La banca siempre gana: también con la guerra de hipotecas a tipo fijo

La apuesta por las hipotecas de tipo fijo junto al interés por comprar viviendas permite a los bancos captar clientes que les proporcionan ingresos estables durante años

La guerra de las hipotecas que mantienen los bancos en el tipo fijo da buenos resultados, a juzgar por las cifras más recientes a las que ha tenido acceso finanzas.com.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes a octubre dos de cada tres hipotecas que se firman lo hacen a tipo fijo. En concreto el 67,2 por ciento frente al 32,8 por ciento que lo hacen a tipo variable.

Publicidad

Este porcentaje de hipotecas a tipo fijo lleva seis meses seguidos por encima del 60 por ciento y marca un nuevo récord.

"Nos encontramos ante una batalla librada por parte de las entidades financieras, en la que intentan competir con el nivel del euríbor, abaratando los precios para estimular las ventas".

"De hecho, durante todo 2021, hemos visto a varias entidades con las mayores bajadas de precios que se recuerdan", explica María Matos, directora de estudios de Fotocasa.

Las condiciones de rebaja de intereses actuales están haciendo que muchos pequeños ahorradores se lancen a comprar una vivienda, continúa Matos.

Publicidad
Publicidad

Añade que "la salud de la banca es crucial para que la financiación siga llegando al bolsillo de las familias españolas. Es una prueba de que los bancos encaran esta situación con las cuentas saneadas y con unos cimientos sólidos".

Por qué la banca apuesta por el tipo fijo

Pero esta buena salud financiera que tienen los bancos no es el único motivo por el cual la banca ofrece las hipotecas a tipo fijo.

La explicación la encontramos en las políticas expansivas del Banco Central Europeo (BCE), primero como consecuencia de la crisis financiera, y, en segundo lugar, por la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

Y es que el euríbor lleva desde febrero de 2016 en negativo y los tipos de interés en el cero por ciento desde marzo de ese año. Las expectativas son, además, que el precio del dinero siga en ese nivel otro año más, durante todo 2022.

Esto hace que la banca no pueda captar negocio a través de depósitos, cuyas rentabilidades llevan deprimidas varios años, y se hayan volcado en las hipotecas.

Publicidad

Pero el euríbor en negativo y la imposibilidad de rebajar los diferenciales aún más (los mejores están en niveles cercanos al 0,60 por ciento, cifras similares a las de la burbuja inmobiliaria) ha hecho que se hayan volcado en ofrecer hipotecas a tipo fijo.

Con ellas, la banca tiene cierto margen todavía de mejora, pero se garantizan unos ingresos periódicos y fijos durante un largo periodo de tiempo sin que le afecte las fluctuaciones del euríbor.

La banca mantiene las espadas en alto

Ello, junto al interés por comprar una vivienda surgida de la pandemia hace que la banca mantenga las espadas en alto. Por ejemplo, entre las entidades que han rebajado los tipos en las últimas semanas destaca Openbank.

La entidad ha recortado en 10 puntos básicos sus préstamos a tipo fijo y mixto hasta situarlos en el 1,15 por ciento TAE y en el 1,05 por ciento TIN respectivamente.

Publicidad

Además, con el fin de acelerar los planes y que el hipotecado no tenga la tentación de consultar otra entidad, el banco rebaja aún otros 10 puntos si solicita la tasación en menos de 20 días y se pida una hipoteca de más de 150.000 euros.

Esta oferta se unía a otras como premiar a ya clientes por traer nuevos hipotecados.

Por su parte, también ING redujo los precios de sus hipotecas en 10 puntos básicos. La hipoteca naranja fija sigue posicionándose como una opción competitiva con una nueva cuota del 1,40 por ciento.

Con estos últimos movimientos, las hipotecas a tipo fijo están a punto de caer de la barrera del 1 por ciento para el cliente bancario.

La banca cierra 400.000 operaciones hipotecarias este año

Los datos de hipotecas de octubre del INE pone de manifiesto la  buena salud del sector inmobiliario, ya que registró una subida interanual del 27,9 por ciento, encadenando ocho meses de incrementos interanuales consecutivos.

Así, octubre cierra con 36.249 hipotecas concedidas, una cifra que sitúa la contratación de estos préstamos en niveles muy superiores a los que vimos durante el impacto de la pandemia.

Publicidad

“Esta variación interanual tan elevada pone de manifiesto el gran dinamismo que está viviendo el sector inmobiliario y, en concreto, la compra de vivienda”, lo que seguirá favoreciendo la producción de hipotecas.  

Para el conjunto del año la cifra se ha elevado a 400.000 hipotecas.

En portada
Publicidad
Noticias de