Los bancos encarnizan su guerra con hipotecas fijas más baratas

El BCE y el euríbor traerán nuevas bajadas en el precio de las hipotecas en lo que queda de año

La banca, que lleva inmersa en una guerra hipotecaria desde hace años, tiene todavía margen para mejorar sus hipotecas fijas y variable gracias al Banco Central Europeo (BCE) y al euríbor en negativo.

En la reunión del jueves, el organismo responsable de la política monetaria inició el tapering, pero acomodaticio, reduciendo de manera moderada el ritmo de compras hasta situarlo a niveles de principios de año. 

Publicidad

Esta decisión viene a confirmar que el BCE agotará el programa de compras pandémico en marzo de 2022 y que no pensará una subida de tipos hasta 2024. 

Por su parte, el euríbor, el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, lleva 5 años en negativo y tras el BCE cayó nueve milésimas hasta el -0,495 por ciento.

Margen de mejora en las hipotecas a tipo fijo

A pesar de que los intereses de la oferta hipotecaria han alcanzado sus mínimos históricos en el último año, tanto en su modalidad fija como variable todavía hay margen de mejora.

A su favor es que “en España hay mucha cultura de vinculación de productos, lo que posibilita que aún quede margen para que los intereses de las hipotecas continúen bajando", explica Simone Colombelli, experto en hipotecas de iAhorro.

Publicidad
Publicidad

“En tipo fijo, menos del 1 por ciento de manera habitual nos parece algo exagerado en este momento”, explica Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelito.

“Tenemos ya hipotecas al 1 por ciento, pero solo para plazos de hasta 10-15 años y lo más barato del mercado a 25-30 años está en el 1,15 por ciento, por lo que el salto sería importante, incluso para las ofertas más baratas”, añade.

Cuáles son las hipotecas a tipo fijo más baratas

Aunque las de Openbank, Ibercaja y MyInvestor ofrecen un TAE al 1,50 por ciento para 30 años no son las más económicas.

Destaca la de COINC, la banca digital de Bankinter, con un TAE del 1,40 por ciento para este plazo, mientras que la Hipoteca Inteligente de Evo Banco a 30 años ofrece un TAE del 1,29 por ciento.

No obstante, para clientes con muy buen perfil financiero destacan la hipotecas de Kutxabank, con un TAE del 1,51 por ciento (el primer año), pero un interés fijo del 0,90 por ciento, para posteriormente, bajar al 0,85 por ciento en el segundo año.

Publicidad

Preferencia por las hipotecas variables

Si las hipotecas a tipo fijo llegaron a reinar hace unos meses, a medida que el euríbor fue marcando un mínimo histórico, las variables han dado el ‘sorpasso’.

El momento de ver al euríbor de nuevo en terreno positivo nunca llegó y el índice hipotecario se ha mantenido fluctuando por debajo del 0 por ciento hasta ahora. 

Eso, unido a que las previsiones de que vuelva a terreno positivo son muy a largo plazo, ha vuelto a despertar el interés en este tipo de préstamo. 

"En operaciones a corto plazo o hasta 15 años una hipoteca variable se hace muy golosa. Sin embargo, en periodos de amortización más largos aconsejaríamos aportar por el tipo fijo, sobre todo si se siguen dando estas condiciones", afirma Colombelli.

Publicidad

¿De qué diferenciales hablamos? Las mejores hipotecas a tipo fijo ofrecen un TAE del 0,89 por ciento, como es el caso de cuatro entidades como son MyInvestor, ING, Kutxabank y Coinc. 

Aquí, lo que marca la diferencia son los productos vinculados, desde los 3 de ING y de la entidad vasca, hasta el cero de las dos ofertas de la banca digital.

El salto hasta el 0,60 por ciento (uno de los más habituales antes del estallido de la burbuja inmobiliaria) aún es importante, pero sí podría darse en algunas ofertas puntuales, dentro de un contexto de abaratamiento generalizado, apunta González.

Las vías de la banca para obtener rentabilidad

Con todo, las hipotecas siguen siendo una vía fundamental para la banca para encontrar parte de la rentabilidad perdida.

Esta será a través de dos fórmulas. Por un lado, vendiendo un mayor volumen de hipotecas más baratas: tienen que abaratarlas para competir (sobre todo, con la banca online, que será previsiblemente la más agresiva) en el mercado, explica González.

Publicidad

Y, por otro, usando los productos asociados (la vinculación) para sacar un mayor rendimiento por otras vías.

En portada
Publicidad
Noticias de