Fondos y ETF

Las apuestas contra mercado del robot que casi dobla la rentabilidad del S&P500

El algoritmo basado en la inteligencia artificial que ha batido al S&P500 tiene una forma particular de gestionar la rotación sectorial

Las apuestas contra mercado del robot que casi dobla la rentabilidad del S&P500

El efecto manada es bien conocido en los mercados y en las finanzas conductuales. Inversores entrando en masa en determinados sectores o huyendo a toda velocidad al calor de ciertas noticias, son comportamientos que están a la orden del día.

Precisamente porque existe este sesgo en la conducta, también se da su reverso, los inversores ‘contrarian’, aquellos que casi siempre piensan que la masa se equivoca y nadan contra la corriente. Es un comportamiento comprensible en los seres humanos. Lo extraño sería que se comporten así las máquinas.

¿Qué más leer?

Warren Buffett se quita la espina tecnológica y da el pelotazo con Snowflake

Sin embargo, la tecnología acaba de demostrar que todo es posible. Al menos es lo que ha sucedido con el ETF AI Powered, un fondo cotizado impulsado por inteligencia artificial que lleva una rentabilidad en torno al 13%, frente al 8% que se anota el S&P500.

El gestor de este fondo no se coge vacaciones y está enganchando al mercado las 24 horas del día, los siete días de la semana. Tampoco parece haberse visto muy impacto por el coronavirus. Claro que es un algoritmo informático que rueda bajo la plataforma Watson de IBM.

Por eso, es capaz de analizar más de 6.000 cotizadas estadounidenses al día, en un intento de encontrar los resquicios que generan valor y pasaron desapercibidos para el resto de inversores.

¿Qué está comprando el fondo?

  • Por sectores, el algoritmo tiene una clara tendencia a sobreponderar la tecnología pero sin llenarse peligrosamente la mochila. También le gustan mucho los sectores de salud y consumo discrecional.
  • Por el contrario, el programa, desarrollado por EquBot, quiere saber muy poco del sector financiero y las compañías industriales, a los que tiene marcadamente infraponderados.
  • Es decir, la inteligencia artificial que gestiona los 96 millones de dólares de este fondo tiene en cuarentena a los sectores cíclicos, que es justo lo que están comprando los gestores profesionales. Y ese le basta para mirar por debajo al S&P500.
  • “Está entregando unos retornos decentes y no está comprando el ciclo, como hacemos nosotros”, dice a Bloomberg Nicholas Colas, experto de la firma DataTrek Research. Aunque tiene algunas lagunas, el robot se las ha ingeniado para “no correr a esconderse en las Big Tech”, asegura este experto.
  • Evidentemente, tiene grandes tecnológicas pero en porcentajes modestos. Sus mayores tenencias están en Apple (4%), Alphabet (3,6%) o Amazon (3,3%). Pero también tiene un 1% en Novavax y otro 1% en Moderna, dos farmacéuticas metidas en la carrera por la vacuna.
  • También tiene un 1% en Thermo Fisher, que fabrica instrumentos de laboratorio o un 0,9% en Dominos Pizza. Y quizás porque no conviene dejar de lado a uno de los inversores más grandes de todos los tiempos, casi el 1% su cartera está en Berkshire Hathaway, el holding inversor de Warren Buffett.
  • La lectura que hace Colas es que la tecnología funcionará, aunque hay que tener cuidado con algunos nombres. Y desde luego, conviene tener cuidado con los valores cíclicos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses