Moderna aprovecha en bolsa el traspiés de Janssen y Astrazeneca

Los analistas esperan que la vacuna de Johnson & Johnson siga los mismos pasos que la de Astrazeneca, donde se levantó la suspensión tras analizarse los datos

Las acciones de la farmacéutica estadounidense Moderna rebotaron este martes más del 7% tras conocerse los problemas de trombos asociados a la vacuna contra el coronavirus de Janssen, filial de Johnson & Johnson, lo que llevó al grupo a paralizar su distribución.

Además, las ganancias se vieron aceleradas tras publicar Moderna una actualización sobre su vacuna, que sigue siendo efectiva en más del 90% de los pacientes pasados seis meses de su aplicación.

Otras farmacéuticas, como Pharmamar y Novavax, también aprovecharon el pinchazo de Janssen con la vacuna para subir en bolsa, según informa Economía Digital.

Los inversores redoblaron su apuesta por Moderna ante la evidencia de los problemas relacionados con las vacunas de Janssen y Astrazeneca. Ambas fueron desarrolladas utilizando un adenovirus debilitado, mientras que Moderna, como Pfizer, emplea ARN mensajero.

Las acciones de Johnson & Johnson cayeron un 1,3% como reacción a la noticia, mientras que Biontech, el socio alemán de Pfizer, rebotó un 6%.

Publicidad

Impacto limitado en beneficios sobre las cuentas de Johnson & Johnson

Con todo, los analistas consideran que el impacto de estas noticias sobre los beneficios de Johnson & Johnson será limitado. Todo se circunscribe más bien a un problema de confianza y credibilidad más que a los números.

La empresa tuvo que frenar la distribución en los países europeos, prevista para este miércoles, entre ellos España, que tendría que haber recibido 5,5 millones de dosis.

Publicidad

No obstante, en el mercado se tiene bastante descontado que la contribución de Johnson & Johnson a la vacunación en los Estados Unidos no será de gran calado.

“Una gran mayoría de personas en los Estados Unidos podrá vacunarse antes del verano” a través de las vacunas de ARN mensajero que ofrecen Pfizer y Moderna”, dijo Michael Yee, analista del bróker Jefferies.

La misma hoja de ruta que Astrazeneca

Hasta la fecha, menos del 5% de los estadounidenses que se han vacunado lo han hecho con la inyección de Janssen. Por eso, la noticia no descoloca las proyecciones de los expertos.  

Además, el impacto financiero en Johnson & Johnson no debería ser significativo dado que las ventas se realizan sin ánimo de lucro la pandemia.

Publicidad

Lo que sí esperan los expertos para la vacuna de Johnson & Johnson es la misma hoja de ruta que se siguió con Astrazeneca.

En el caso del grupo británico, se levantó una suspensión temporal cuando la revisión de los datos mostró que los beneficios superaron el riesgo de contraer la enfermedad, apunta Joanne Wuenches, analista de Citi.

Ahora, para que la vacuna de Janssen llegue a España y el resto de países europeos, hace falta que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorice su distribución. El organismo comenzó a revisar los datos la semana pasada.

Moderna exprime los datos de efectividad de su vacuna

Con un competidor en el dique seco, el mercado apostó por Moderna, lo que se vio impulsado por la actualización de los datos de efectividad sobre su vacuna.

A partir de dos semanas después de la segunda dosis, la vacuna fue más de 90% efectiva en general y más del 95% para prevenir casos graves, según un comunicado.

Publicidad

Los resultados son similares a los observados después de seis meses con la vacuna de ARN mensajero de Pfizer y Biontech. A principios de abril, esas compañías dijeron que su vacuna se mantuvo en 91,3% de efectividad hasta seis meses después.

Según el consenso de analistas de Bloomberg, las acciones de Moderna tienen un precio objetivo a doce meses de 169,38 dólares, lo que ofrece un potencial alcista superior al 13%.

El 53% de estos expertos recomienda comprar mientras que el 30% opta por mantener. En lo que llevamos de año, las acciones de Moderna se revalorizan el 43%.

En portada
Publicidad
Noticias de