Fondos y ETF

Las gestoras ponen en el radar la renta fija para la segunda mitad del año

La renta fija corporativa privada ofrece rentabilidades superiores para colocar sus bonos

La renta fija constituye una oportunidad de cara al segundo semestre

Las políticas expansivas de los bancos centrales generaron un viento de cola para la renta fija, especialmente la corporativa privada. Así, gestoras como Mutuactivos o M&G aprovecharon estas medidas expansivas para sobreponderarla en sus carteras.

¿Qué más leer?

Fondos de inversión para tener en el radar

Como reconocen desde Muatuactivos, a pesar de que los diferenciales de créditos se han estrechado mucho desde los máximos, el devengo de la renta fija privada aún es atractivo.

Y es que podría haber más oportunidades si la recuperación se acaba confirmando y si es más rápida de lo esperado.

No olvidemos que la profundidad de las caídas del mes de marzo y la contundencia de las medidas anunciadas en términos de política económica llevaron entonces, como reconoce la propia gestora, a apostar de manera decidida por la renta fija privada.

Por poner un ejemplo, los bonos corporativos, que en su nivel más bajo (23 de marzo de 2020) descontaba unas tasas de impago del investment grade y el high yield del 25% y el 54% respectivamente, rozan ahora su valor razonable (descontando un 12% y un 35% a 7 de julio de 2020), de acuerdo a los datos que maneja M&G.

“Durante el segundo trimestre del año hemos sido muy activos comprando deuda corporativa, aprovechando el gran número de emisiones de empresas que han estado dispuestas a pagar una prima de rentabilidad por asegurarse el acceso a la financiación. En el crédito financiero, nuestras compras se han centrado en los tramos más senior e intermedios (LT2) por ser los menos expuestos a un posible deterioro de la situación macro”, comenta Ignacio Dolz de Espejo, director de soluciones de inversión de Mutuactivos.

Esta idea también la comparten desde M&G, quién destaca que la clave fue la intervención de la Reserva Federal con la compra de fondos cotizados y high yield.

Pero no todo vale. Por ejemplo, Mutuactivos descarta en este segmento, continúan evitando compañías muy apalancadas o con modelos de negocio poco claros.

Reducir el riesgo

La renta fija privada continúa siendo el activo preferido para los gestores de Mutuactivos, aunque en las últimas semanas están aprovechando el fuerte rally de algunos activos (crédito subordinado bancario) para reducir ligeramente la exposición, haciéndolo de manera paulatina.

“Aunque no sea nuestro escenario central, los bancos son el sector más expuesto a un nuevo repunte de la crisis. Por ello, iremos reduciendo el riesgo poco a poco. Igualmente, seguiremos atentos a nuevas oportunidades de compra que puedan darse en este segmento·, comenta Pedro Pablo García, director de asset allocation de Mutuactivos.

Oportunidades también en deuda soberana 

En cuanto a los bonos de los gobiernos también ofrecen potencial alcista en caso de que el pesimismo vuelva a los mercados en la segunda mitad. Especialmente ante la improbabilidad de que la inflación aumente considerablemente a corto plazo, por lo que la apuesta sería para el largo plazo. 

De esta manera, Jupiter AM también ve oportunidades en la renta fija de los gobiernos y acaba de lanzar un fondo con este posicionamiento (el Jupiter Global Sovereing Opportunities).

Su gestor Vikram Aggarwal señala que en el entorno actual de mayor incertidumbre y enorme volatilidad causada por la pandemia mundial de coronavirus, ”creemos que una cartera de deuda soberana activa y flexible representa una oportunidad de inversión ajustada al riesgo sumamente atractiva”.

La deuda soberana es el segmento mayor y con más liquidez del universo de renta fija, con una tasa de morosidad históricamente inferior a la del crédito empresarial.

Si bien el grueso del fondo se invertirá en deuda soberana, el gestor también dispondrá de flexibilidad para invertir en deuda cuasi-soberana y en oportunidades que puedan surgir de situaciones especiales.

Desde PICTET AM señalan, que si bien es cierto, que la renta soberana investment grade tiene una rentabilidad menor, también dismimuye el riesgo. No obstante, desde la gestora señalan que hay oportunidades de renta fija soberana emergente, con riesgo controlado, y rentabilidad más atractiva.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.