Fondos y ETF

Los planes de pensiones de bolsa más rentables de los Estados Unidos

Los planes de pensiones de renta variable se apoyan en las tecnológicas y sus perspectivas son positivas a medio plazo

Wall Street se ha recuperado de una semana marcada por los movimientos de Trump

Las recientes noticias sobre la pronta disponibilidad de la vacuna de Pfizer y la creciente claridad sobre el resultado de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos han inyectado una buena dosis de optimismo en el mercado bursátil, que ha tomado la senda alcista nuevamente.

Y no precisamente en los sectores más beneficiados por la pandemia. La semana pasada se registraban alzas en compañías de líneas aéreas, cruceros y minoristas, mientras que servicios de telecomunicación, consumo básico y software quedaban rezagados. 

Apoyado en las tecnológicas

La categoría VDOS de planes de pensiones de Renta Variable Internacional USA, sustentada en gran medida por la evolución de las tecnológicas a lo largo del año, es la segunda más rentable en el año (3,23%), sólo por detrás de Renta Variable Internacional Emergentes (4,22%).  

 De una selección de estos planes con calificación cinco y cuatro de VDOS, el más rentable en lo que va de año es ALLIANZ USA con un avance de 5,50 por ciento. A un año, se revaloriza un 11,76 por ciento, con un dato de volatilidad bastante controlado de 20,08 por ciento, que lo posiciona en el segundo mejor grupo por este concepto. 

La gestión de la cartera toma como referencia el índice Standard & Poor´s 500, que representa la evolución bursátil ponderada por capitalización de las 500 mayores compañías cotizadas en la Bolsa de Nueva York. La exposición a riesgo divisa normalmente es 100 por ciento en dólares USA, aunque el fondo está denominado en euros. 

Los ETF optimizan la gestión

Se gestiona utilizando fondos de terceros, parte de ellos fondos cotizados (ETF), con el objetivo de optimizar la gestión y diversificar el riesgo. Los límites aplicables a las inversiones en este tipo de activos son los establecidos legalmente.

El plan puede también invertir en instrumentos derivados, con objetivos de cobertura y de inversión, y siempre sujeto a los límites establecidos por la ley. Aplica a sus partícipes una comisión fija de 0,30 y de depósito de 0,20 por ciento.  

Un 5,46 por ciento es la rentabilidad obtenida en el año por ABANCA USA. En el último año se revaloriza un 9,14 por ciento, registrando un dato de volatilidad de 20,84 por ciento. Invierte hasta un 100 por ciento de sus activos netos en renta variable, con la posibilidad de reducir la exposición de ésta a favor de la inversión en renta fija con el máximo del 25 por ciento.

Una adecuada diversificación de activos

La inversión en renta variable se realiza única y exclusivamente en los mercados bursátiles estadounidenses, siempre mediante una adecuada diversificación de activos desde el punto de vista sectorial, así como una adecuada combinación de activos de alta y media capitalización. 

Entre las mayores posiciones en su cartera encontramos el contrato de futuros E-mini S&P 500 Future (43,51%) la emisión de Reino de España a 5 años (37,84%) Fondo de Titulización de Déficit del Sistema Eléctrico (2,60%) el fondo Amundi S&P 500 UCITS (1,41%) y el fondo cotizado DB X-Trackers MSCI USA UCITS 1C (1,20%). 

La aportación mínima, inicial y periódica, para suscribir y mantener este plan es de 30 euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,50 por ciento y de depósito de 0,10 por ciento.  

Evolución ligada al dólar

También con calificación de cuatro estrellas de VDOS, NARANJA STANDARD & POORS 500 avanza un 4,17 por ciento por rentabilidad desde el pasado enero. En el último periodo anual se revaloriza un 6,99 por ciento, registrando en este periodo un dato de volatilidad de 22,43 por ciento. 

Su política de inversión trata de replicar el índice Standard & Poor’s 500. Las decisiones de inversión se toman de acuerdo con los criterios del equipo gestor, invirtiendo en una variedad de sectores de compañías cotizadas en el índice S&P 500. Al estar invertido en dólares, su evolución está también ligada a la de la divisa estadounidense. 

Sus mayores posiciones en cartera incluyen los fondos cotizados Lyxor S&P 500 ETF D EUR (25,50%) iShares Core S&P 500 ETF USD Acc (23,55%) XTrackers S&P 500 Swap ETF 1C (21,60%) Amundi IS S&P 500 ETF C EUR (19,37%) y el contrato de futuros E-Mini sobre S&P 500 (3,29%). La suscripción supone una aportación mínima inicial y periódica de 0,01 euros, gravando a sus participes con una comisión fija de 1,25 por ciento. 

Pendientes de los tipos de interés

Las perspectivas parecen seguir siendo alcistas respecto a la recuperación económica y los ingresos que las empresas obtendrán. Sin embargo, a corto plazo, todavía hay algunos obstáculos a tener en cuenta para los principales índices, como el ajuste a largo plazo de los tipos de interés, ya que muchos de los grandes índices de capitalización, como el S&P 500 y el Nasdaq, son muy sensibles a movimientos en los tipos de interés.

Por lo tanto, a medida que los tipos de interés suban, pueden lastrar la evolución de los índices. También hay que considerar la influencia en el resultado final de las elecciones en cuanto a la configuración del Senado. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.