El euríbor acabará 2021 como lo empezó. Estos son los próximos movimientos del índice

El euríbor cerrará 2021 prácticamente en el mismo nivel en el que lo comenzó. El regreso a terreno positivo se retrasa a más allá de 2023

Se puede decir que el euríbor ha vivido un viaje de ida y vuelta en 2021. El índice, el más utilizado para referenciar las hipotecas a tipo variable, cerró enero en el -0,505 por ciento, marcando un nuevo record. Y, prácticamente, terminará diciembre en el mismo nivel, ya que, a pocos días para acabar el mes, cotiza de media en el -0,504 por ciento.

Por el camino, el índice marcó mínimos del año en el -4,77 por ciento en octubre, la tasa más alta en 12 meses, coincidiendo con la idea de que la inflación ya no era tan temporal como insistían los bancos centrales y que podrían retirar los estímulos económicos antes de que venciera el plazo.

Publicidad

De hecho, ha sido el discurso más agresivo de la Reserva Federal de los Estados Unidos lo que motivó estos movimientos al alza, ya que, tras la reunión de octubre, el mercado se preparó para que en noviembre el banco central anunciara la retirara paulatina de los estímulos.

El mercado esperaba que el Banco Central Europeo (BCE) siguiera la senda marcada por su homólogo, pero la distancia que se marcó la presidenta del BCE, Christine Lagarde, hizo que el euríbor volviera a las caídas.

Lagarde opta por la prudencia

A los expertos no les ha sorprendido esta nueva caída del euríbor en diciembre.

“Es posible que en los próximos meses volvamos a tener otro récord a la baja sobre todo tras las últimas declaraciones de Christine Lagarde, en las que señala que no se plantea una subida de tipos ahora ni tampoco en 2022”, explicó el director de hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli.

Publicidad
Publicidad

A estas declaraciones de la jefa del BCE se suman el estallido de la variante ómicron, que genera más dudas sobre la recuperación en la economía europea.

Precisamente, la miembro del BCE Isabelle Schnabel ha reconocido que el supervisor de la zona del euro no tiene prisa por acometer la normalización de la política monetaria.

Es más “será gradual” ha sentenciado, después de reconocer que la nueva variante ómicron ha generado numerosos vientos en contra.

En cuanto a la inflación, admite que será elevada durante un periodo prologando de tiempo, pero que descenderá en el transcurso del próximo año.

Según sus estimaciones, dadas a conocer en la reunión de diciembre, la inflación de la zona del euro en 2021 será del 2,6 por ciento, frente al pronóstico de septiembre del 2,2 por ciento, para acelerar en 2022 al 3,2 por ciento, frente al 1,7 por ciento anticipado anteriormente (1,5 puntos más de la previsión anterior).

Publicidad

La inflación solo comenzará a relajarse en 2023 cuando cierre en el 1,8 por ciento, tres décimas por encima de lo esperado con anterioridad.

El euríbor seguirá en negativo

Todo parece indicar que el euríbor seguirá en negativo varios años más. Bankinter ha revisado sus previsiones para 2022 y 2023. Así, el próximo año, el euríbor cerrará en el -0,30 por ciento, frente a la anterior estimación del -0,32 por ciento.

No obstante, la cautela con la que se moverá el BCE hará que el indicador tarde más tiempo en volver al terreno positivo. Los analistas esperan que a lo largo de 2023 el euríbor mantenga una tendencia alcista, pero más lenta que en sus anteriores previsiones.

Buen momento para la contratación de una hipoteca

Esta parálisis del euríbor será positiva tanto para los hipotecados como para los futuros hipotecados.

Para los primeros, aunque ya no noten apenas la caída del euríbor en la revisión de sus créditos (apenas unos euros al mes) sí que les permitirán seguir teniendo cuotas más bajas que si el euríbor cotizara en positivo o comenzara a subir.

Publicidad

Para los segundos, esto significará que segiurá habiendo ofertas hipotecarias. “Las ofertas de las entidades financieras nos están posicionando en uno de los mejores momentos para pedir un préstamo hipotecario”, destaca Colombelli

El experto recuerda que, en las últimas semanas, cuatro de los principales bancos han bajado sus ofertas en el tipo fijo con el fin de captar los últimos clientes de este 2021.

En portada
Publicidad
Noticias de