El reinado de las hipotecas a tipo fijo se consolida

El ascenso de las hipotecas a tipo fijo es constante desde 2017 y ya representan el 62% de los créditos que se firman

El reino de las hipotecas a tipo fijo se consolida. Esta modalidad de crédito hipotecario ya representa más del 60 por ciento de los nuevos créditos.

En concreto el 62,4 por ciento de los firmados en septiembre (último dato conocido). En los últimos cuatro años las hipotecas a tipo fijo han crecido 24 puntos. 

Publicidad

El tipo fijo ha ido creciendo de manera imparable, pero fue 2020 el año en el que se consolidó este cambio de tendencia, cuando alcanzó la mitad de los créditos que se firmaban (un 52 por ciento de los hipotecados se decantaban por ella).

Si se echa la vista algo más atrás, la diferencia aún es mayor: en 2017, los que preferían una hipoteca a tipo fijo eran el 35 por ciento.

Por el contrario, las hipotecas a tipo variable han sido las grandes damnificadas: actualmente son el 26 por ciento y hace un año representaban al 32 por ciento.

Sin embargo, la hipoteca mixta, que es la opción menos frecuente, permanece estable: en el último año, la han pedido un 5 por ciento de los compradores, igual que sucedió en 2020.

Publicidad
Publicidad

La guerra hipotecaria ha sido el impulsor de este tipo de hipotecas

Varios son los motivos que han facilitado el ascenso de las hipotecas a tipo fijo.  Por un lado, la guerra hipotecaria que mantienen los bancos, ofreciendo créditos cada vez más competitivos, que bordean el 1 por ciento (o incluso por debajo para perfiles financieros sólidos).

“Este impulso por los créditos hipotecarios de tipo fijo es la consecuencia de la batalla hipotecaria que están librando las entidades financieras al intentar competir contra los niveles del euríbor”, explica María Matos, directora de Estudios y portavoz de Fotocasa

Este año, hemos visto bajadas históricas en el precio de las tasas de interés aplicadas a créditos y préstamos, lo que ha estimulado que los ciudadanos hayan escogido esta opción a muy buenos precios.

Por ejemplo, los dos últimos bancos en aplicar rebajas a sus hipotecas a tipo fijo han sido Openbank e ING.

Los clientes de Openbank contarán con las siguientes opciones: un interés TIN desde el 1,15 por ciento (1,35 por ciento TAE) para aquellos que financien su vivienda hasta en 15 años hasta un 1,35 por ciento TIN (1,49 por ciento TAE) para préstamos con un plazo de entre 26 y 30 años.

Publicidad

En el caso del banco holandés, también ha recortado 10 puntos básicos sus créditos a tipo fijo.

La Hipoteca NARANJA Fija sitúa su nueva cuota en el 1,40 por ciento (antes al 1,50%), mientras que la la Hipoteca Variable permanece sin cambios en el euríbor más 0,89 por ciento. 

 Un euríbor en mínimos

El otro factor determinante para este reinado de las hipotecas a tipo fijo es la caída del euríbor, que sigue en mínimos históricos.

El indicador lleva en terreno negativo desde febrero de 2016. Ante esta situación, la banca oferta más hipotecas a tipo fijo ya que se garantizan unos ingresos estables durante un periodo de tiempo largo (el que dura la hipoteca).

Publicidad

Por otro lado, se evita que su margen de intereses sufra con nuevas caídas del euríbor, que inciden negativamente en los ingresos que obtienen por su negocio bancario, siendo cada vez más reducidos por esta vía.

Además, las previsiones de la banca estiman que el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, que se mueve en torno al -0,50 por ciento, podría permanecer en negativo hasta 2031 aunque el BCE subiera tipos a finales de 2023.

 Cuánto se solicita y durante cuánto tiempo 

De media, los particulares mayores de 18 años que quieren adquirir una vivienda a través de una hipoteca piden hasta un 66 por ciento del precio.

Es una cifra similar a la del año anterior cuando, de media, se pedían préstamos hipotecarios por un valor del 67 por ciento de la vivienda, señalan desde Fotocasa.

Otro aspecto que define las hipotecas y la planificación de los hipotecados es el plazo en el que se va a pagar. Y a este respecto no hay grandes cambios con respecto a los años anteriores.

Publicidad

Así, los plazos más largos (por encima de los 30 años) se mantienen estables con los datos históricos: un 16 por ciento de los compradores que se hipotecan superan ese plazo.

El grueso, sin embargo, se concentra entre los 20 y los 30 años de duración del préstamo: un 53 por ciento en 2021 frente al 54 por ciento de 2020. Sólo un 10 por ciento se hipotecan por menos de 10 años.

En portada

Noticias de