Empresas del continuo

Faes Farma. Vitamina para las carteras y castigo para el coronavirus

Faes Farma es una farmacéutica sin deuda cuyos beneficios crecen a doble dígito y que tiene en estudio un tratamiento para el coronavirus. Hay catalizadores suficientes para que el valor despegue

Instalaciones de Faes Farma en Leioa (Vizcaya)

Faes Farma es una farmacéutica sin deuda cuyos beneficios crecen a doble dígito. A pesar del coronavirus, para el que también tiene un tratamiento en estudio. Es dueña una cartera potente y tiene un equipo directivo, dirigido por Mariano Ucar, con las cosas claras. Por eso, no se entiende muy bien que sus acciones pierdan en el año un 33%.

¿Qué más leer?

La pequeña farma española que se suma a los tratamientos anti Covid

Además, prevé cerrar el ejercicio con beneficios récord, algo que muy pocas compañías pueden decir. Y las farmacias de todo el país despachan uno de sus medicamentos, el hidroferol, que podría ser la nueva esperanza para reducir la mortalidad por coronavirus.

El sudoku de Faes Farma se completa con unos múltiplos de valoración que difícilmente pueden pasar desapercibidos. Una ratio EV/ebitda de 7,2 veces frente a las 10,9 veces de sus competidores, y un PER de 11,5 veces, respecto a las 16,3 veces de sus comparables.

Dos moléculas estrella en cartera

Las dos moléculas estrella de Faes Farma son la bilastina y el hidroferol. La primera es un antihistamínico comercializado bajo la marca Bilaxten que se ha hecho con un tercio del mercado nacional y que el grupo está empezando a comercializar, a través de acuerdos, fuera de España.

El éxito de este compuesto muestra que el grupo está “recogiendo los frutos de un largo plan de inversiones e I+D”, dice Juan Díaz-Jove, cogestor del fondo Rentamarkets Narval.  

Se trata de fomentar la etapa actual la comercialización y el desarrollo de nuevas aplicaciones en sus dos moléculas más importantes.

¿Qué frena a los inversores?

El dilema que frena a los inversores es la “progresiva pérdida de protección de patente de su molécula bilastina en España en 2021, en el resto de Europa en 2022 y más a largo plazo Japón en 2026”, dicen en un reciente informe los analistas de Renta 4 Banco.

Este es el peligro del conocido como “patent cliff”, el acantilado de las patentes o la caducidad de los derechos para comercializar en exclusiva un determinado medicamento. La razón que hundió en la depresión a los títulos de Faes Farma.

Los títulos, infravalorados

Pero a juicio de los expertos de Renta 4 Banco, “el precio actual de las acciones no valora adecuadamente el negocio subyacente de la compañía”.

Es más, creen que la empresa tiene las suficientes palancas para impulsar los resultados hasta 2026, cuando vence la patente de bilastina en Japón.

¿Qué más leer?

Así funciona el medicamento de Faes Farma contra el coronavirus

Las fuentes de este crecimiento vendrán del desarrollo de las actuales moléculas que Faes Farma tiene en su cartera de productos. Además, serán importantes los nuevos lanzamientos y los acuerdos de licencias, así como el crecimiento orgánico de las filiales adquiridas.

El equipo directivo, un plus

Es precisamente el crecimiento orgánico una de las fortalezas que gustan a Díaz-Jove. En su opinión, el grupo lo ha sabido compaginar con la expansión inorgánica. Un “éxito del equipo directivo”, al que este experto califica de “excelente”.

La expresión que resume el éxito de la estrategia es el acuerdo en Japón para bilastina, el mayor mercado mundial de antihistamínicos. Un tercio del mercado mundial de estos medicamentos pasa por tierras niponas, y el grupo ya tiene un 15% de cuota en su tercer año.

Por el lado inorgánico, “destaca la creación de valor con cada adquisición que realiza, siendo el máximo exponente la compra e integración de Ingaso Farm”, recalca Díaz-Jove.

Hidroferol como catalizador y punta de lanza contra el coronavirus

Todos estos elementos deberían ser catalizadores para desatascar al valor. Pero el impulso de corto plazo podría llegar gracias a su otra molécula estrella, el hidroferol.

Hace unas semanas se supo que este medicamento reduce "significativamente" el riesgo de ingreso en UCI de los pacientes con Covid-19.

En realidad, es una molécula que combate el déficit de vitamina D en el cuerpo humano. Y según estudios recientes, el papel de esta vitamina es clave en el funcionamiento del sistema inmunitario y en la prevención de enfermedades respiratorias, entre ellas la provocada por el coronavirus.

La Universidad de Córdoba llevó a cabo un ensayo para medir los beneficios del hidroferol. Se hizo con 76 pacientes, una cifra poco significativa, pero ahora se ha ampliado el rango hasta incluir catorce hospitales.

Lo que sí se sabe es que el tratamiento con hidroferol redujo el riesgo de que estos pacientes tuviesen que ingresar en unidades de cuidados intensivos el 95% de los casos.

Catalizador para las ventas

Es más, algunos estudios reflejan que el hidroferol tendría ventaja sobre la molécula en estado puro (colecalciferol o vitamina D3). El organismo lo absorbe mejor y tiene un perfil de seguridad superior.

Por eso, explican en Renta 4 Banco, ello debería afianzar “la notoriedad de esta molécula como alternativa terapéutica, impulsando sus ventas a la vez que abriendo las puertas a nuevos acuerdos de licencia a nivel internacional”.

Faes Farma vende este producto directamente en España, donde contabiliza unas ventas de 30 millones de euros. Y ha cerrado acuerdos de licencia para llevarlo a Italia y Polonia.

Para Faes Farma, el hidroferol debería ser un catalizador. No solo por su efecto sobre el Covid-19 (a falta de conocer ensayos más amplios) sino por la posibilidad de que en el futuro puedan surgir nuevas aplicaciones, una detectada su eficacia antivírica.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses