Empresas del IBEX

Las siete vidas de Siemens Gamesa

Siemens Gamesa ha sobrevivido a varios 'profit warning' durante el último año pero sus títulos siguen en máximos de 2017. Y vuelve con más razones para convencer a los inversores

Andreas Nauen (segundo por la izquierda), consejero delegado de Siemens Gamesa

La reciente historia bursátil de Siemens Gamesa está plagada de sobresaltos. Algunos de los más importantes llegaron tras una ‘profit warning’, no menos de tres en los últimos doce meses. Y ahí sigue la acción, en máximos de marzo de 2017.

La última de estas advertencias de menores beneficios la desveló el grupo a mediados de junio, tras anunciar el cese de su hasta entonces consejero delegado, Markus Tacke. Comunicaba entonces que el beneficio de explotación (ebit) sería negativo en el tercer trimestre.

El impacto del coronavirus en los negocios del fabricante de aerogeneradores ya era evidente. Pero es que el año comenzó con otro ‘profit warning’, anunciado el 29 de enero, donde la empresa anuncia un coste extraordinario de 150 millones asociado a actividades ‘onshore’.

Advertencias de menores beneficios

Esto sucedió cuando no habían pasado ni tres meses desde que el 5 de noviembre de 2019, Siemens Gamesa comunicara al mercado una revisión a la baja del margen ebit, otra advertencia de menores beneficios que le costó a la acción un desplome del 12%.

Todos estos avisos desataron la volatilidad pero los títulos del fabricante de aerogeneradores siguen aferrados a los 22 euros y han pasado la primera oleada del coronavirus con daños menores.

¿Qué más leer?

Siemens Gamesa acumula 339 millones de pérdidas en seis meses

Se diría que Siemens Gamesa tiene más vidas que un gato y que todas van a ser necesrias, si no fuese porque también dispone de un nuevo plan estratégico con el que pretende ahuyentar todos los fantasmas del pasado. Y quizás revertir esa trayectoria bursátil de montaña rusa.

Nuevon plan estratégico, viejas dudas

Pero está por ver y por demostrar que esto vaya a ser así. De momento, la presentación del plan, desvelado la semana pasada, le costó al grupo caídas del 4,5% en el IBEX 35.

La compañía perdió 339 millones de euros en su primer semestre fiscal, pero ahora prevé volver a márgenes positivos en 2021. Todo dependerá de cómo evolucione el giro estratégico en el negocio de la energía eólica terrestre (onshore) que pretende imprimir el nuevo consejero delegado, Andreas Nauen.

De entrada, las guías a corto plazo fueron “más débiles” de lo esperado, dicen los analistas de Citi. En concreto, el grupo guió un margen ebit ajustado para 2021 de entre el 3% y el 5%, una cifra que queda bastante por debajo del 6,3% que esperaba el consenso de analistas.

El largo plazo, más ajustado

A más largo plazo, para 2023, la empresa prevé un margen ebit de entre el 8% y el 10%, lo que sí está dentro del 8,4% que calcula el consenso de expertos.

Las proyecciones no cayeron bien en bolsa, en parte porque el título ha rebotado ya un 100% desde los mínimos que hizo en marzo en los 11,05 euros. Y había una buena excusa para recoger beneficios.

¿Qué más leer?

Siemens Gamesa cesa a Markus Tacke y anuncia más pérdidas por el impacto del coronavirus

A medio plazo, todo dependerá de cómo se implemente el giro hacia el negocio ‘onshore’, que supone “el desafío clave”, según apuntan los analistas de Berenberg. En su opinión, debería ser el motor de cualquier recuperación de los beneficios durante los próximos tres años.

Agotado el margen alcista

Este cambio llevará tiempo, pero “está respaldado a medio plazo por las sólidas operaciones de servicios y energía eólica marina de la empresa”, dicen estos expertos.

Pero no todo será coser y cantar. En el Deutsche Bank esperan que haya una hoja de ruta clara sobre cómo será este giro estratégico. Aún así, creen que el resultado será exitoso en 2023.

No obstante, las valoraciones parecen haber ido demasiado lejos. Así, el consenso de analistas de Bloomberg calcula un precio objetivo a doce meses de 18,6 euros, lo que ofrece un potencial bajista sobre los precios actuales del 16,5%.

Incluso en “un escenario razonablemente optimista” (margen ebit a perpetuidad del 9%), dicen los analistas del Sabadell, su precio objetivo es de 19 euros por acción, por lo que siguen manteniendo su consejo de ‘vender’ y colocan el precio objetivo “en revisión”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses