La Fed evitará dar pistas sobre el tapering

El banco central no modificará su política acomodaticia en la reunión de este miércoles

La agenda de los bancos centrales hasta junio centrará la atención de los mercados. En esta ocasión, le toca al turno de la Reserva Federal.

Sin embargo, no se esperan cambios en su política monetaria ni tampoco en el mensaje que lance su presidente, Jerome Powell. 

Publicidad

Durante su intervención, Powell se encargará de trasladar el compromiso que tiene el banco central con la recuperación por lo que no habrá una retirada adelantada de los estímulos.

Perspectivas de recuperación sólidas

“Las perspectivas de recuperación son sólidas, como lo demuestra la aceleración de la creación de empleo (en marzo se crearon 916.000 puestos de trabajo no agrícolas, frente a los 647.000 previstos) en el contexto de una campaña de vacunación masiva”, explica Franck Dixmier, director de inversiones global de renta fija de Allianz Global Investors.

Sin embargo, esta recuperación se concentra en ciertos sectores de la economía y aún no está lo suficientemente extendida como para restablecer el pleno empleo: entre 9 y 10 millones de estadounidenses no han encontrado trabajo desde febrero de 2020.

Andrés Aragoneses, analista de Singular Bank cree que Powell pondrá en especial enfásis en los riesgos que supone una recuperación desigual de la economía. “Si se produjera una retirada de los estímulos antes de tiempo se pondría en peligro la recuperación”, añade.

Publicidad
Publicidad

Retirada de los estímulos a finales de verano

Un punto de inflexión podría ser que la vacunación en los Estados Unidos alcanzara al 75% de la población. Alcanzar este objetivo podría llevar a la Fed a un tapering.

Axel Botte, estratega de Ostrum AM (Natixis IM), recuerda que "Jerome Powell ha hablado recientemente de tapering, pero creemos que el anuncio oficial podría producirse a finales de verano (en Jackson Hole)".

El experto añade que "es probable que el escenario de tapering se traduzca en una reducción gradual de 10.000 millones de dólares en las compras de T-notes en cada FOMC en 2022. El pico de los estímulos monetarios, sin duda, se ha superado con creces.”

Aunque Dixmier argumenta que la acción de la Fed estará determinada por las cifras de empleo e inflación. Al hacerlo, la Fed se está colocando en un modo "reactivo" en lugar de "proactivo", y está asumiendo una posición "detrás de la curva". 

Sin embargo, la Fed debe permanecer particularmente atenta a la inflación, como repitió recientemente el presidente Powell, cuando dijo que estaba listo para tomar las medidas necesarias si la inflación excedía sustancialmente el 2% durante un período prolongado.

Publicidad

Mejora de las previsiones

En su última reunión en marzo, la Fed mejoró su pronóstico para la recuperación económica de los Estados Unidos, y elevó su previsión de crecimiento al 6,5% para 2021, frente al 4,2% previsto a finales de 2020.

También mejoró la proyección para la inflación de este año al 2,4%, por encima del 1,8% anticipado previamente, y adelantaron que el desempleo bajará al 4,5% a fin de año, en vez del 5% previsto hace tres meses.

En portada
Publicidad
Noticias de