El bitcoin se estrella otra vez contra los 50.000 dólares

El bitcoin fracasa de nuevo al intentar conquistar los 50.000 dólares. La competencia de otras criptodivisas, como Cardano o Solana, pasa factura

La cotización del bitcoin retrocede hasta los 49.400 dólares tras haber intentando sin éxito un nuevo asalto a la cota psicológica de los 50.000 dólares.

La criptodivisa más popular del mundo ya intentó en agosto liquidar esta resistencia en varias ocasiones, pero todos los intentos se saldaron con un fracaso. En esta zona se nota la extenuación de los inversores alcistas.

En realidad, la verdadera resistencia técnica, que no la psicológica, está en los 51.000 dólares. Es justo el nivel que marca el retroceso del 61,8% de Fibonacci desde los máximos de abril a los mínimos de junio. Pero el bitcoin ni siquiera llegó a aproximarse.

Dada la relevancia de esta zona, el bitcoin necesitaría cerrar por encima de los 51.000 dólares para que la extensión del rebote siga su curso.

La explosión de optimismo criptográfico sostiene al bitcoin

El enésimo intento de superar esta zona se produjo gracias a una explosión de optimismo en el ecosistema criptográfico. Lo cierto es que el flujo de noticias se ha puesto de cara en el inicio de septiembre, para el bitcoin y para el resto de ‘altacoins’.

En opinión de Petr Kozyakov, cofundador y director ejecutivo de la red global de pagos Mercuryo, hay dos noticias que explican el último impulso del bitcoin.

Publicidad
Publicidad

Por un lado, acaba de trascender que Twitter planea permitir el pago con bitcoins y ethers en su función ‘Tip Jar’ (bote de las propinas). Esta funcionalidad permite que los creadores de contenido puedan obtener financiación para sus proyectos.

Por otro lado está “el lanzamiento oficial del bitcoin como una moneda de curso legal en El Salvador a partir del 7 de septiembre", dijo Kozyakov.

Este experto espera que el precio se mantenga en torno a los 50.000 dólares pero también considera que y hay un mayor más optimismo entre los compradores, lo que podría impulsar las subidas de aquí a final de año.

Furor por la ‘altcoins’ ligadas al ecosistema DeFi

También hay que tener en cuenta que buena parte de los flujos de capital que antes iban hacia el bitcoin, ahora se están colocando en criptodivisas alternativas (‘altcoins’) ligadas a la eclosión de las finanzas descentralizadas (DeFi). Son monedas que echan humo.

Es el caso del Cardano, que volvió a superar sus máximos históricos por encima de los 3 dólares, o del Solana, que se disparó alrededor del 60 por ciento en la última semana, mientras que Polkadot se revalorizó el 22 por ciento.  

Publicidad

Tampoco le fue mal al ether, la divisa que libra una guerra con el bitcoin para dominar el mercado, y que se disparó hasta los 3.843 dólares, frente a los 3.100 dólares en los que cotizaba a mediados de agosto, el 24 por ciento más.

Esta euforia por las ‘altcoins’ tuvo como protagonistas a los inversores minoristas, que a finales de mayo tenían una cuota del 37,5 por ciento de estas monedas, frente al 18 por ciento de enero, según datos que citan los analistas de JP Morgan.

El bitcoin atrae menos dinero

Con toda esta competencia, lo cierto es que el bitcoin no consiguió seducir a muchos compradores nuevos. Los fondos de la criptodivisa experimentaron un flujo de salida de capital de 61 millones de dólares en agosto, según datos de CoinShares.

De acuerdo con la misma fuente, en 14 de las últimas 16 sesiones esta fue la tendencia dominante, la salida de flujos de capital.

Publicidad

En estas condiciones, será importante que el bitcoin sostenga el nivel de los 50.000 dólares para que no se difumine el impulso alcista, que ya de por sí ha sido menor que en otras monedas del mercado.

Si las caídas van a más, los precios podrían dirigirse hacia los 42.400 dólares, donde hay un soporte conformado por el retroceso de Fibonacci del 38,2 por ciento.

En portada
Publicidad
Noticias de