El euríbor se frena ante el BCE

El índice rebota hasta el -0,496 por ciento tras haber llegado a tocar el -0,502 por ciento

El euríbor, el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, frenó las caídas ante la reunión del Banco Central Europeo (BCE).

El índice llevaba la última semana de agosto y los primeros días de septiembre moviéndose en tasas en torno al -0,50 y -0,502 por ciento.

Publicidad

Sin embargo, este jueves cotizaba en el -0,496 por ciento, lo que supone cuatro milésimas menos que en el día anterior.

El BCE ajustará el programa de compras

Este freno se produce justo cuando el mercado está muy pendiente de lo que hará el BCE. Los analistas esperan una ajuste del volumen de compras hasta los 60.000 millones de euros.

Axel Botte, Global Strategy de Ostrum AM (afiliada de Natixis IM), sobre el encuentro: "El BCE podría insinuar cambios en los programas de compra de activos antes de hacer anuncios formales de política en diciembre próximo", señala el experto.

Publicidad

Y es que, según cometa el experto, "Christine Lagarde está de acuerdo en la necesidad de la acción del BCE tras el diluvio de liquidez de la primavera de 2020", lo que está alineado con "los comentarios de Robert Holzmann o Klaas Klaas Knot pidiendo que se limite el PEPP y que causaron un gran revuelo en el Bund".

Publicidad

El euríbor baila al son de la melodía que toca el BCE

A pesar de que muchos indicadores económicos han reflejado una clara recuperación con el paso de la pandemia, el euríbor sigue a expensas de lo que dictamine el BCE a principios del año que viene, cuando está previsto que llegue a su fin el programa de estímulos económicos puesto en marcha para combatir la crisis de la Covid 19, explican desde iAhorro.

Pero, aunque termine el programa de compras pandémico en el primer trimestre de 2022, los tipos no subirán hasta 2024.

Es por eso que los analistas de Bankinter creen que el índice cerrará 2022 en el -0,46 por ciento y 2023 en torno al -0,26 por ciento.

En portada
Publicidad
Noticias de