El euro/dólar sigue bajo presión y apunta caídas hasta 1,16

La divergencia de políticas monetarias entre la Fed y el BCE ensanchará el diferencial de tipos a favor de los Estados Unidos, lo que perjudicará aún más al euro/dólar

La cotización del euro/dólar sigue bajo presión. El par de divisas se mueve en mínimos de tres meses y apenas presenta catalizadores alcistas, con lo que se enfrenta a un entorno de más caídas hasta el nivel de las 1,16 unidades.

Esta es la zona que los analistas consideran como el soporte más probable para frenar la tendencia bajista del euro/dólar.

Además, la proyección que llega desde el mercado de derivados tampoco es muy optimista para el euro/dólar. En el largo plazo, la hegemonía del dólar sigue discutida pero a corto el mercado solo piensa en su apreciación.

“El impulso a la baja del euro gana tracción una vez más a medida que se dan los nuevos mínimos del ciclo en el mercado al contado por las apuestas de opciones bajistas”, dicen los estrategas de Bloomberg.

La divergencia de políticas monetarias castiga al euro/dólar

Todo este posicionamiento a la baja contra el euro se explica desde el punto de vista fundamental por la divergencia en las expectativas de política monetaria de la Fed y el Banco Central Europeo.

Tras su última reunión, la Fed empezó a insinuar que el fin los tipos de interés bajos está a la vuelta de la esquina. Ya no se está hablando de retirar estímulos monetarios sino de encarecer el precio del dinero. Tan pronto como el año que viene. Ý el BCE no seguirá este camino.

Publicidad
Publicidad

La correa de transmisión hacia el mercado de estas dos visiones opuestas es el diferencial de tipos de interés entre el bono estadounidense a diez años y su homólogo alemán.

Ahora mismo ronda los 170 puntos básicos a favor de los Estados Unidos pero los analistas prevén que se ensanche todavía más. Esto favorecerá la apreciación del dólar y la caída del euro/dólar.

El diferencial de tipos perjudicará más al euro/dólar

El diferencial de tipos todavía no ha se ha disparado al alza porque “había muchos inversores cortos en bonos estadounidenses”, apunta Miguel Ángel Rodríguez, trader experto en divisas.

Y como estar en corto cuesta dinero, “parece que ha habido un cierre de cortos, lo que ha llevado el precio arriba y la rentabilidad abajo”, añade Rodríguez.

Esta reacción no se corresponde con la expectativa de divergencias en las políticas monetarias. Pero en cuanto “veamos que vuelven los vendedores de bonos, el dólar se debería fortalecer”, recuerda este experto.

Publicidad

Los ajustes de cartera contienen el diferencial de tipos a corto plazo

Por ahora, el diferencial de tipos se ha contenido, en parte gracias a un movimiento de compra de dólares de muy corto plazo.

La razón son los ajustes típicos de cartera que los fondos hacen al final del trimestre. Pero Rodríguez no tiene dudas de que el diferencial de tipos escalará hasta los 200 puntos.

En el fondo, lo que pesa sobre el euro/dólar es “el cambio de discurso de la Reserva Federal y los continuos giros” por parte de algunos miembros del la FED, que “ha dado alas al billete verde”, resume Diego Morín, analista de IG.

China mete más presión al euro/dólar

A todo esto hay que sumar los movimientos de China en el mercado de divisas. El dólar se ha venido debilitando contra el yuan durante este año pero ahora este movimiento se ha parado y el billete verde se está fortaleciendo.

Es decir, “China está permitiendo que el yuan se debilite y el dólar se fortalezca”, observa Rodríguez. La razón es que la subida de las materias primas encareció las importaciones del gigante asiático, lo que pretenden compensar con un yuan más débil.

Publicidad

El efecto colateral es que la mayor fortaleza del dólar contra el yuan apoya más el movimiento de apreciación del billete verde, lo que presiona a la baja sobre el euro/dólar.

El soporte de los 1,16 dólares es el siguiente nivel de referencia para el euro/dólar

De seguir la presión bajista, Morín considera que los primeros soportes a vigilar son los 1,1835 dólares, los 1,18 dólares y los 1,1750 dólares. Más abajo, había que buscar ya los 1,16 dólares, la zona que frenó las caídas el año pasado.

Para Rodríguez, parece que este camino hasta los 1,16 dólares está claro. “Al euro/dólar tarde o temprano lo vamos a ver más bajo, hasta la zona de entre 1,16 y 1,17”, apunta.

En su opinión, los fundamentales están muy claros y además, “el BCE no va a tocar su política monetaria, ni este año ni el que viene, porque no puede”.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de