Empresas del IBEX

El repliegue del Santander deja una oportunidad para hacer cartera

La reciente caída tras la nueva mutación del coronavirus permite entrar a menor coste en el Santander. Sus perspectivas son buenas

Santander Banca Privada lidera el ranking de patrimonio gestionado.

Las acciones del Banco de Santander encajaron una caída del 8% en las dos últimas sesiones, coincidiendo con el miedo desatado en los mercados por la nueva mutación del coronavirus y por la falta de acuerdo sobre el Brexit.

Sin embargo, la cotización aguantó el tipo razonablemente bien y algo por debajo de los 2,5 euros, aún lejos de los mínimos de 1,5 euros que tocó a mediados de septiembre, lo que invita a pensar más en un descanso temporal que en una corrección severa.

Esta mini recogida de beneficios puede suponer una ventana de entrada para los inversores que se quedaron fuera del rally, y que ahora podrían aprovechar la ocasión para reforzar sus carteras con uno de los valores que sigue entre los preferidos por los analistas.

La diversificación ayuda al Santander

De entrada, el Santander opera al 50% en países desarrollado y el otro 50% de la actividad la desarrolla en economías emergentes. Esta diversificación es un factor que ayuda a la entidad.

“Opera en mercados donde hay crecimiento secular y tipos de interés positivos, lo que puede permitir ganar mucho dinero, a diferencia de lo que sucede con Europa”, dice Marisa Mazo, analista de GVC Gaesco Valores. En el sector bancario, el Santander es uno de los valores preferidos para Mazo de cara a 2021.

¿Qué más leer?

Del Banco Santander a ING. 70.000 empleos menos en la banca

En este sentido, los analistas de Renta 4 Banco también destacan las ventajas de la diversificación geográfica, lo que aporta una ventaja competitiva. Igualmente, es importante la reciente decisión del BCE de levantar el veto a los dividendos. El Santander es de los pocas entidades españolas que todavía tiene margen para pagar antes de septiembre. 

Por otro lado, en Renta 4 Banco también valoran su modelo de negocio, con exposición a seguros y banca de inversión, que aporta visibilidad para una evolución de los ingresos sostenida a futuro.

La fortaleza del segmento consumo es un catalizador

Además de la diversificación, Mazo destaca los negocios incluidos dentro de la marca Santander Consumer Finance, donde la rentabilidad más que compensa la morosidad y es uno de los catalizadores del crecimiento para el futuro.

¿Qué más leer?

El Santander se refuerza en Europa con activos de Wirecard

Respecto a la solvencia, el banco cerró septiembre con una ratio de capital CET1 del 11,98%, en la parte alta de la horquilla que se había marcado.

No debería tener problemas para mantener esta ratio en el futuro, especialmente si no se involucra en operaciones corporativas, estiman en Renta 4 Banco.

El riesgo de una operación corporativa

Este es precisamente uno de los mayores temores del mercado, que el Santander acabe envuelto en alguna adquisición, lo que muy probablemente obligaría a la entidad a tener que ampliar capital.  

¿Qué más leer?

Banco Santander gana un 14% a tres días de pagar dividendo

No obstante, no parece sencillo que esta posibilidad se concrete. El Sabadell es la única entidad con la que habría una lógica económica clara, pero el banco cántabro se desmarcó desde el principio de esta operación.

Como apunta Mazo, el Santander es un banco que es capaz de genera más ahorros de costes “con su propia revolución interna que comprando otra entidad”. Por eso, “no se van a ver envueltos en pequeñas compras”, en la medida en que estas no son operaciones transformacionales.

El año de la verdad para el sector

Desde el punto de vista sectorial, la banca tendrá que afrontar el año que viene un sector con muchos desafíos, pero que “será muy positivo en términos de generación de ingresos”, en comparación con 2020, dice la experta de GVC Gaesco Valores.

¿Qué más leer?

Dividendos. Dónde encontrar oportunidades en 2021

De alguna forma, será “el año de la verdad”, como lo bautizó Mazo, la hora de ver si todo el esfuerzo acometido por los bancos en provisiones será suficiente para cubrir el incremento que se espera en la morosidad.

Lo que sí se esperan son mayores volúmenes de crédito y un efecto positivo de lasas ayudas del BCE. También será muy importante la reducción en costes, por todos os procesos de reestructuración que se están llevando a cabo en el sector.

Revisiones al alza

En precio/valor contable, el sector ha recuperado hasta el 0,58 pero todavía está un 30% por debajo de la cotización media de la última década. El mínimo histórico lo marco en marzo con 0,42 veces.

De este modo, Marisa Mazo considera posible que e año que viene se puede ver un re-rating o una vuelta a las medias de estos precios/valor contable, una vez se vaya despejando la mayor de las dudas, que es la morosidad.

Estar revisión debería ser más profunda en España, dado el mayor peso del sector bancario en la composición del IBEX 35.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses