El euro/dólar registra el mayor rebote en un año

El euro/dólar encara la última semana del mes abril marcando un rebote que ronda el 3%. Aún tiene margen para seguir escalando

El euro/dólar encara la última semana del mes abril marcando un rebote que ronda el 3%. De cerrar con estos avances, el par de divisas más negociado del mundo marcará la mayor subida mensual en casi un año.

Los avances en la vacunación de Europa y la incorporación de Johnson & Johnson alentaron las expectativas de que se acelere la vuelta a la normalidad y los tipos vuelvan a estar algo más altos. Este fue el factor que más pesó desde el punto de vista del euro.

Sin embargo, el potente rebote del euro/dólar tuvo que ver más con la propia debilidad del billete verde.  

Esto ha pasado porque los tipos de interés a largo plazo de los bonos estadounidenses, que rebotaron hasta el 1,77%, se movieron a la baja y están en torno al 1,5%.

Retroceden los temores respecto al incremento de la inflación

El repliegue bajista de la rentabilidad de los bonos se explica principalmente porque se han calmado “los temores respecto a la inflación".

“No parece estar ahora en el foco del mercado”, apunta Miguel Ángel Rodríguez, analista experto en divisas.

Publicidad
Publicidad

La debilidad relativa del billete verde, a pesar de los buenos datos, indica que “los mercados han comenzado a relajar las fuertes expectativas de inflación descontadas durante el primer trimestre del año”, coinciden al respecto los expertos de Monex Europe.

De esta forma, están corrigiendo a la baja las expectativas sobre los tipos de interés a largo plazo y esto ha debilitado al dólar, lo que se ha traducido en un rebote del euro/dólar.

El ‘tapering’, bajo la lupa del mercado

En el centro de todo el debate en el mercado de divisas está el ‘tapering’, la retirada de los estímulos monetarios por parte de los bancos centrales.

Este jueves, la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, dejó claro que el emisor europeo considera que es prematuro retirar los estímulos.

Al desterrar el ‘tapering’, Lagarde aplacó en parte la tendencia alcista del euro/dólar. La  retirada de estímulos supone una relajación la política ultraexpansiva que tiene sus efectos sobre las expectativas.

Publicidad

“Si lo llevan a cabo, podrían repuntar algo los tipos a largo plazo y sería positivo para el euro”, reflexiona Rodríguez.

El ejemplo de Canadá muestra lo que está por venir

La prueba de que el ‘tapering’ es importante para el mercado de divisas es el ejemplo de Canadá.

El banco central canadiense anunció esta misma semana el comienzo de la retirada de estímulos, lo que provocó un rebote inmediato del dólar canadiense.

Automáticamente, el euro saltó de 1,2040 dólares hasta 1,2060 dólares, lo que refleja la sensibilidad de las divisas a esta cuestión.

Publicidad

Recuperación a la vista en Europa

En un escenario más probable de que la vacunación europea avance según lo planeado y el 70% de la población adulta sea vacunado para junio, la llegada del verano “podría reaminar sólidamente la economía”, dicen en Monex Europe.

Este caso sería consistente con una relajación de las compras de bonos por parte del BCE, lo que refuerza el caso de una subida del euro hacia finales de año. Aunque no dio muchas pistas, el tono de Lagarde sonó “esperanzador”, añaden estos expertos.

Por ahora, la cotización del euro/dólar está en rango pero necesita seguir avanzando para alcanzar niveles técnico relevantes.

La próxima referencia son los 1,2243 dólares, resistencia delimitada por los máximos del 25 de febrero. Si lo superase ya podríamos empezar a pensar en proyecciones de de 1,25 dólares o por encima, apunta Rodríguez.

Por abajo, los analistas de IG consideran importante que el euro/dólar haya sujetado en el cierre semanal el nivel de los 1,20 dólares. En caso contrario, el soporte inmediato estaría en los 1,1920 dólares.

Publicidad
En portada

Noticias de