Emergentes y Latam

«Si me deportan a Rusia seré encarcelado, torturado y asesinado»

El antiguo gestor de hedge funds Bill Browder nos relata el dramático viaje que le llevó a convertirse en uno de los mayores enemigos públicos del Kremlin

  • ¿Qué lleva a un exitoso gestor de hedge funds a convertirse en defensor de los derechos humanos a tiempo completo?

Se trata de una progresión muy extraña para un profesional de la inversión, ¿verdad? Mi decisión tuvo que ver con una terrible tragedia: la tortura y asesinato de mi abogado, el ruso Sergei Magnitsky.

Sergei trabajaba para mí en Moscú y nos ayudó a descubrir un enorme caso de corrupción del Gobierno ruso. En represalia, fue arrestado, torturado durante 358 días y asesinado en noviembre de 2009.

Si no hubiera sido mi abogado, seguiría vivo. Esa responsabilidad, su muerte, pesa cada día sobre mis hombros. Y la única manera de que pueda sentirme en paz es lograr justicia para él. Eso significa dedicar mi tiempo, energías y recursos a perseguir a los que le asesinaron.

También significa dejar de lado mi negocio y convertirme en un defensor de los derechos humanos a tiempo completo.

  • Gracias a esos esfuerzos, Estados Unidos adoptó una ley que lleva el nombre de Magnitsky y que permite congelar los activos de extranjeros involucrados en casos de corrupción o acusados de violar los derechos humanos. Pero, ¿se han hecho los suficientes esfuerzos en la Unión Europea, donde hay bancos implicados en blanqueo de capital ruso?

Ni de lejos. La UE no ha aprobado la ley Magnitsky, lo que significa que los violadores de derechos humanos rusos y del resto del mundo pueden venir a la UE cuando les apetezca. Y eso tiene que cambiar.

Hay bastante consenso entre los estados miembros pero Hungría bloquea la iniciativa, que precisa de una aprobación unánime. Y Hungría está gobernada por el primer ministro Viktor Orbán, amigo íntimo de Vladimir Putin.

El otro problema que tenemos, como usted ha mencionado, es que muchos bancos europeos se están beneficiando del dinero que viene de Rusia. Y ningún banquero ha ido a prisión por lavar dinero negro ruso.

La rentabilidad es elevada, las consecuencias reducidas, así que continúan haciéndolo. He realizado numerosas investigaciones, incluyendo una aquí en España, y es crucial que la gente vaya a la cárcel por esto. 

  • ¿Qué descubrió en España?

Tras la muerte de Magnitsky por revelar el robo de 230 millones de dinero público, comenzamos a investigar dónde habían ido a parar esos fondos. Hemos dedicado diez años a descubrirlo.

Y una parte se había destinado a comprar propiedades de lujo en España. Hemos colaborado con la justicia española para denunciar este hecho. Actualmente, el caso está en manos del fiscal José Grinda.

  • También en España, los servicios de inteligencia han detectado la presencia del espionaje ruso en la crisis de Cataluña, ¿qué intereses podría tener Rusia en este tema?

Putin tiene dos grandes intereses: romper la Unión Europea y la OTAN. Por eso, está encantado de promover cualquier cosa que cree caos o fracture la Unión Europea. Y, por eso, los rusos estuvieron involucrados en el referéndum de Escocia, en el debate del Brexit y en el separatismo catalán.

  • ¿Qué tipo de estrategias usan para lograr sus objetivos?

Identifican políticos de extrema derecha o extrema izquierda y les dan apoyo financiero. Asimismo, difunden noticias falsas en redes sociales e incluso sobornan a políticos e instituciones dentro y fuera del Gobierno.

Lo hacen sin estar muy seguros del resultado. Pero tampoco les importa demasiado si ayuda a crear confusión y caos. 

  • En el caso de Estados Unidos, ¿podríamos ver otro intento de interferir en las próximas elecciones?

Hay una probabilidad del 100 por cien de que Rusia interferirá en las elecciones de Estados Unidos porque no sufrió ninguna consecuencia por hacerlo la última vez.

  • ¿Cuáles son los efectos de la corrupción y el lavado de dinero en la cartera de un inversor? Porque usted empezó así, viendo que estas lacras afectaban a sus inversiones.

Las compañías en las que invertíamos no estaban generando, ni de lejos, los beneficios que podrían haber arrojado si hubieran sido compañías honestas.

Los beneficios acababan en manos de oligarcas o funcionarios corruptos. Y en el caso del lavado de dinero es incluso peor. Porque uno puede llegar a la conclusión de que no quiere invertir en Rusia (y, de hecho, el 99 por ciento del mundo piensa ya así).

Sin embargo, muchas personas invierten en los bancos Swedbank, Danske, Raiffeisen o Nordea, donde ha acabado el dinero negro de Rusia. Aunque las acciones de esos bancos están bajando porque los inversores temen enormes multas por ello. 

  • Aun así, hay fondos que invierten dinero en Rusia...

Nadie debería poner dinero en Rusia. Es un país «ininvertible». Porque no puedes predecir lo que va a pasar. Que una compañía gane dinero no quiere decir que tú lo vayas a ganar. 

  • Pero eso pasa en otros países... 

El imperio de la ley tiene que regir en un país para poder invertir en él. Hay muchos países emergentes que pueden entrar dentro de la categoría de no invertibles pero me atrevería a decir que Rusia es mucho peor que cualquiera de ellos. Es el país más peligroso y corrupto para un inversor.

¿Por qué? Porque hubo una fusión entre la KGB y la mafia tras la caída del régimen soviético. Por eso, la mafia y el Gobierno son lo mismo. Y la policía que debería vigilarles está involucrada.

  • Se me viene a la cabeza China, uno de los mercados más rentables del año pasado para los inversores y, sin embargo, un país tan complicado como Rusia a muchos niveles.

La diferencia radica en que el principal objetivo de los dirigentes rusos es robar dinero. Mientras que, en China, el principal objetivo del Gobierno es el interés nacional.

Puede haber políticos corruptos pero la corrupción no es la fuerza motora. Además, no se lo pueden permitir porque hay tantos millones de personas que sacar de la pobreza en China que el país se rompería si no gobernaran así.

Eso no quiere decir que China sea un gran país para invertir. Si te estafan en China, ¿a quién demandas? Si vas a la justicia, ¿puedes ganar siendo extranjero? Claro que no. ¿A qué periódicos te diriges a denunciarlo si están controlados por el Gobierno?

Solo puedes cruzar los dedos y desear que te traten bien porque, si no lo hacen, no tienes nada que hacer.

  • Volviendo a Estados Unidos, ¿tiene miedo de viajar a su país natal sabiendo que Donald Trump estuvo a punto de pactar su deportación con Putin?

No, aunque ese fue un momento aterrador durante la cumbre de Helsinky.

  • ¿Qué le pasaría si le deportaran?

Sería encarcelado inmediatamente, torturado y asesinado.

  • ¿Teme por su vida?

El trabajo que he realizado para sacar adelante la ley Magnitsky ha provocado una crisis dentro del régimen de Putin. Están realmente enfadados conmigo por ello.

Me han amenazado con la muerte, el secuestro, el arresto, la extradición... Me han demandado varias veces y han presentado muchísimos cargos criminales en mi contra. Desafortunadamente, esta es la vida que me ha tocado vivir.

  • ¿Si pudiera dar marcha atrás, ¿habría actuado del mismo modo?

Una vez instalado en Rusia, habría actuado del mismo modo. Pero, de poder cambiar el pasado, no me habría mudado a Rusia en primer lugar.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses