidad

Algunos mercados emergentes ofrecen menos seguridad que la mayoría de los mercados desarrollados internacionales. Por este motivo, los servicios de ejecución de operaciones, liquidación y conservación en nombre de los fondos que invierten en emergentes podrían conllevar un mayor riesgo.

Más información en la guía de gestoras

En portada
Publicidad
Noticias de