Empresas del IBEX

Banco Santander revisará su estrategia con el foco en América Latina

Banco Santander congela su plan estratégico y revisará sus objetivos tras el coronavirus. La entidad trabaja con dos escenarios: una recuperación en V y una recesión global donde América Latina juega papel clave

Santander es la entidad con mayor patrimonio gestionado en sicavs

Banco Santander revisará su estrategia tras el coronavirus por lo que congela los objetivos del plan estratégico anunciado hace un año. Con este marco, el grupo bancario trabaja con dos escenarios por el impacto económico: una recuperación en V y una recesión global que afectaría al banco sobre todo por el efecto de las divisas emergentes.

Santander entiende que es demasiado pronto para calibrar un impacto de la pandemia sobre la economía pero el daño sobre el PIB mundial será muy profundo durante los primeros seis meses del año.

Este daño, ha apuntado la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, durante la junta de accionistas de la entidad, no se verá reflejado en las cuentas de del primer trimestre del grupo, que espera que estén en línea con el mismo periodo del curso anterior, pero sí lo estarán en el futuro.

¿Qué más leer?

Botín pide al Gobierno volver “lo antes posible” a la actividad laboral

Por ello, los objetivos aprobados en el plan estratégico, que arrancó el curso pasado y que finaliza en 2022, serán revisados.

En este sentido, el consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez, ha reconocido que el negocio ha sufrido un gran impacto a causa del coronavirus “con una fuerte ralentización en el negocio de particulares”, pero que, por el contrario, se ha incrementado el crédito empresarial, un 16% en marzo según los datos ofrecidos por la entidad.

Dificultades por Latinoamérica

Desde la expansión del coronavirus, ha señalado Álvarez, el banco trabaja con dos posibles escenarios. El primero de ellos es una recuperación en V que se producirá, según las estimaciones del grupo, si se logra frenar la propagación del Covid-19 en el corto plazo y si el apoyo de los bancos centrales y los gobiernos es el adecuado.

El otro es una recesión global que donde más afectaría al Santander es en los países emergentes por el efecto divisa. Álvarez ha reconocido que la depreciación de las divisas emergentes durante este ejercicio está siendo alta y afecta al negocio.

América Latina es la segunda región que más aporta a las arcas del Santander, un 37%, y Brasil es el país que más aporta al grupo, un 28% del beneficio, mientras que México es el quinto con un 9% de este.

El real brasileño y el peso mexicano sufre importantes caídas en este ejercicio por el hundimiento precios en las materias primas. El real está muy ligado a la agricultura y el peso ha tocado mínimos históricos frente al dólar por el derrumbe del petróleo y la guerra de precios entre Arabia Saudí y Moscú.

Respecto a la suspensión del dividendo de 2019 y 2020, Botín ha insistido en lo remitido a la  CNMV. De este modo, ha expuesto que la decisión ha sido tomada por las recomendaciones al respecto del BCE.

A esto ha añadido que “comprende” que muchos accionistas optasen por Santander por el dividendo, pero “tienen que entender” que ahora es “más importante” una respuesta para combatir el virus y que el precio de la acción “no refleja ni el negocio del Santander ni su proyección”, por lo que cree que se recuperará cuando pase la crisis ya que ha afectado a todas las entidades cotizadas del mundo.

Botín cree que lo importante ahora con el ahorro del dividendo es la capacidad para ofrecer 90.000 millones de euros en créditos adicionales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.