Las pésimas explicaciones de Lagarde empujan al euro/dólar a fuertes caídas

El pésimo discurso de Christine Lagarde sobre los tipos y el plan antifragmentación lastran al euro. El mercado teme que el sustituto de Mario Draghi sea un euroescéptico

La subida de los tipos de interés en 50 puntos básicos anunciada por el Banco Central Europeo provocó fuertes caídas en la cotización del euro/dólar, justo lo contrario de lo que tendría que haber sucedido.  

El par de divisas más negociado del mundo enfiló de nuevo el camino hacia la paridad, lastrado por la confusión que provocó el discurso de la presidenta del BCE Christine Lagarde, y las dudas generadas por el TPI, el nuevo mecanismo contra la fragmentación.   

Tampoco ayudó a la moneda comunitaria la dimisión de Mario Draghi y el desplome de los bonos italianos, aunque el verdadero rompecabezas para el mercado vino con las palabras de la banquera francesa.  

Publicidad
(VIDEO: FINANZAS.COM).

Pésima comunicación por parte del BCE 

“La subida de 50 puntos tendría que haber dado alas al euro, el problema es que el BCE y Lagarde son pésimos en la comunicación”, dijo a finanzas.com Miguel Ángel Rodríguez, analista experto en divisas del broker Capex.  

En concreto, cuando preguntaron a Lagarde sobre las subidas de tipos en los próximos meses, primero dudó, luego transmitió mal la información y finalmente dejó un poso de incertidumbre entre los inversores.  

Además, “tampoco supo explicar bien el programa TPI”, añadió Rodríguez.

Publicidad

Los requisitos para acceder a las eventuales ayudas son muy vagos e incluyen criterios políticos. Por ejemplo, Italia no sería elegible bajo estos criterios, lo que provocó más caídas en los bonos italianos. 

Publicidad

El problema es que Draghi acababa de dimitir poco antes del discurso de Lagarde, y la presidenta del BCE echó más leña al fuego en vez de sofocar el incendio. 

“Los mercados esperaban un programa generoso de apoyo a países como Italia. El BCE presentó un programa con pocos detalles y poca transparencia donde no está claro si Italia podría ser elegible”, coincidió Pablo Duarte, analista senior del Instituto de investigación Flossbach von Storch. 

El euro sufre ante la falta de una hoja de ruta clara 

Más allá de los errores de comunicación, el problema es que el BCE no tiene una hoja de ruta clara para manejar las expectativas de política monetaria, lo que terminó por acelerar las caídas de la moneda comunitaria.   

“El consejo del BCE decidió eliminar cualquier guía futura sobre las decisiones de tasas de las próximas reuniones, al decir que se tomarán con base a los datos y que mantendrán flexibilidad”, apuntó Duarte.  

“El mercado está tratando de obligar a Lagarde a dar una guía clara sobre cuándo usarán la herramienta y el compromiso de 'cueste lo que cueste', mientras que Lagarde todavía no quiere regalar demasiado”, dijo Kaspar Hense, gestor de activos de BlueBay. 

Publicidad

La sensación es que el BCE alarmó a los mercados en vez de calmarlos, lo que nuevo colocó al euro/dólar rumbo hacia la paridad.  

Lo que dejó claro el BCE “es que no tiene la situación inflacionaria bajo control y que, a diferencia de la reserva federal, no pareciera tener la determinación necesaria para actuar”, explicó Duarte.  

¿Puede Italia salir del euro? 

La tercera derivada que deprimió al euro es la crisis política abierta en Italia. El colapso del Gobierno de Mario Draghi y su posterior dimisión disparó la incertidumbre y abrió la puerta a una posibilidad que aterra al mercado: el triunfo en las elecciones de septiembre de un candidato euroescéptico.  

El mercado de derivados comenzó a descontar esta posibilidad, que se traduciría en una posible salida de Italia del euro, con un fuerte repunte en los instrumentos de cobertura de la deuda italiana, conocidos como CDS. 

Publicidad

En concreto, la prima que pagan los inversores por estos seguros escaló a máximos de 2018, de acuerdo con los datos de Bloomberg. 

Simplemente, los inversores están pagando estos precios porque temen que haya un incumplimiento de la deuda italiana, lo que podría conducir a abandonar la moneda única. Es lo mismo que sucedió con Grecia en la crisis de deuda.  

El hecho de que la prima de estos derivados esté en máximos de cuatro años refleja la “inestabilidad política de Italia y la retirada de estímulos del BCE”, apuntaron los analistas de Rabobank.  

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de