La blockchain de Solana colapsa en medio de la tormenta cripto

El exceso de transacciones por la alta volatilidad derriba a Solana, la blockchain emergente que disputa el trono de Ethereum

El exceso de transacciones en la blockchain de Solana llevó al colapso de esta moneda en plena tormenta de ventas en el mercado criptográfico, una oleada que también derribó al bitcoin.

En concreto, los validadores que usan esta cadena de bloques sufrieron los problemas provocados por un exceso de transacciones duplicadas, de acuerdo con un aviso del sitio web de Solana.

Publicidad

“Solana está experimentando altos niveles de congestión en la red”, dijo el aviso. “Las últimas 24 horas han demostrado que estos sistemas deben mejorarse para satisfacer las demandas de los usuarios y apoyar las transacciones más complejas", añadió el documento.

La moneda reaccionó a estas noticias con fuertes caídas que llevaron el desplome al 30 por ciento durante la última semana, lo que provocó la pérdida del nivel de números redondos de los 100 dólares.

Solana es una de las criptomonedas emergentes más populares del mundo y el año pasado se comió de una sentada la rentabilidad del bitcoin y el ether.

Publicidad

La alta volatilidad pasa factura a Solana

Un tuit en una cuenta no verificada que fue retuiteado por el cofundador de Solana Labs, Anatoly Yakovenko, atribuyó los problemas de la red a la "volatilidad actual del mercado", sin dar más detalles.

No es la primera vez que Solana sufre este tipo de problemas. En septiembre, el precio se desplomó un 18 por ciento en apenas una semana tras interrumpirse el servicio en la cadena de bloques.

Publicidad

Los expertos de determinaron que Solana sufrió un “agotamiento de recursos”, problema que refleja la fragilidad de estas monedas.

Son más escalables que el bitcoin y el ether, es decir, permiten hace muchas más transacciones y a un coste mucho más reducido, pero también se colapsan cuando las operaciones se multiplican.

Angustia entre los inversores tras el desplome del bitcoin

Los problemas se agudizaron tras la paliza que encajó el bitcoin este fin de semana, un desplome que llevó los precios hasta los 35.000 dólares. Desde los máximos de noviembre, la criptomoneda más popular del mundo pierde un 50 por ciento.

Los mismos problemas sufrieron otras monedas ligadas al ecosistema de las finanzas descentralizadas (DeFi). Es el caso del polkadot, que retrocedió el 7 por ciento, el cardano, que perdió cerca del 8 por ciento o el avalanche, que se dejó un 6 por ciento.

Publicidad

Para Solana es todo un contratiempo, justo ahora que se había ganado el favor de los inversores con el nacimiento de los primeros fondos de inversión centrados en la moneda.

Además, Bank of America emitió un informe hace apenas unos días en el que afirmaba que Solana podría convertirse en “la visa del ecosistema de activos digitales”.

La ventaja de Solana se convierte en su principal enemigo

Solana es una cadena de bloques muy reciente. Fue creada en 2020 con el gran atractivo de impulsar la escalabilidad. Es decir, la red permite ejecutar un gran número de transacciones a precios mucho más baratos que en Ethereum.

Precisamente, esta ventaja se convirtió en el gran enemigo, tras acumularse las transacciones en un momento de máxima volatilidad en el mercado, lo que llevó al colapso de las operaciones.

Publicidad

En septiembre ya se vio que el colapso del sistema hizo imposible que la red soportara transacciones. Esto sucedió tras interrumpirse la cadena de bloques, una de las peores cosas que le pueden pasar a una blockchain.

En realidad, cualquier tecnología uso masivo se enfrenta a restricciones relacionadas con el ancho de banca, y Solana no es ninguna excepción. Lo que ha sucedido refleja lo nueva que es la industria y los problemas que aún debe abordar.

Durante la última semana de furia vendedora, la cotización de Solana ha perdido alrededor del 40 por ciento de su valor.

En portada
Publicidad
Noticias de