Fondos y ETF

Las compañías no sostenibles se enfrentan a la amenaza de las posiciones cortas

BNP Paribas Asset Management lanza un fondo temático medioambiental para cubrir las inversiones de las empresas sostenibles mediante las ventas a corto de las que no lo son

BNP Paribas Asset Management lanza un fondo temático medioambiental para cubrir las inversiones de las empresas sostenibles mediante las ventas a corto de las que no lo son

Las empresas que no cumplan con criterios de sostenibilidad se enfrentarán a partir de ahora a una nueva amenaza en el parqué: las posiciones cortas.

BNP Paribas Asset Management lanzó este miércoles un fondo temático medioambiental de renta variable, conocido como Earth, que tiene como objetivo cubrir las inversiones de compañías comprometidas con la transición ecológica. Y la forma de hacerlo será mediante la compra a cortos en aquellas que no lo estén.

  • El vehículo BNP Paribas Environmental Absolute Return, está integrado por empresas de mercados desarrollados y emergentes de todo el mundo.
  • Está gestionado por dos especialistas temáticos: Edward Lees y Ulrik Fugmann, que también llevan el 'BNP Paribas Energy Transition'
  • La elección de valores se realiza sobre una base temática de empresas con una capitalización de mercado superior a los 1.000 millones de dólares y de los sectores energético, de materiales, agricultura e industria que están proporcionando soluciones a los desafíos medioambientales, informó la entidad francesa.

“Creemos que las empresas posicionadas para ayudar a abordar los importantes desafíos ambientales que enfrentamos superarán a las que no toman medidas o contribuyen a estos problemas", comentó Edward Lees, gerente conjunto de este fondo.

"Estas últimas estarán cada vez más en riesgo de tener activos varados y se verán obligadas a tomar amortizaciones, añade.

Desafíos 

Por su parte, George Hay, columnista de Reuters Breakingviews, advierte que aunque apostar por que las acciones de aquellas firmas que todavía trabajan con combustibles fósiles es algo “obvio”, existen dos desafíos.

En primer lugar, este experto señala que la transición ecológica podría durar años, por lo que los títulos de las compañías no comprometidas con factores medioambientales podrían permanecer altas “durante más tiempo del que el inversor medio de fondos podría estar dispuesto a esperar”.

¿Qué más leer?

IBEX 35. El fin de las ventas a corto no cierra el debate

Por otro lado, recuerda que las ventas a cortos levantaron la polémica en el Fondo de Inversión de Pensiones del Estado de Japón. Este organismo aseguró en diciembre del año anterior que no prestaría acciones a los vendedores de posiciones cortas al considerar que esta práctica chocaba con su responsabilidad como gestor.

“Si otros grandes inversores siguieran el ejemplo, los vendedores en corto tendrían más dificultades y sería más caro hacer apuestas”, indicó Hay.

Para algunos expertos las posiciones cortas únicamente distorsionan el precio del activo en momentos puntuales y en un periodo de tiempo reducido, por lo que a la larga no sufrirían el impacto. "A medio y largo plazo esto queda disipado y no suele tener un gran efecto", explicó a Finanzas.com David Levy, fundador y director general de DiverInvest.

No obstante, en opinión de Hay, a medida que se haga  más evidente cuáles son las empresas que se resisten a aplicar criterios medioambientales, los inversores se desharán de sus acciones, aumentando así el coste de capital de las compañías rezagadas. "La venta en corto ecológica se convertirá cada vez más en algo automático", concluye. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.