Wallbox se mantiene fuerte en la fiebre del vehículo eléctrico

Wallbox continúa fuerte en Wall Street tras un debut donde dobló su valor, y apunta a metas altas de cara al futuro

Wallbox continúa navegando en torno a los 15 dólares (13,26 euros) por acción de la compañía, manteniendo su fortaleza en medio de una fiebre por el vehículo eléctrico que ha impulsado a Rivian hasta los 100.000 millones de dólares de valoración y que mantiene a Tesla por encima de los 1.000 dólares, pese al intervencionismo de Elon Musk.

La empresa de soluciones de carga comenzó a cotizar en la Bolsa de Nueva York a comienzos de octubre, y tras una escalada espectacular en la que consiguió prácticamente doblar su valor, lleva una semana de pequeños altibajos en torno a los 15 dólares en los que se ha estabilizado el precio.

Publicidad

El fabricante con sede en Barcelona, no obstante, tiene margen de mejora en su rango de precios, y parte en cabeza respecto a algunos de sus competidores, aprovechando la estela de bonanza que rodea al mercado del vehículo eléctrico en los últimos tiempos.

Stephen Gengaro, analista de Stifel Financial Corp, atribuye un precio objetivo a la acción de Wallbox de 29 dólares, perfilando un recorrido alcista para una compañía que en el tercer trimestre mejoró en un 16 por ciento sus estimaciones.

Empresas dentro del sector de automoción como pueden ser los fabricantes de productos eléctricos chinos Suzhou Sonavox Electronics, HAXC Holdings Beijing o Zhuhai Enpower Electric se mueve en cotizaciones de 6, 8 y 17 dólares, respectivamente.

Tanto Suzhou como Zhuhai, no obstante, están cotizando en el entorno de precio objetivo establecido por el consenso de analistas que ha evaluado las compañías. Un espejo en el que Wallbox querrá mirarse.

Publicidad
Publicidad

La empresa española contaba a la apertura de mercado estadounidense con una capitalización de mercado de 1.938 millones de euros, cifra en torno a la que oscila durante el último mes después de dispararse desde los 205 millones de valoración con los que contaba el 10 de octubre.

Wallbox va por delante de Tesla en una línea de trabajo

La universidad australiana de Queensland informó a Reuters esta semana de su intención de reclutar a usuarios de Tesla alrededor del mundo para analizar la capacidad de carga de la batería del vehículo para dar apoyo la parrilla eléctrica de la región (donde hay muchas poblaciones en localidades remotas), e incluso proveer directamente a los hogares.

El programa de Tesla y la universidad australiana aprovecharán los datos obtenidos de los kilómetros recorridos y carga realizada en los vehículos presentados voluntariamente en el estudio para estudiar cómo revertir esa energía sobrante a la red.

Wallbox, no obstante, ya ha logrado este hito en un instituto gallego, el I.E.S Lois Peña Novo, donde la empresa española líder en el negocio de los cargadores ha utilizado el cargador bidireccional Quasar para descargar un vehículo eléctrico y alimentar el centro educativo.

La cotizada española en la bolsa estadounidense, además, ha presentado esta semana una nueva solución doméstica que permite cargar los coches eléctricos con energía solar, con la que buscan ofrecer "una manera de ahorrar, y de facilitar la transición hacia un futuro de energías limpias".

Publicidad

El apetito por los vehículos eléctricos y la economía sostenible juega a favor de una empresa que ha fijado su vista en Estados Unidos, donde el histórico plan de infraestructuras firmado por el presidente Joe Biden por valor de 1,2 billones de dólares puede beneficiar enormemente, puesto que contempla ampliar los puntos de carga para vehículos eléctricos con una generosa dotación.

Douglas Alfaro, director general de la compañía en Norteamérica, ya apuntó tras el anuncio del acuerdo entre Wallbox y Uber que "la demanda de vehículos eléctricos está aumentando rápidamente en los Estados Unidos", por lo que tenían que seguir haciendo accesible la carga de este tipo de vehículos.

En portada
Publicidad
Noticias de