Empresas del continuo

El acuerdo de Abengoa continúa sin el apoyo de Andalucía o Valencia

La compañía cierra la rebelión de Abengoashares, pero se mantiene a la espera del Gobierno andaluz o la activación de la vía valenciana

La Junta de Andalucía, con Juanma Moreno a la cabeza, sigue insistiendo en que no pueden apoyar a Abengoa
La Junta de Andalucía, con Juanma Moreno a la cabeza, sigue insistiendo en que no pueden apoyar a Abengoa

Abengoa salva la rebelión de los accionistas minoritarios con la aceptación de estos de la propuesta del consejo apoyada por los acreedores y esperan cerrar por completo el rescate antes del 31 de diciembre. Pese a ello, la ingeniera mantiene que la participación de la Junta de Andalucía es necesaria para la viabilidad del grupo.

¿Qué más leer?

Marcos de Quinto: "Abengoa sigue ocultando información"

El acuerdo a tres bandas deja sin especificar si el Gobierno andaluz se sumará al 'plan Vellocino', como se conoce a la operación, con el aporte de 20 millones de euros que según la multinacional son estrictamente necesarios para evitar la quiebra.

Desde el ejecutivo dirigido por Juanma Moreno insisten en su negativa de aportar dicho montante alegando la inexistencia de mecanismos jurídicos válidos mientras la ingeniera asegura que tienen el compromiso de la Junta de Andalucía desde mayo.

La vía valenciana

Ante esta situación, la ingeniera estudia el traslado de la sede social a la Generalitat Valenciana, pero se encuentra con escollos parecidos a los de Andalucía, tanto políticos como económicos.

La vicepresidenta y portavoz de la Generalitat, Mónica Oltra, señaló que el posible traslado de sede no está pactado. Estas declaraciones sacaron a relucir tanto las discrepancias entre los socios de Gobierno, PSOE y Compromís, como con la oposición, el PP y Ciudadanos que, además, gobiernan en coalición en Andalucía.

Oltra fue tajante al asegurar que no había proyecto, ni documento ni tramitación administrativa más allá de una “sugerencia verbal”. Además, desde Valencia también son conscientes del posible juego político que se escondería detrás de esta decisión al tratarse de un gobierno de distinto color del andaluz.

Requisitos de documentación

Las palabras de la vicepresidente rememoran las usadas por diferentes cargos del Ejecutivo andaluz cada vez que se les preguntaba por la participación de la Junta en el rescate.

Por el lado de autorizaciones, la sociedad debe demostrar que se convertiría en estratégica para el crecimiento económico de Valencia más allá del traslado de sede con la contratación de trabajadores.

Sobre la mesa estaría la opción de que Abengoa también trasladase parte de la sede operativa y realizase inversiones en la región. Unas inversiones complejas de llevar a cabo por la situación empresarial que atraviesa el grupo.

La baza de la visibilidad

El presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, no esconde que la llegada de una compañía como Abengoa a la autonomía que preside puede ser un chute de visibilidad por los más de 14.000 empleados que componen la ingeniera y con presencia en los cinco continentes.

¿Qué más leer?

De Quinto acepta la oferta para el regreso de Urquijo al frente de Abengoa

Sería una forma de impulsar la imagen de la región en un momento crítico para la economía y el desarrollo empresarial, pero el propio deterioro de las arcas valencianas no invita a hacer grandes esfuerzos en favor de Abengoa.

Hasta la fecha, la Junta de Andalucía permanece inmóvil en su decisión y en el mismo día de anuncio de acuerdo entre Abengoashares y la sociedad volvió a negar su participación. Mientras, la vía valenciana no termina de arrancar.

La tercera opción para los 20 millones

Según lo apuntado por la multinacional, el rescate cifrado en más de mil millones de euros necesita del sustento del citado montante para sobrevivir, por lo que, tras las negativas institucionales, se contempla que los acreedores o la banca entrasen en juego.

¿Qué más leer?

Abengoa y la marcha atrás de los accionistas

La opción de que los actuales participantes de la reestructuración se hiciesen cargo del importe de la Junta se puso sobre la mesa bajo diversas fórmulas como créditos participativos, que era la estrategia de Abengoa para salvar el pasivo de 153 millones de la vieja matriz que ahora desaparecerá.

Pese a ello, fuentes financieras señalaron a finanzas.com que la banca no quería que el ojo continuase sobre el sector y los acreedores y que la compañía debía ceñirse al rescate anunciado el seis de agosto en el que se exponía que Andalucía era un actor más del acuerdo.

La junta de accionistas del 21 o 22 de diciembre

Con todo, se espera a la junta extraordinaria del 21 de diciembre, en primera convocatoria, o el 22 de diciembre, segunda convocatoria y la más probable, para la ratificación del nuevo acuerdo conocido.

Dicho documento contempla la conversión de acciones de minoristas de importe total inferior a 150.000 euros en obligaciones de Abenewco 1 a un interés del 12%. Por otro lado, desaparecerá la matriz, el plan inicial sigue vigente y Gonzalo Urquijo mantendrá la presidencia del grupo resultante.

Esto supone la renuncia de las reivindicaciones de Abengoashares con el paso atrás de Marcos de Quinto y con solo un consejero de la plataforma dentro de Abenewco1.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.